Pasar al contenido principal

Hasta 2030 se invertirán 2,8 billones de euros en renovables en el mundo y Europa tratará de relevar a China en el sector de baterías de almacenamiento

Un hombre saudí mira una planta solar al norte de Ryhadh.
Un hombre saudí mira una planta solar al norte de Riad. Reuters

  • En la próxima década se invertirán 3,4 billones de dólares (2,85 billones de euros) en energías renovables en todo el mundo, según un informe de Frost&Sullivan.
  • De esta partida, hasta 2,72 billones de dólares irán destinados a energía eólica y solar. Estas dos tecnologías coparán el 37,9% de la capacidad renovable. 
  • En Europa se destinarán 12.910 millones de dólares anualmente hasta 2030 para el desarrollo de baterías de almacenamiento energético.
  • China, que concentra el 62% de la capacidad mundial de producción de baterías de almacenamiento, cogerá fuerza para impulsar su potencial.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

En la próxima década se invertirán 3,4 billones de dólares (2,85 billones de euros) en energías renovables en todo el mundo, una cifra que se traducirá en que el 54,1% de la capacidad instalada será renovable, incluyendo la hidráulica. De esta partida, hasta 2,72 billones de dólares (2,28 billones de euros) irán destinados a desarrollar energía eólica y solar de tal forma que estas dos tecnologías coparán el 37,9% de la capacidad renovable. 

Así lo confirma el informe Oportunidades de crecimiento en la descarbonización en el mercado energético global, 2019-2030 elaborado por Frost&Sullivan, que asegura que la década será clave en el desarrollo de la industria energética hacia una economía sin carbón en la mayoría de mercados desarrollados. 

La descentralización, la descabonización y la digitalización serán los tres pilares de la transición energética, según el informe. La inversión en energías limpias aumentará de los 53.140 millones de dólares en 2019 a 92.540 millones de dólares en 2030. En paralelo a la digitalización aumentará la presión para una mayor descarbonización del sistema eléctrico en las plantas existentes para impulsar el rendimiento. 

Leer más: La demanda mundial de petróleo seguirá descendiendo en 2020 y 2021 ante el escaso tirón del sector de la aviación, según la Agencia Internacional de la Energía

De hecho, las soluciones digitales harán posible que las centrales térmicas aumenten su eficiencia operativa y permitirán el uso de activos para satisfacer las necesidades presentes y futuras de una red eléctrica inteligente.

Además, el informe detalla cómo las oportunidades de crecimiento de renovables variarán en función de cada una de las regiones. En Europa se destinarán 12.910 millones de dólares anualmente hasta 2030 para el desarrollo de baterías de almacenamiento energético, según el informe. La capacidad renovable instalada aumentará de los 2,91 GW de 2019 a los 70,01 GW en 2030. Por su parte China, que concentra el 62% de la capacidad mundial de producción de baterías de almacenamiento, cogerá fuerza para impulsar su potencial. El país está invirtiendo para aumentar esta capacidad lo que permitirá que, a su vez, desciendan los precios de las baterías.

En América del Norte los elevados costes de la energía implicarán un gran potencial de crecimiento para los servicios energéticos. El mercado aumentará su valor hasta los 19.140 millones de dólares en 2030.

Leer más: Tesla promete grandes contratos por la extracción de níquel de forma sostenible: la demanda del metal se multiplicará por 6 en la próxima década por el auge del coche eléctrico

En América Latina el crecimiento de la población y del PIB, junto con la electrificación y la industrialización, llevarán a un aumento de la demanda de electricidad del 3,15% anual hasta 2030.  Mientras en la India las renovables concentrarán el 72,04% de la potencia instalada en la próxima década. Los costes de inversión serán claves en el desarrollo de energía solar y eólica.

Oriente Medio explotará el potencial que alberga para el desarrollo de la energía solar. La región, impulsada por el cambio de política energética de Arabia Saudí, verá como el mercado de la fotovoltaica crece con fuerza, también, en Emiratos Árabes, Catar e Irán como principales mercados.

Y además