20 falsos mitos sobre adelgazar y perder peso que debes olvidar

Cada cuerpo es distinto.
Cada cuerpo es distinto.
Butz.2013/Flickr
  • Puede que tengas uno de esos cuerpos a los que simplemente le cuesta más tiempo perder peso, y eso no está mal. No te compares con otros.
  • Decir que los refrescos con cero calorías son mejores o más sanos que los normales simplemente no es verdad.

Ahora que has decidido embarcarte en el viaje de la pérdida de peso, seguramente prefieras que los resultados lleguen más pronto que tarde; quizás tienes un gran evento pronto o unos pantalones en los que debes entrar la próxima semana.

Lamentamos tener que desilusionarte, pero perder peso y adelgazar de un día para otro es imposible. Seguramente muchas personas pierden peso más rápido que otras, y puedes perder un poco mientras duermes, pero casi siempre la pérdida de peso requiere algunas decisiones inteligente y mucha paciencia. Aquí van algunos de los mayores mitos acerca de un rápido adelgazamiento.

Si estás a punto de empezar tu nueva rutina, no te dejes engañar por errores comunes acerca de perder peso. 

Perder peso siempre significa perder grasa

Si de repente has notado una importante bajada de peso en la báscula, sobre todo de un día para otro, puede que te emocione perder peso tan rápido. Pero eso no significa que hayas perdido grasa, ya que puede tratarse de peso líquido.

"El peso líquido es agua extra que se mantiene en los tejidos, articulaciones y cavidades corporales entre las células" comenta Abbey Sharp, propietaria de Abbey's Kitchen.

Es un peso distinto del de la grasa corporal; no se vincula a las calorías consumidas o gastadas.

Un rápido aumento en peso líquido puede deberse a un alto consumo de sodio o a cambios en hormonas y puede reducirse mediante ejercicio o bebiendo suficiente agua (algo contraintuitivo, pero cierto).
 

Puedes quemar grasa localizada

Quizás estás realmente preocupado por el peso en tus caderas y quieres adelgazarlas lo antes posible. Tenemos malas noticias: no puedes.

Por supuesto, puedes perder peso en general comiendo las comidas correctas y haciendo ejercicio, pero no hay forma de decidir qué grasa en concreto vas a quemar.

Cada cuerpo es distinto y es imposible quemar grasa localizada mediante la dieta. Eso sí, hay que decir que en el ejercicio fortaleces ciertos grupos musculares y eso puede hacer que ciertas partes luzcan más delgadas. Echa un ojo a los 30 ejercicios de 30 segundos más efectivos para empezar.
 

Quemar grasa rápido tomando zumos

Pixabay

La dieta del zumo ha sido calificada como una forma de perder peso rápidamente y eliminar toxinas, pero nada más lejos de la realidad. Aunque puede que obtengas una rápida reducción de las calorías, también estás tomando mucho azúcar líquido, que puede disparar el azúcar en sangre y provocar que ganes peso. Además, pasar hambre no es buena idea.

"Tu cuerpo se coloca en modo ahorro porque no sabe cuándo va a ser la próxima comida" comenta la nutricionista Ilyse Schapiro. Recuerda que prescindir de calorías para perder peso puede tener consecuencias adversas si vas demasiado lejos.

Esto es lo que ocurre cuando te sometes a la dieta del zumo.
 

Consumir muchas menos calorías para perder peso rápidamente

Al igual que someterte a la dieta del zumo hará que no obtengas nutrientes y macronutrientes necesarios, someterte a una dieta superestricta muy baja en calorías hará que fracases en lugar de ayudarte a perder kilos. "Comer menos de lo necesario es tan peligroso como comer más" explica Carolyn Brown.

Lisa Moskovitz está de acuerdo: "En un esfuerzo por perder peso rápidamente, mucha gente piensa equivocadamente que comer el mínimo posible de calorías es la mejor solución".

Esto no sólo puede llevar a numerosas deficiencias nutricionales, al obtener menos nutrientes de los que necesitas, sino que puede tener el efecto opuesto sobre la pérdida de peso".

