2 medallistas de oro olímpicos comparten cómo han gestionado su salud mental en los Juegos de Tokio

Bethany Shriever en el podio tras ganar el oro (izq.) y Max Whitlock con su sexta medalla de oro (dcha.).
Bethany Shriever en el podio tras ganar el oro (izq.) y Max Whitlock con su sexta medalla de oro (dcha.).
Getty Images
  • Los medallistas de oro Bethany Shriever y Max Whitlock describen la “olla a presión” de los Juegos Olímpicos.
  • Los deportistas explican a Business Insider que los equipos que les rodean son vitales para mantener la compostura.
  • Shriever ha aprendido a controlar sus pensamientos, dice, y añade que es importante no pensar “que puedes caer”. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La semana pasada Simone Biles revolucionaba el mundo entero al anunciar que no competiría en la final por equipos de gimnasia femenina al no sentirse preparada para rendir al máximo nivel por culpa del estrés. “He decidido dar un paso atrás y poner la salud mental primero”, comentó Biles en una rueda de prensa.

Bethany Shriever y Max Whitlock son dos atletas británicos que han ganado la medalla de oro en las competiciones de carreras de BMX y en la gimnasia de caballo con arcos masculino respectivamente. Ambos campeones han contado a Business Insider cómo han afrontado la intensa presión para alzarse en lo más alto del podium, a la vez que elogian a Biles por su decisión. 

“Puede que sea una novata en la escena, pero al haber vivido mi primer evento olímpico, soy muy consciente de las presiones a las que se enfrentan los atletas”, cuenta Shriever, de 22 años, al día siguiente de su victoria. “Cuando se trata de nuestra salud mental, es tan importante como la física”.

Aunque Shriever asegura que ella misma no ha llegado a experimentar esa sensación de “quemarse”, asegura que ya sabía lo importante que es tener un equipo de apoyo fuerte alrededor. 

La salud mental será uno de los grandes problemas de 2021 por la pandemia del coronavirus.

“Equilibrar la presión para tener éxito no es fácil, y no puedo elogiar lo suficiente el apoyo y la atención que he tenido de los psicólogos deportivos a lo largo de estos años”, cuenta. “La gente dice que mi deporte es muy peligroso y me pregunta si no tengo miedo de caerme y estrellarme. Por eso, hay que tener la mentalidad adecuada”.

Y añade: “El día de la carrera mantuve la calma, no me estresé en absoluto, y simplemente fui a por todas. Mantener la calma y la tranquilidad me ayudó a ganar”.

Este deporte es peligroso (Shriever se ha roto la pierna 2 veces en su carrera), pero afirma que los psicólogos le han ayudado a no perder la cabeza. 

“Con los años, he aprendido a controlar lo que pasa por mi cabeza. No puedes correr y pensar en caerte de la bici. Aprendes a separar eso”, dice. “He tenido muchas lesiones a lo largo de las carreras, y cada una de ellas es un gran revés, pero no puedo pensar en ellas, ya que entonces nunca volvería a subirme a una bicicleta”.

Shriever además se apresura a señalar las presiones a las que se ven sometidos los deportistas.

“Puede llevarte a un lugar muy oscuro. Las largas jornadas de entrenamiento, el no ver a tu familia, la presión para que tengas éxito pueden pasar factura. No es fácil”, afirma. “Lo que me ha ayudado enormemente son mis padres y mi novio, que también es corredor de BMX y entiende la naturaleza del trabajo.”

“Los Juegos Olímpicos pueden ser como una olla a presión”.

Koa Health, la startup española de salud mental digital que quiere revolucionar la atención del bienestar y las terapias

Whitlock, que ha sido aclamado como el mejor gimnasta británico de la historia tras ganar su sexta medalla olímpica el domingo, dice que, aunque nunca había tratado personalmente los problemas de salud mental, el apoyo que ha tenido le ha hecho ser consciente de lo vital que es.

“Llevo años en este deporte y soy consciente de la ridícula cantidad de presión que se ejerce sobre los hombros de los atletas”, dice Whitlock, gimnasta de 28 años. “Simone es increíble, y creo que lo que ha hecho aquí demuestra mucha fuerza”.

Whitlock cuenta que lo que le ha llevado a sobrellevar mejor la situación, es el fuerte vínculo con su entrenador Scott Hann.

Max Whitlock con su entrenador Scott Hann tras ganar el oro.
Max Whitlock con su entrenador Scott Hann tras ganar el oro.
Laurence Griffiths/Getty Images

“Scott es más que mi entrenador. Es un amigo y también es como mi familia, así que eso me ayuda mucho”, dice. “También tengo la suerte de ser una persona relajada por naturaleza, así que puedo desconectar fácilmente.”

“Otros atletas traen consigo PlayStations y iPads, pero yo puedo estar tranquilamente con mis propios pensamientos y compañía”. 

Y añade: “Me enamoré de la gimnasia a los 9 años, y si haces algo que realmente te gusta, entonces no te parecerá un trabajo duro”.

Whitlock asegura que competir en los Juegos Olímpicos requiere “una mentalidad diferente, pero siempre me he esforzado y he creado objetivos que afortunadamente han dado sus frutos”.

Este contenido fue publicado originalmente en BI Prime.

Otros artículos interesantes:

Un estudio de Microsoft revela que el estrés está provocando que los trabajadores cometan errores que exponen los datos de sus empresas, pero enfrentarse a ellos puede empeorar las cosas

17 trucos para cuidar tu salud mental compartidos por personas que han sufrido depresión, ansiedad...

Menos yoga y más derechos laborales: cómo proteger la salud mental de los empleados en la era del teletrabajo

Te recomendamos

Y además