Pasar al contenido principal

21 trucos de la psicología para impresionar en cualquier entrevista de trabajo

Hazte más atractivo, competente y contratable a la vista de los demás [RE]

Aunque en el momento pueden parecer tremendamente imponentes, los entrevistadores son personas como tú.

Eso significa que son susceptibles a las mismas preferencias psicológicas y sesgos cognitivos que nos afectan al resto. Los simples cambios en la forma en que hablas y te defiendes pueden hacer que parezcas mucho más agradable, competente y agradable a sus ojos.

Con esto en mente, hemos elaborado una lista de sencillas estrategias para establecer una conexión con tu entrevistador y aumentar tus posibilidades de conseguir el trabajo.

1. Fija tu entrevista sobre las 10:30 de la mañana un martes

1. Fija tu entrevista sobre las 10:30 de la mañana un martes [RE]

Según Glassdoor, el mejor momento para concertar una entrevista suele ser el mejor momento para el entrevistador, no el mejor momento para ti.

Por lo tanto, si el encargado de la contratación te ofrece cierta flexibilidad para elegir un horario de entrevista, pregunta si podrías ir alrededor de las 10:30 a.m. de un martes. En ese momento es probable que el entrevistador esté relativamente relajado.

En general, debes evitar las reuniones muy temprano por la mañana, ya que tu entrevistador aún puede estar preocupado por todo lo que necesita hacer ese día. También querrás evitar ser la última reunión de la jornada laboral, ya que es posible que tu entrevistador ya esté pensando en lo que necesita hacer en casa.

2. No hagas la entrevista el mismo día que los candidatos más fuertes

2. No hagas la entrevista el mismo día que los candidatos más fuertes [RE]

Las investigaciones sugieren que los entrevistadores basan sus evaluaciones de candidatos individuales comparándoles con quienes también han entrevistado ese día.

Un estudio, realizado por investigadores de la Universidad de Pensilvania y la Universidad de Harvard, encontró que los solicitantes que se entrevistaron al final de un día después de una serie de candidatos sólidos obtuvieron una calificación inferior a la esperada. Por otro lado, los entrevistados después de una serie de candidatos débiles obtuvieron una calificación más alta de lo esperado.

No está claro si se trata de un fenómeno inconsciente o si los entrevistadores están calificando conscientemente a los últimos candidatos por encima o por debajo de lo que deberían porque no quieren que sus supervisores piensen que les están otorgando a todos la misma puntuación.

De cualquier manera, si tienes algún conocimiento de a quién más están entrevistando y cuándo, elige hacerlo después de candidatos comparativamente menos fuertes.

3. Elige en color con el que vestirte en función de la imagen que deseas proyectar

3. Elige en color con el que vestirte en función de la imagen que deseas proyectar [RE]
REUTERS/Mario Anzuoni

Una encuesta de CareerBuilder entre responsables de contratación y profesionales de recursos humanos descubrió que los diferentes colores de la ropa transmiten distintas impresiones.

El 23% de los entrevistadores recomendaron usar azul, lo que sugiere que el candidato es un jugador de equipo, mientras que el 15% recomienda el negro, lo que sugiere un potencial de liderazgo.

Mientras tanto, el 25% aseguraba que el naranja es el peor color para usar y que sugiere que el candidato no es profesional.

Esto es lo que otros colores indican:

  • Gris: lógico/analítico
  • Blanco: organizado
  • Marrón: digno de confianza
  • Rojo: poder

4. Adapta tus respuestas a la edad del entrevistador

4. Adapta tus respuestas a la edad del entrevistador [RE]

Puedes aprender mucho (pero no todo) sobre tu entrevistador y lo que quiere escuchar en función de su edad generacional.

En su libro Crazy Good Interviewing, John B. Molidor y Barbara Parus escriben que debes comportarte de manera un poco diferente según la generación a la que pertenezca tu entrevistador. Aquí está su desglose:

  • Entrevistadores de la generation Y (entre 20 y 30 años): Lleva contigo muestras visuales de tu trabajo y resalta tu capacidad para realizar múltiples tareas.
  • Entrevistadores de la generation X (entre 30 y 50): Ensalza tu creatividad y menciona cómo el equilibrio entre el trabajo y la vida familiar contribuye a tu éxito.
  • Entrevistadores de la generación baby boom (entre 50 y 70): Muestra que trabajas duro y muestra respeto por lo que ellos han conseguido.
  • Entrevistadores de la generación silenciosa (entre 70 y 90): Menciona tu lealtad y compromiso en anteriores trabajos.