En lugar de quitarte calorías, algo que puede provocar pérdida de masa muscular y bajar el ritmo de tu metabolismo, mantén un consumo saludable (normalmente sobre 1.200-1.800 calorías, dependiendo de tus necesidades nutricionales) y asegurarte de comer mucha fruta, verdura, proteínas y carbohidratos complejos.
 

Dejar los carbohidratos te ayudará a adelgazar

No tires aún tu colador de pasta.No tires aún tu colador de pasta.
No tires aún tu colador de pasta.
dibettadifino/Shutterstock

Otra dieta agresiva que hace mucha gente es la de dejar por completo los carbohidratos.

Los hidratos han sido condenados en las dietas como el demonio, así que muchas personas asumen que en cualquier caso siempre conllevan ganar peso.

Esto es nutricionalmente falso, según el dietista Jim White, propietario de Jim White Fitness and Nutrition Studios. Dejar los carbohidratos por completo te puede hacer ganar peso, ya que te falta la fibra que necesitas.
 

Puedes sudar la grasa

Algunas personas suelen ir a saunas para perder peso, para "sudar la grasa".

Aunque puede que lo notes en el número de kilos, sólo estás perdiendo peso en agua. Tu cuerpo puede fácilmente reponer este líquido después de una comida salada o de un vaso de vino.

Además, elevar tu temperatura durante un período prolongado de tiempo puede ser peligroso; consulta a tu doctor antes de entrar a una sauna o baño de vapor.
 

Verás resultados inmediatamente

Has hecho todo lo que debías hacer para perder peso: has dejado la comida basura, comido muchos alimentos sanos y carnes bajas en grasa, y has estado leyendo Eat This, Not That! para obtener algunos consejos sobre nutrición.

Pese a todo eso ninguna consecuencia reflejada en tu peso. Eso es porque cada cuerpo es diferente. Aunque algunas personas suelen reducirlo todo a un "calorías que entran por calorías que salen", la verdad es que el cuerpo humano funciona de forma mucho más complicada. Cada persona tiene un metabolismo diferente, una serie de hormonas, factores medioambientales y problemas de salud potenciales que pueden jugar su papel en cuánto peso pierde él o ella.

Así que los resultados noticiables pueden tomar su tiempo. Eso no significa que no vaya a ocurrir; sólo debes ser constante y paciente mientras esperas a que la báscula se mueva. No esperes una pérdida de peso inmediata el primer día de tu nueva rutina.

Puedes simplemente hacer ejercicio

Getty Images

Si piensas pasar horas en la cinta de correr o ir a varias clases de spinning consecutivas para perder peso más rápido, está s perdiendo el tiempo y sobreejercitándote sin ninguna razón.

La investigación ha demostrado varias veces ya que, aunque el ejercicio puede acelerar la pérdida de peso, el factor primario es la dieta. El ejercicio corresponde a una pequeña porción de tu gasto energético, así que es difícil crear un déficit importante gracias al deporte.

No obstante, el ejercicio tiene muchos beneficios para tu salud no relacionados con la pérdida de peso, así que sigue yendo al gimnasio, pero no te pases.

Lo volverás a ganar todo

Un viejo mito sobre perder peso dice que cuanto más rápido lo pierdas, más rápido lo volverás a ganar. No siempre es así. Sí, es posible que cuando pierdes unos cuantos kilos debido a la pérdida de peso líquido puedas reponerlos fácilmente. Pero no es así para todo el mundo.

Algunas personas lo pierden rápidamente incluso con cambios sencillos, y lo mantienen si son constantes. No pienses que estás perdido si tienes una semana o dos particularmente exitosas.

Descubre más formas de mantener el peso a raya con nuestra lista de 20 formas de perder peso para siempre.

Es mejor perder peso poco a poco

Pixabay

La sabiduría tradicional dice que el lento pero constante gana la carrera, sobre todo en lo que respecta a adelgazar. Eso no es necesariamente cierto, como demuestra un estudio de 2014 realizado en Australia.

Los científicos dividieron en dos grupos a las personas que realizaban dieta: uno con un plan rápido de 12 semanas para perder peso y otro grupo con un plan gradual de 36 semanas.

