25 años del ecosistema emprendedor en España: la vuelta del dinero a internet, la creación de Tuenti, BuyVip y Privalia, y la crisis de 2008

unicornios

BI España

No todos los proyectos nacidos del boom de Internet murieron con el crash de la burbuja puntocom, algunos de ellos sobrevivieron y supieron navegar en esa tormenta perfecta. Ejemplo de ello son Google y Amazon, hoy negocios multimillonarios.

Otras ideas —las que no tuvieron tanta suerte— regresaron renovadas años después, cuando el caudal del dinero volvió a regar el sector online, aunque esta vez parece que fue para quedarse, porque esta sí era su época. 

2004 y 2005: el dinero vuelve a Internet

El punto de inflexión en Estados Unidos lo marca la salida a bolsa de Google en agosto de 2004. El buscador de Internet se estrenó con un valor inicial de 85 dólares (unos 71 euros) por acción. Desde entonces, su capitalización bursátil se ha disparado más de un 300%

En España es a partir de 2005 y 2006 cuando el mercado se vuelve a animar: la llamativa evolución de empresas como Idealista, eDreams o Softonic contribuyó a la recuperación de la confianza en el sector y al surgimiento de otras nuevas como Privalia, BuyVip y Tuenti, entre otras.

No obstante, según destacan algunos empresarios e inversores, en aquellos años la figura del emprendedor aún no estaba consolidada.

“Ser emprendedor era una alternativa al paro; si no tenias trabajo y no querías estar desempleado podías emprender, aunque nadie tenía muy claro de qué iba el asunto y lo que verdaderamente significaba”, relata Joaquin Cuenca, CEO y fundador de Freepik. 

Por su parte, el inversor y emprendedor Hugo Arévalo también coincide: “Empecé con Tuenti a los 24 años, desde fuera en ese momento me veían como un inconsciente y razón no les faltaba, puesto que la estadística iba en contra y más siendo un proyecto innovador montado por gente tan joven”. 

“A pesar de ello, mi familia siempre ha sido emprendedora, tanto mi abuelo materno como paterno, así que imagino que es algo que llevo escuchando desde pequeño. Siempre he querido emprender e invertir, lo que nunca imaginé es que sería en el mundo de las startups”, añade el CEO y fundador de The Power MBA

De forma paralela al nacimiento de nuevas startups se producía una creciente penetración de Internet y del comercio electrónico, que junto a los menores costes de conexión y la reaparición de modelos de negocio, volvieron a impulsar al sector de forma progresiva pero constante.

“En 2006 se inicia una maduración de mercado y un crecimiento de la inversión gracias al incremento de los inversores que empezaron a creer en las startups”, indica Arévalo.

La venta de Panoramio: “Estábamos viviendo una película americana”

Con un Internet que empezaba a dar los primeros coletazos, 2 jóvenes, Joaquín Cuenca y Eduardo Manchón, consiguieron llamar la atención de Google. Aunque este aún estaba lejos de convertirse en el gigante que es hoy, ya empezaba a apostar fuerte para internacionalizarse. 

Panoramio fue su proyecto, una iniciativa que arrancó en verano de 2005 y pretendía geolocalizar fotografías para ilustrar lugares del mundo subidas por usuarios particulares. Se convirtió, 2 años después, en la primera compra de Google en España. El buscador pagó en junio de 2007 entre 6 y 8 millones de dólares por una compañía que llegó a facturar hasta 40.000 euros al mes por publicidad

“En 2005, Ubaldo Huerta había conseguido vender Loquo a Ebay, yo había empezado a ayudarle y vi el proceso de cerca, aprendimos que era algo que se podía hacer y podía salir bien”, explica Joaquín Cuenca a Business Insider.

“Para nosotros, la venta de Panoramio fue como una película americana, éramos unos críos —no tan críos de 29 años—. Nos pilló siendo muy novatos, nunca habíamos trabajado en una gran empresa y solo estábamos empezando a fijarnos en el sistema estadounidense. Google se interesó porque en ese momento invertía en mapas, ya tenía una visión bastante certera de lo que iba a pasar”. 

“En esos años, fuimos testigos de cómo la creación de valor estaba pasando de las grandes empresas a las pequeñas. Se podía crecer muy rápido”, subraya el CEO de Freepik.