5. Mantén las palmas abiertas o agita las manos

5. Mantén las palmas abiertas o agita las manos [RE]
Business Insider

Según Molidor y Parus, los movimientos de tus manos contribuyen a la impresión que se transmite en una entrevista de trabajo.

Mostrar las palmas generalmente indica sinceridad, mientras que juntar las yemas de los dedos de las manos para formar un campanario de iglesia indica confianza.

Por otro lado, no querrás mantener tus palmas hacia abajo, lo cual es un signo de dominio. También querrás evitar ocultar tus manos, que parece que tienes algo que ocultar; Tocando tus dedos, lo que demuestra impaciencia; doblar los brazos, lo que indica desilusión; o el uso excesivo de gestos con las manos, que pueden distraer.

6. Encuentra algo en común con tu entrevistador

6. Encuentra algo en común con tu entrevistador [RE]
Stephen Lovekin/Getty Images

De acuerdo con la "hipótesis de la atracción por similitud", tendemos a que nos gusten las personas que comparten actitudes similares.

Entonces, si sabes que tu entrevistador realmente valora el servicio comunitario y tú también, trata de incluir ese tema en la conversación.

7. Imita el lenguaje corporal del entrevistador

7. Imita el lenguaje corporal del entrevistador [RE]

El "efecto camaleón" es un fenómeno psicológico que describe cómo las personas tienden a gustarse más cuando muestran un lenguaje corporal similar.

La experta en lenguaje corporal Patti Wood dice que, idealmente, debería parecer que estás "bailando" con la otra persona. De lo contrario, puede parecer que no estás interesado en lo que están diciendo, no eres un jugador de equipo, o incluso que estás mintiendo.

Entonces, si tu entrevistador se inclina hacia adelante en su silla y pone sus manos sobre la mesa, siéntete libre de hacer lo mismo. Lo más probable es que no se dé cuenta de que lo estás copiando.

8. Adula al entrevistador y a la compañía sin autopromocionarte

8. Adula al entrevistador y a la compañía sin autopromocionarte [RE]

En un estudio, dirigido por investigadores de la Universidad de Washington y la Universidad de Florida y citado en PsyBlog, los investigadores descubrieron que los estudiantes que adulaban a sus entrevistadores, sin parecer que querían autopromocionarse, eran más propensos a ser recomendados para el trabajo . Eso es probable porque esos estudiantes parecían encajar mejor en la compañía.

Específicamente, los estudiantes elogiaron a la organización e indicaron su entusiasmo por trabajar allí, y felicitaron al entrevistador. No jugaron con el valor de los eventos positivos por los que se atribuyeron el crédito ni se atribuyeron los propios eventos positivos.

9. Muestra confianza y deferencia al mismo tiempo

9. Muestra confianza y deferencia al mismo tiempo [RE]

El éxito en los negocios a menudo es una cuestión de competir y cooperar, como dicen Adam Galinsky y Maurice Schweitzer, los profesores de negocios que escribieron el libro Amigo y enemigo.

En una entrevista de trabajo, eso significa mostrar respeto a su entrevistador, al mismo tiempo que demuestras confianza en ti mismo. Una forma de hacerlo es decir algo como: "Me encanta tu trabajo en [cualquier área]. Me recuerda a mi trabajo en [cualquier área]".

Sientes Confianza por estar tomando la iniciativa para guiar la conversación, pero también te respetará por el hecho de que admiras el trabajo de su entrevistador.

10. Sé sincero acerca de tus debilidades

10. Sé sincero acerca de tus debilidades [RE]

Al responder a la pregunta "¿Cuál es tu mayor debilidad?", tu impulso inicial podría ser crear una respuesta estratégica que realmente enfatice tus fortalezas. Por ejemplo, podrías decir: "Soy muy perfeccionista" o "Trabajo demasiado duro".

Sin embargo, una investigación reciente de la Escuela de Negocios de Harvard sugiere que los "humildes", o quienes se jactan de ocultar algo, pueden ser descartados en las entrevistas. Es más sabio decir algo genuino como "No siempre soy el mejor organizándome", lo que suena más honesto y podría hacer que tu entrevistador esté más inclinado a recomendarte para el puesto.

Curiosamente, un estudio realizado en 2016 por un par de investigadores de la Universidad de Brown encontró que el alardeo general es más útil en ciertos contextos que en otros. Cuando te jactas de lo responsable que eres, por ejemplo, y no hay evidencia que sugiera que no lo eres, pareces más competente.

Sin embargo, si la recomendación de tu último gerente indica claramente que eres un irresponsable, parecerás menos competente para presumir.

