Pasar al contenido principal

21 trucos para encarar con éxito tus propósitos de Año Nuevo

Mujer estresada con sus propósitos de Año Nuevo.
JESHOOTS.COM / Unsplash
  • Con la entrada de un nuevo año siempre hay nuevos objetivos por cumplir. 
  • Pero los propósitos de Año Nuevo tienen una peculiaridad: se resisten y son casi imposibles de cumplir al 100%. 
  • Por ello, aquí tienes una lista de trucos que tienes que conocer para encarar con éxito tus propósitos de Año Nuevo. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Año Nuevo, vida nueva y un montón de planes pendientes. Pero sobre todo, unos propósitos de Año Nuevo que siempre suelen resistirse. 

Si estás pensando en tomártelos en serio, tienes a continuación una lista de consejos que te van a servir no sólo de ayuda, sino también de inspiración. Desde cómo elegir tu propósito del año, organizarlo, compartirlo y hasta cumplirlo.

Antes, has de saber que requiere mucho esfuerzo, pero que la satisfacción de cumplir tus objetivos será mucho más grande. 

Para empezar el próximo año con buen pie y conseguir todo lo que te propongas, aquí tienes una lista de los trucos que deberías conocer para encarar con éxito los propósitos de Año Nuevo

Sé realista y di no a los imposibles

Mujer joven emprendedora consulta una tablet
Getty Images

Para poder hacer frente a los propósitos de Año Nuevo, lo primero es ponértelo fácil a ti mismo aunque suponga un cambio en tu vida — lo que siempre va a ser más difícil de lo que esperas

Por eso mismo, has de ponerte metas objetivas y efectivas. Es decir, todo lo que te propongas para empezar el Año Nuevo con buen pie tiene que poder realizarse en el plazo mínimo de un año y organizarse paso a paso. Ningún objetivo que te propongas conseguir de 0 a 100% en enero lo mantendrás a largo plazo. 

Prepárate mentalmente para el cambio

Mujer preparándose para un cambio
Eli DeFaria / Unsplash

Encarar propósitos de Año Nuevo suponen siempre hacer frente a cambios que mejorarán tu vida. Aunque sea algo positivo, es algo que siempre cuesta

Por ello, mentalízate de todas las cosas buenas que esto traerá a tu vida y piensa que el esfuerzo merecerá la pena

Haz una lista según tus prioridades y limítalos a una cantidad manejable

Mujer organizando tareas.
Getty Images

Si todavía no has elegido cuál o cuáles serán tus objetivos a cumplir para el próximo año, haz una lista según tus prioridades.

¿Qué es lo que quieres cambiar? ¿Por qué? ¿Para qué? ¿Qué te importa más? Y así sucesivamente todas las preguntas necesarias hasta dar con lo que realmente te hará feliz cumplir al acabar el año. 

Siempre se recomienda que estos objetivos sean claros, específicos y, sobre todo, pocos. Como verás a continuación, es importante centrarse en lo realmente importante porque no sólo cumplirlo tomará una parte considerable de tu tiempo, también planificarlo. 

Leer más: Estos 13 expertos comparten sus consejos favoritos para ser mucho más productivo

Elige con cautela cuál será tu principal propósito

Un trabajador toma notas en su agenda
Getty Images

Después de hacerte todas las preguntas anteriores, elige entre todos los objetivos que hayas conseguido reunir, cuál será el principal —o los principales, aunque mejor que tengas claro cuales sí o sí tienen que estar conseguidos para finales del año que viene. 

A partir de aquí, empezarás a desmenuzar tu meta hasta que prácticamente la vayas consiguiendo día a día sin darte cuenta

Justifícate a ti mismo cuál es el motivo del cambio

21. Pregunta al entrevistador por qué te ha llevado hasta allí [RE]

Si algo te va a servir de mucha ayuda para conseguir lo que te propongas, es saber por qué lo haces. Esta es una de las principales cuestiones que has de tener claras para conseguir el éxito

Ya entonces no sólo tendrías una meta, sino también la justificación de por qué la quieres conseguir y cómo eso te ayudará a ser mejor.

