Más de 2.400 departamentos de policía de todo el mundo utilizan Clearview AI, la controvertida herramienta de reconocimiento facial que robó millones de fotos de Facebook para crear su base de datos

Una mujer ante la policía durante una protesta por la muerte de Jacob Blake en Kenosha (Wisconsin, Estados Unidos).
Una mujer ante la policía durante una protesta por la muerte de Jacob Blake en Kenosha (Wisconsin, Estados Unidos).

Reuters/Stephen Maturen

  • Más de 2.400 departamentos de policía de todo el mundo tienen contrato con la polémica herramienta de reconocimiento facial ClearView AI, que utilizó millones de fotos de Facebook, Google y otras redes sin permiso.
  • El fundador de la plataforma, el australiano Hoan Ton-That, ha confirmado en una entrevista que su negocio ha crecido porque ofrece una tecnología "bastante asequible".
  • Esta herramienta, cuyas implicaciones para la privacidad generan mucha inquietud entre los expertos, ya es utilizada por varias policías y departamentos federales estadounidenses, pero ha tenido que retirarse de Canadá tras las investigaciones sobre su efecto sobre la privacidad y afronta una denuncia en la agencia francesa de protección de datos.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La polémica startup de reconocimiento facial Clearview AI, que alimenta su base de datos de imágenes de redes sociales como Facebook o YouTube y ha sido denunciada ante la agencia de protección de datos francesa, está siendo utilizada por más de 2.400 departamentos de policía en todo el mundo, según confirmó su consejero delegado, el australiano Hoan Ton-That, en una entrevista con el inversor estadounidense Jason Calacanis publicada en su perfil de YouTube.

El fundador de esta plataforma, cuyo algoritmo permite relacionar una fotografía de una persona con otras imágenes publicadas de esta en varias plataformas de internet —entre ellos imágenes extraídas de Facebook, YouTube y otras plataformas, con lo que podrían haber quebrado sus condiciones de privacidad—, aseguró en esta entrevista que un usuario de Clearview cuesta unos 2.000 dólares anuales (1.690 euros) y es mayoritariamente utilizada por detectives. "Son bastante asequibles, comparadas con lo que había antes en el mercado", añadió Ton-That.

Leer más: Una startup ha robado miles de millones de fotos de Facebook y otras webs para crear una base de datos de reconocimiento facial que ya usan policías de todo el mundo

Clearview AI, una pequeña startup fundada en 2017, saltó a la luz pública después de que el New York Times publicara un reportaje en enero de 2020 en el que alertaba de que su tecnología podía ser una amenaza para la privacidad. En él se explicaba que la herramienta se estaba aplicando combinada con tecnología de realidad aumentada, lo que permitiría a un oficial de seguridad equipado con unas gafas con esta tecnología identificar de forma casi instantánea a una persona con solo verla, e incluso acceder a otros datos.

Ton-That no se mostró disgustado por el artículo, todo lo contrario, ya que aseguró que el reportaje era "verdaderamente justo". "Es un honor estar en el centro del debate y hablar sobre privacidad... Ha habido mucha controversia, pero creo que fundamentalmente esta es una gran herramienta para la sociedad", defendió el creador de esta plataforma.

La polémica herramienta ha sido utilizada durante las protestas raciales en EEUU

Un hombre se enfrenta a la Guardia Nacional cerca de la Casa Blanca durante las protestas del movimiento 'Black lives matter' tras la muerte de George Floyd.Un hombre se enfrenta a la Guardia Nacional cerca de la Casa Blanca durante las protestas del movimiento 'Black lives matter' tras la muerte de George Floyd.
Un hombre se enfrenta a la Guardia Nacional cerca de la Casa Blanca durante las protestas del movimiento 'Black lives matter' tras la muerte de George Floyd.
REUTERS/Kevin Lamarque

La entrevista, grabada en mayo, no ha sido publicada hasta ahora porque su grabación coincidió con la muerte de George Floyd, el ciudadano afroamericano que murió asfixiado durante una detención de la policía de Minneapolis (Minnesota) y cuyo fallecimiento motivó una ola de protestas contra la violencia de las fuerzas de seguridad estadounidenses sobre los afroamericanos.