11. Prepárate para parecer poderoso

11. Prepárate para parecer poderoso [RE]

Un creciente grupo de investigaciones sugiere que puedes sentirte y parecer más poderoso en situaciones de negocios.

En un estudio de la Universidad de Nueva York y la Universidad de Columbia, los participantes que escribieron sobre un momento en que tenían el poder sobre otras personas tenían más probabilidades de ser citados como influyentes durante una tarea de trabajo en grupo, y esa impresión se mantuvo incluso dos días después. Puedes emplear la misma estrategia en una entrevista de trabajo: antes de ir, escribe algunas notas sobre el momento en que actuaste como un líder en el trabajo.

12. Habla con expresividad

Oprah Winfrey en un momento de su discurso de los Globos de Oro 2018.
Oprah Winfrey en un momento de su discurso de los Globos de Oro 2018. Paul Drinkwater/Getty Images

Si quieres sonar inteligente, evita hablar de forma monótona.

Según Leonard Mlodinow, autor de Subliminal: Cómo tu mente inconsciente rige tu comportamiento:

"Si dos oradores pronuncian exactamente las mismas palabras, pero uno habla un poco más rápido, más fuerte, con menos pausas y mayor variación en el volumen, se juzgará a ese orador como más enérgico, informado e inteligente"

"El habla expresiva, con modulación en el tono y el volumen, y un mínimo de pausas notables, aumenta la credibilidad y aumenta la impresión de inteligencia".

En Inc., Geoffrey James sugiere que "disminuyas la velocidad y aumentes la velocidad dependiendo de la importancia de lo que se está comunicando en ese momento. Si estás resumiendo o repasando los antecedentes, habla más rápido que cuando proporcionas nueva información. Cuando estés introduciendo un concepto importante, disminuya la velocidad para que los oyentes tengan tiempo de absorberlo ".

13. Haz contacto visual cuando conozcas por primera vez a tu entrevistador

[RE]formas de hacer que la gente te respete
reynermedia/Flickr

No seas tímido: cuando el entrevistador te salude, míralo a los ojos.

En un estudio, un par de investigadores de la Northeastern University les pidieron a los participantes que vieran videos de extraños hablando por primera vez y luego evaluaran cuán inteligente parecía cada persona. Los resultados mostraron que las personas que constantemente hacían contacto visual mientras hablaban se consideraban más inteligentes que aquellas que no hacían contacto visual.

14. Sé amistoso y asertivo al mismo tiempo

14. Sé amistoso y asertivo al mismo tiempo [RE]
Julian Finney/Getty Images

Un estudio fascinante, de la Universidad de Guelph, en Canadá, trató de abordar las razones por las cuales los candidatos que parecen ansiosos tienen menos probabilidades de conseguir el trabajo.

Resulta que, al menos en las entrevistas simuladas, no son los tics nerviosos como la inquietud lo que perjudica sus posibilidades. Más bien, podría ser que estar ansioso te haga parecer menos cálido y asertivo. Y te hace hablar lentamente.

"Si no eres naturalmente extrovertido, necesitas asegurarte de vender tus habilidades", explicaba a Forbes la coautora del estudio Deborah M. Powell. "No tengas miedo de apropiarte de tu contribución a un proyecto".

Powell explica que las conversaciones lentas perjudican las posibilidades de los candidatos porque los entrevistadores pueden haber asumido que los candidatos tenían dificultades para responder a sus preguntas.

15. Deja entrever tu potencial

15. Deja entrever tu potencial [RE]

Puedes sentir la tentación de contarle a tu entrevistador todo sobre tus logros pasados, pero la investigación sugiere que deberías centrarte más en lo que podrías hacer en el futuro, si la organización te contrata.

En un estudio, de la Universidad de Stanford y la Escuela de Negocios de Harvard, los participantes recibieron información sobre un hipotético solicitante de empleo. Algunos participantes se enteraron de que el solicitante tenía dos años de experiencia y había recibido una puntuación alta en una prueba de logro de liderazgo; otros aprendieron que el candidato no tenía experiencia y había recibido una puntuación alta en una prueba de potencial de liderazgo.

Los resultados mostraron que los participantes pensaron que el candidato tendría más éxito si sabían que tenía un gran potencial.

Según la psicóloga social Heidi Halvorson, nuestros cerebros prestan más atención a la información incierta porque desean desbloquearla. Eso significa que terminamos pasando más tiempo analizando esa información y, si la información es positiva, nos queda una visión más favorable de la competencia de una persona.