Una vez que perdieron esos kilos, se les puso a comer lo mismo, comprobando que ambos grupos se desarrollaron exactamente igual con respecto al peso.

El estudio concluyó que no hay ventaja en perderlo rápida o lentamente. Los dos funcionan.
 

Las pastillas o la cirugía son tus únicas opciones

Getty Images/Christopher Furlong

Algunas personas optan por peligrosas pastillas o cirujía invasiva en un intento por lograr un "arreglo rápido". Lo cierto es que estos métodos pueden ser peligrosos y no siempre se traducen en resultados.

La píldoras dietéticas son inefectivas en el mejor de los casos y dañinas para tu salud en el peor: estas pastillas, como la fentermina, son estimulantes típicos y se asocian con problemas cardíacos, mayor presión arterial e incluso infartos. La cirujía para perder peso, como el bypass gástrico, puede ser increíblemente exitosa, pero no todo el mundo es buen candidato.

Además, dado que es cirujía, el procedimiento también implican riesgos como infección, coágulos y problemas respiratorios. Por si esto fuera poco, algunas personas recuperan su peso después.

A menos que sean prescritas o recomendadas por tu doctor, no confíes en pastillas o cirujía para perder peso rápido.

Puedes obtener resultados similares modificando tu estilo de vida, como alimentarte de forma correcta, beber mucha agua y hacer ejercicio.
 

Es posible para todo el mundo

Tú y un amigo habéis decidido perder peso juntos: los dos coméis lo mismo, hacéis la misma cantidad de ejercicio y dormís las mismas horas cada noche.

Él ha perdido unos 10 kg en una semana mientras que tú tienes problemas con la báscula. Apesta, pero es totalmente normal. Una vez más, todo es mucho más complejo que "calorías que entran y salen".

Cada persona es diferente -con distinto metabolismo, hormonas y masa muscular- así que algunos tendrán más éxito con algunas dietas.

Podrías tener uno de esos cuerpos a los que les toma más tiempo perder peso, y eso no está mal. Sólo ten paciencia, confía en el proceso y evita los 40 hábitos que te hacen enfermar y estar gordo.
 

Dejar el gluten es una garantía de pérdida de peso

GettyImages

Hay muchas razones para dejar de tomar gluten. Si eres celíaco, definitivamente debes dejar de hacerlo. Si tienes problemas de tiroides o crees que puedes tener hipotiroidismo, puede que debas darle una oportunidad a una dieta libre de gluten.

Pero si tu único objetivo para dejar de tomarlo es perder peso, puedes seguir tomando tus sandwiches o rebanadas de pan. Isabel Smith, dietista, nos comenta en 28 reglas para perder peso que puedes saltarte que hacer una dieta libre de gluten no equivale a perder peso. "En su lugar, trata de dejar alimentos procesados como cereales azucarados y crackers.

Una dieta rica en verduras y libre de procesados puede ayudar a perder peso de forma más efectiva que los alimentos sin gluten". En otras palabras, mantén el gluten y los vegetales ricos en fibra.
 

Tirar la yema te hará adelgazar

Los huevos son yema tienen menos calorías que los que sí la tienen, pero quitársela es un error común que deberías evitar.

De hecho, quitársela demasiado a menudo es una mala idea porque dejas de obtener algunos de los nutrientes clave para quemar grasa como la Colina.

Si estás contando calorías, lo ideal es comer una yema por cada 2 o 3 huevos. Así podrás seguir pidiendo tortilals con huevos sin yema.

Beber alcohol hará descarrilar tu dieta.

Si estás tratando de perder barriga, definitivamente no deberías salir a tomar copas con tus colegas en el fin de semana para rememorar viejos tiempos. Sin embargo, vigilar tu dieta no significa que debas dejar de tomar alcohol por completo.

Recomendamos que te mantengas en no más de tres copas a la semana y que evites bombas calóricas como las Margaritas o cócteles azucarados. En su lugar, prueba un clásico vodka o alguna cerveza baja en calorías.