No obstante, varios departamentos policiales estadounidenses han utilizado la herramienta durante las protestas raciales. La policía de Miami (Florida) la utilizó este mes de agosto para arrestar a una persona acusada de lanzar piedras a los policías, según desveló la NBC, aunque el departamento aclaró que no se utilizaría para controlar a quienes realicen "actividades protegidas constitucionalmente", como las manifestaciones. "Esto quiere decir que si alguien está protestando de forma pacífica y sin cometer un delito, no podemos utilizarlo contra esa persona", aseguró un mando policial a la NBC de Miami.

El Departamento de Justicia estadounidense, el FBI, el servicio secreto o las agencias estadounidense de inmigración y antidroga también han utilizado esta herramienta, según documentación interna de la compañía revelada por BuzzFeed. Según un portavoz de la agencia de inmigración ICE, se utilizó "para investigar explotación de menores y casos de cibercrimen".

Una tecnología investigada por Facebook y denunciada ante la autoridad de protección de datos francesa

REUTERS/Damir Sagolj

El uso de imágenes subidas por usuarios a redes sociales como Facebook podría vulnerar las normas de estas plataformas, según explicó a Business Insider un portavoz de la compañía dirigida por Mark Zuckerberg. "Estamos revisando las denuncias sobre esta empresa y tomaremos las medidas apropiadas si detectamos que están violando nuestras reglas", señaló un portavoz en enero de 2020.

Tanto Facebook como Google enviaron en febrero una carta a Clearview AI para que dejara de extraer fotografías de sus redes y utilizarlas para alimentar su algoritmo de identificación social, un movimiento que previamente ya había hecho Twitter.

La polémica tecnología afronta desde julio otro frente en Europa, donde una ejecutiva de la empresa experta en privacidad Jumbo Privacy, Zoé Vilain, después de hacer varias peticiones amparadas en el Reglamento General de Protección de Datos europeo (RGPD) y no recibir la cooperación esperada, decidió denunciar a la empresa ante la autoridad de protección de datos francesa.

Leer más: Clearview AI, la compañía de reconocimiento facial que ha robado millones de rostros de internet, acaba de ser denunciada por protección de datos en Europa

Si el organismo de control francés contempla que Clearview AI ha incumplido con las reglas europeas de privacidad, la empresa se podría enfrentar a una multa millonaria. Incumplimientos menores del reglamento pueden suponer multas de hasta 20 millones de euros o del 4% de los ingresos anuales y mundiales de la firma, en caso de que sea mayor.

No es el único lugar donde la plataforma se ha encontrado con dificultades legales. Una investigación de las autoridades de protección de datos en Canadá provocó que la compañía dejara de ofrecer sus servicios en el país norteamericano. Reino Unido y Australia también están investigando sus actividades.

En España, la Agencia de Protección de Datos ya ha anunciado una investigación contra Mercadona por utilizar una tecnología similar con cámaras de reconocimiento facial que ha instalado en algunos supermercados, aunque su tecnología no es de esta empresa, sino de la israelí AnyVision, acusada de emplear su tecnología para vigilar a palestinos en Cisjordania.

LEER TAMBIÉN: Además de hacer dieta y ejercicio hay un tercer pilar clave para adelgazar y estar sano, según un experto

LEER TAMBIÉN: Crean una nueva mascarilla alternativa a las N95: se puede llevar más de 12 horas, esterilizarse, reutilizarse y puede llegar a durar más de 10 años

LEER TAMBIÉN: Esta es la marca que fabrica los exitosos electrodomésticos de Lidl

VER AHORA: Por qué EEUU quiere prohibir TikTok y qué busca Microsoft con su compra: las claves del culebrón tecnológico de este verano

    Más:

  1. Ciberseguridad
  2. Privacidad
  3. Trending