Sé específico

Jugar a los dardos.
chris riebschlager / Flickr

Cuanto más específico seas, mejor. Una vez tengas tu meta, no generalices. Por ejemplo, tanto si quieres perder peso como aprender un nuevo idiomaviajar a 1 país diferente cada mes o mejorar los beneficios de tu empresa, has de planificar (mínimo) mes a mes. Según la rutina que pretendas seguir, puede que hasta tengas que pensar cómo lo harás cada semana o día.  

Y, vuelve al primer punto, sé realista. No intentes que los cambios se pongan en marcha y se consigan a partir del 1 de enero. Si lo organizas de forma gradual, tendrá mejores resultados a largo plazo. 

Establece metas que te motiven

Mujer mirando por prismáticos.
Chase Clark / Unsplash

Aunque estos cambios supongan un grandísimo esfuerzo para ti, tienes que mirar a largo plazo. Se supone que los propósitos de Año Nuevo supondrán una mejora en tu vida, y eso es en lo que tienes que pensar. 

Para ello, dentro del sacrificio, encuentra aquellos puntos fuertes que más te motiven para lograr tus objetivos.

Con cada uno de los propósitos, haz una división en metas más pequeñas

Dividir los propósitos de Año Nuevo
Jo Szczepanska / Unsplash

Es el momento de planificar cómo vas a llevar a cabo tus propósitos de Año Nuevo. Si ya lo tienes claro, sepáralo en todas las partes o fases que necesites. 

Por ejemplo, si tu propósito consiste en mejorar algún aspecto de tu salud como hacer ejercicio, adelgazar, o simplemente comer mejor, piensa cuáles son las cosas que tendrías que ir haciendo poco a poco para conseguir tu objetivo final: dominar tu nuevo hábito

Y de ahí el siguiente paso: 

Escribe tus objetivos y todos los detalles relacionados

Escribir los detalles de los propósitos de Año Nuevo.
Kaleidico / Unsplash

Es casi el momento de empezar a poner los propósitos de Año Nuevo en marcha, porque planificarlos es parte del proceso

Escribe todos los detalles relacionados con cada una de tus metas. Desde cómo vas a hacer la actividad, el tiempo que te va a costar, hasta los posibles objetivos que irás consiguiendo y que te harán escalar hacia el éxito

Para ello, puedes utilizar tu agenda del día a día para seguir rutinariamente tus progresos, un planning bien detallado en tu ordenador y especialmente tu smartphone que es quien siempre va contigo. De hecho, algunas aplicaciones de planificación podrían ayudarte a organizar tus objetivos si no sabes cómo hacerlo —como las aplicaciones y dispositivos que usan los fundadores y CEOs

Y para ello, investiga cómo otros lo han hecho

Mujer trabajando en una zona de co-working.
Geber86/Getty

No hace falta que hagas todo desde cero, puedes buscar cómo otros lo han conseguido e inspirarte. No tiene por qué ser tu misma meta —porque se supone que has sido muy específica previamente en su planteamiento— pero puedes tomar nota de cómo seguir caminos similares

Planifica un marco temporal —no esperes hasta el último minuto

Mujer mirando el reloj.
Luke Chesser / Unsplash

Has de mirar a largo plazo, pero eso no significa que esperes que todo esté hecho para finales de año sin plantearte previamente una línea temporal de tus progresos

Tanto desde cuando empezarás hasta cuándo debería estar hecho —pasando por los descansos— has de ser consciente de que eso te tomará parte de tu tiempo. No puedes proponerte comer mejor si no piensas en que tienes que buscar recetas, aprender a cocinar nuevos platos saludables, respetar mejor tus horarios de comidas, etc. Según sea tu caso, este factor puede variar considerablemente

No procrastines. Es el momento de organizarte para conseguir lo que te propongas

Mujer procrastinando.
Steinar Engeland / Unsplas

Puede dar la sensación que los propósitos de Año Nuevo son más difíciles de plantear que de hacer. Pero si tomas estas medidas ahora, todo lo demás irá rodado.

Si no planificas y divides tus objetivos te encontrarás cuando vayas avanzando con un montón de piedras en el camino que podrías haber previsto. Es mucho mejor precaver que tener que lamentar —según el refrán de la abuela. 

Comparte tus propósitos de Año Nuevo

Dos mujeres en una reunión de negocios.
kate_sept2004/Getty

Cuéntale a alguien lo que estás a punto de hacer. Después de haberlo pensado mucho en soledad, compartirlo con otra persona —como cuando tienes un proyecto de negocio nuevo— puede hacerte ver cosas que no habías tenido en cuenta antes o bien que te den ideas nuevas o para mejorar las que ya tienes.