¿Ves? No somos unos aguafiestas. Sabemos que beber tiene su lugar, sobre todo si hay sorprendentes beneficios en tu vaso.
 

Sólo el entrenamiento de alta intensidad sirve para perder peso

Scott Webb/Pexels

No hay nada como salir del gimnasio sudoroso, jadeando y sabiendo que estarás agotado al día siguiente. Te sientes fresco y realizado, y por una buena razón. No obstante, tu entrenamiento no tiene por qué dejarte colorado para que puedas perder peso.

Hacer ejercicio de menor intensidad es tan importante como hacerlo de alta intensidad porque baja el nivel de cortisol en tu organismo, la hormona del estrés responsable de darte hambre.

Un estudio de la revista Obesity incluso vinculó los niveles altos de cortisol con la obesidad fluctuante. Quizás deberías priorizar el yoga de la misma forma que el spinning.
 

Los refrescos light son mejores para ti

Los refrescos en sí son la antítesis de la pérdida de peso. Normalmente tienen muchas calorías, azúcar y un montón de ingredientes poco familiares. Se ha probado que pueden provocar enfermedades metabólicas. Pese a ello, algunas veces debes matar el ansía con una hamburguesa o en el cine, y tienes que ceder.

Los refrescos con cero calorías o light existen por eso, pero pensar que son mejores para ti o más sanos simplemente no es verdad, aunque tienen muchas menos calorías y menos azúcar.

Según un estudio del Canadian Medical Association Journal, los edulcorantes artificiales han sido vinculados a obesidad, hipertensión, diabetes y enfermedades cardíacas. Para ser breves: deja la Coca Cola y prueba uno de estos 12 refrescos que sí son saludables.

Los días en los que puedes comer lo que quieras son buenos

Cuando estás a dieta, no está mal saltártela de vez en cuando. Recompensarte a ti mismo en realidad te da fuerzas para continuar. Pero los días enteros dedicados a darte el placer de comer lo que quieras pueden bloquear la pérdida de peso.

En lugar de programar los días en los que podrás saltarte la dieta, date pequeños placeres que no hagan descarrilar todo tu progreso. ¿Necesitas ayuda para balancear los resultados?

Prueba con una de estas 10 estrategias para saltarte la dieta.
 

No debes comer por las noches

Algunas personas creen que comer temprano por la mañana acelera tu metabolismo o que hacerlo tarde por la noche te hace engordar cuando duermes, pero este estudio del American Journal of Clinical Nutrition concluye que es falso.

Al igual que otros mitos relacionados con la alimentación, el snack de por la noche ha sido conectado con la ganancia de peso porque es normal que comas alimentos hipercalóricos fuera de horas.

Whole Foods no está abierto a media noche, pero esa pizzería de la esquina probablemente sí.

Comer cuando el sol ya se ha ido está permitido, sólo asegúrate de elegir lo más saludable.
 

Debes mantenerte alejado de las grasas

Stephanie Kraus/Flickr

Si estar delgado es tu objetivo, mantenerte alejado de comidas con mucha grasa puede tener sentido.

Pero no todas las grasas son iguales. Mientras que deberías evitar la comida rápida y atrocidades grasientas que incluyan toneladas de grasas saturadas -o peor- y trans, Isabel Smith nos comenta que comidas como mantequilla y aguacate son parte de una dieta equilibrada.

Las grasas saludables son "brillantes para el cerebro y la salud de la piel, además son saciantes y ayudan a perder peso. Cosas como las almendras, mantequilla de cacahuetes, semillas, aguacate, aceites sanos o grasa de pescado son realmente satisfactorios. Te sientes menos hambriento después de comerlos". Disfruta tu tostada de aguacate libre de culpa.

LEER TAMBIÉN: 14 alimentos con grasas saludables que deberías añadir a tu dieta

LEER TAMBIÉN: Cuánto ejercicio debes hacer si estas sentado todo el día

VER AHORA: "Salir al mercado laboral ahora mismo no es una buena idea; los jóvenes deben seguir estudiando", aconseja este experto en Educación

    Más:

  1. Salud
  2. Dietas