16. Prepárate para preguntas desagradables

16. Prepárate para preguntas desagradables [RE]

Harvard Business Review habló con John Lees, autor de El experto en entrevistas: cómo obtener el trabajo que desea, quien recomendaba que los candidatos se preparen también para las preguntas que preferirían no responder.

Aquí hay un fragmento del artículo de HBR:

"Digamos que te han despidieron. Puedes decir algo como: 'Como cientos de personas, perdí mi puesto cuando la empresa redujo su tamaño. Pero eso me dio la oportunidad de ver las habilidades que había desarrollado e identificar nuevas áreas de crecimiento'. Cambia tu respuesta del pasado al presente y mantén la conversación en un lugar cómodo ".

17. No sonrías demasiado

17. No sonrías demasiado [RE]

No es necesario que frunzas el ceño ante tu entrevistador, pero también deberás evitar mantener una sonrisa gigante pegada en la cara. Las investigaciones sugieren que, para ciertas profesiones, sonreír demasiado puede socavar tu éxito en una entrevista de trabajo.

En un estudio, del Departamento de Asuntos de Veteranos, la Universidad Northeastern y la Universidad de Lausana, los investigadores pidieron a los estudiantes universitarios que realizaran entrevistas de trabajo. Descubrieron que los estudiantes que se desempeñaban como candidatos para el puesto de periodista, gerente y asistente de investigación tenían menos probabilidades de obtener el trabajo hipotético cuando sonreían, especialmente durante la mitad de las entrevistas.

Otra parte del estudio encontró que las personas esperan que los candidatos a un puesto de trabajo sonrían más cuando solicitan un puesto como representante del consumidor o vendedor.

18. Sé entusiasta

18. Sé entusiasta [RE]

Como Jonathan Golding y Anne Lipert señalan en Psychology Today, varios estudios han encontrado que los candidatos que proyectan energía y entusiasmo son generalmente más propensos a obtener el trabajo.

Escriben: "En particular, los candidatos con mayor afecto, nivel de energía y variabilidad del tono son significativamente más propensos a ser invitados a una segunda entrevista que los solicitantes que demuestran menor afecto, nivel de energía y variabilidad del tono".

19. No evites una pequeña charla antes de la entrevista

19. No evites una pequeña charla antes de la entrevista [RE]
Joe Raedle / Staff / Getty Images

Investigaciones recientes sugieren que una charla aparentemente ociosa antes de que la entrevista realmente comience, lo que los psicólogos llaman "desarrollo de relaciones", puede tener un gran impacto en la impresión que el entrevistador tiene sobre ti.

En el estudio, dirigido por investigadores del Instituto de Tecnología de Georgia, la Universidad Texas A&M y la Universidad Cristiana de Texas, los candidatos que hicieron un buen trabajo haciendo pequeñas charlas en entrevistas simuladas recibieron calificaciones más altas en las preguntas relacionadas con el trabajo que los candidatos que eran menos adeptos a charlando, significando que las primeras impresiones de los entrevistadores habían coloreado sus impresiones generales.

20. Sáltate el guión

20. Sáltate el guion [RE]

Esa es una sugerencia de los profesores de la Universidad Estatal de Ohio y la Escuela de Administración Kellogg. En Harvard Business Review, dicen que el entrevistador y el entrevistado a menudo siguen "guiones preprogramados" y que ambos se centran en el currículum del candidato.

Es por eso que recomiendan a los candidatos que hagan una pausa después de que el entrevistador haga una pregunta, en lugar de iniciar una respuesta de rutina. Recomiendan que el candidato "escuche y reutilice algunas palabras clave de la pregunta del entrevistador en su propia respuesta para indicar que está construyendo su argumento sobre la declaración del entrevistador".

Los profesores continúan:

"Uno de nuestros gerentes compartió otra técnica que usó para interrumpir el guion diciendo: 'Déjame decirte lo que no está en mi currículum'. Eso llamó la atención del entrevistador, ya que el entrevistador dejó de mirar sin pensar el currículum ".

21. Pregunta al entrevistador por qué te ha llevado hasta allí

21. Pregunta al entrevistador por qué te ha llevado hasta allí [RE]

"¿Por qué me invitaste a entrevistarme hoy?" Puede parecer una pregunta bastante rara. Pero según el psicólogo Robert Cialdini, funciona. Específicamente, atrae la atención del entrevistador hacia tus fortalezas y las razones por las que les gusta.

"Habrás enfocado a esos evaluadores hacia las características positivas, los elementos más sólidos de tu caso", explicaba Cialdini a Business Insider EEUU. "Con eso en mente, ahora tendrán predisposición para verte de manera positiva".

Y además