Tener feedback de las personas que te conocen y saben lo que esto supone para ti, te servirá de mucho más que ayuda. Y, sin duda, te motivará. 

Si puedes cumplir tus propósitos de Año Nuevo junto a alguien cercano, mejor

Mujer hablando con un compañero de trabajo.
RgStudio/Getty

Si compartir tus planes te ayudará, esto mucho más. Sobre todo en aquellos propósitos de Año Nuevo que más esfuerzo te supongan. 

Desde empezar una dieta juntos hasta liderar un proyecto —aprendiendo a delegar como los mejores CEO—, va a ser mucho más fácil conseguir los objetivos acompañados que solos. 

Automatizar parte del trabajo: como el registro de lo que avanzas

Aprende a utilizar listas y un software de gestión del tiempo
Aprende a utilizar listas y un software de gestión del tiempo iJeab / Shutterstock.com

Con las aplicaciones y dispositivos que utilizan los CEO y que has visto anteriormente, puedes apoyarte para quitarte parte del trabajo de encima

Para saber si estás avanzando o no, es importante que apuntes todos los pasos que des y sus resultados.  

Y para ello, apóyate en las tecnologías y organiza, si no tus propósitos, el resto de tus rutinas con apps que te lo harán todo más fácil

This isn't the only way to organize your iPhone apps, but if you're like me, and you have hundreds of apps, this might be a helpful place to start.
Apple

Lo bueno de prepararte para conseguir un objetivo es que tienes muchísimos atajos para seguirlo y mejorarlo.

Si tu propósito no lo puedes automatizar porque es más bien físico o requiere de tu intermediación para guardar los registros, puedes delegar otras de tus actividades rutinarias a la automatización con estas apps: 

Leer más: 25 aplicaciones y extensiones realmente útiles para tu día a día

En el caso de necesitarlo, planifica tu presupuesto sin ser demasiado ambicioso

Señora metiendo dinero en una hucha
Getty

Cierto es que esta es la meta número 1 dentro de tus prioridades, pero no la única. 

Tienes que planificar el presupuesto que emplearás en este objetivo y no ser demasiado ambicioso porque no puede afectar a tu rendimiento ni al resto de actividades que realizas. 

Revisa tus progresos e intenta no salirte del plan

Revisar las facturas del hogar
Ridofranz/Getty

Si has llegado hasta aquí, sólo te queda ser perseverante. No, no es poco, pero es lo mínimo para conseguir realmente todo lo que te propongas. Con tal planificación, no va a haber ningún propósito de Año Nuevo que se te resista

Revisa siempre que puedas tus progresos —que ya deberías haber registrado— e intenta no salirte nunca del plan a no ser que encuentres una mejor forma de hacerlo. 

Pide ayuda siempre que sea necesario

Mujer preocupada con un teléfono móvil
Getty Images

Si tienes dudas o lo que has investigado no te es suficiente, siempre habrá un profesional al que puedas recurrir. Y no te saltes el paso anterior de compartir tus planes con las personas más cercanas a ti y que mejor te conocen, eso también servirá de ayuda para encaminar tus objetivos. 

Leer más: Las mejores apps para entrenar tu cerebro y ser más inteligente

Resiste las tentaciones. Este va a ser tu mejor logro en todo un año

Los alimentos que más dañan tu cerebro.
Bethany Newman/ Unplash

No había mejor manera de ejemplificarlo que con dulces. Puede que muchas veces por el camino tengas ganas de tirar la toalla o de hacer alguna excepción, pero deberías ser fuerte y resistirte. 

Si te pones un propósito de Año Nuevo y te lo tomas en serio, puedes obtener logros muy grandes a largo plazo y que cambiarán tu vida positivamente para siempre. 

Prevé también algunos caprichos siempre y cuando no vayan en contra de tu propósito de Año Nuevo

Amigas de fiesta
Kelsey Chance / Unsplash

Te lo mereces y lo sabes.

Después de definir tu objetivo y planificar tus pasos hasta conseguirlo, tienes que tener en cuenta que querrás motivarte de vez en cuando. "Planifica" también algún que otro capricho y brinda por tus logros. Pero intenta que estos caprichos no vayan en contra de tu propia meta. 

Y además