2006: nacen los grandes proyectos, Tuenti, BuyVip y Privalia

2006 fue un año mágico, ya que condensa la creación de las empresas que protagonizarían grandes hitos y algunas de las ventas más sonadas en la historia del ecosistema

Telefónica compra Tuenti por 70 millones de euros

Equipo de Tuenti.

En 1998, el estadounidense Zaryn Dentzel aterrizó en España. Llegaba por un programa de intercambio de estudiantes, en él hizo grandes amigos como Adeyemi Ajao y Félix Ruiz. Después volvió a Estados Unidos, donde acabó la universidad y se propuso replicar el éxito que empezaba a tener Facebook con un nuevo proyecto online. Sin embargo, su idea no prosperó. 

Dentzel decidió probar suerte en España junto a sus antiguos compañeros. En 2005, llegó a Madrid con la idea de crear la red social en español más grande del mundo. En 2006, nacía Tuenti, una plataforma social por y para la gente joven.

El experimento funcionó y lo hizo sorprendentemente bien. Tuenti creció en usuarios, llegando en 2009 a posicionarse como la red social más popular en España, por encima de Facebook. En 2010, Tuenti alcanzó los 10 millones de usuarios, mayoritariamente adolescentes, a pesar de que se impuso un límite de 14 años.

Sus fundadores querían internacionalizar la red social, pero Facebook iba muchos pasos por delante, tenía más recursos y más capital. Tuenti parecía haber tocado techo y sus números dejaron de crecer. Además, comenzaron a producirse las llamadas migraciones, primero a Twitter y luego Facebook e Instagram.

Fue en ese año cuando Félix Ruíz, Adeyemi Ajao, Bernardo Hernández y Hugo Arévalo, junto a otros inversores, protagonizaron uno de los exits más conocidos de España, con la venta de Tuenti a Telefónica por 70 millones de euros.

Según asegura Hugo Arévalo, inversor de Tuenti, a Business Insider España: “La venta de Tuenti fue muy importante para mí, personalmente, y para el ecosistema español,  ya que abrió el camino de muchos exits de las puntocom al futuro y también fue un impulso que permitió creer en el talento nacional; además, a partir de esta adquisición han nacido muchos nuevos emprendedores y proyectos”.

“Para mí lo más emocionante no es la venta, sino el camino que recorres con la startup, con los founders y con los accionistas. Ver cómo puedes aportar tu granito de arena. Me encanta verlas crecer y ver cómo solucionan una deficiencia del mercado". 

"La venta o exit es una consecuencia de un trabajo bien hecho, pero jamás hay que crear nada pensando en una venta porque la probabilidad de fracaso aumenta considerablemente”, detalla Arévalo.

6 años después de su adquisición, 2016, la operadora dejó claro que lo que le interesaba de Tuenti era su base de usuarios y convirtió la red social en un operador virtual móvil orientado a adolescentes.

Con este nuevo cometido sobrevivió algunos años más, hasta que en 2022 Tuenti desapareció pasando a formar parte de O2, que se queda como única marca en el segmento low cost.

Amazon compra la española BuyVip por 70 millones de euros

Jeff Bezos, fundador de Amazon.

Otro gran proyecto nacido en 2006, de la mano de Gustavo García Brusilovsky, José Luis Vallejo y Juan Miguel Pane, fue BuyVip, una compañía de ventas privadas que llegó a operar en hasta 7 mercados, entre ellos España, Portugal, Alemania, Austria e Italia.

Funcionaba como un club privado de compras a través de Internet que proporcionaba a sus usuarios descuentos entre el 30% y el 70% en cada campaña de venta de ropa, complementos de vestir y deportivos de “las mejores marcas”.

A lo largo de su trayectoria, la compañía encontró  el apoyo de inversores de reconocido prestigio como la firma de capital riesgo 3i, el líder mundial en medios de comunicación Bertelsmann, ACP, la inversora en negocios tecnológicos Kennet Partners, o Grupo Intercom, conocido por el lanzamiento de proyectos de éxito como Infojobs, eMagister o Softonic.

El club de venta online llegó a alcanzar 7,5 millones de usuarios y cerró 2010 con una facturación de 140 millones de euros, teniendo en cuenta que sus ingresos brutos habían crecido un 70% durante el primer semestre en relación al mismo periodo del año anterior.

Estos resultados permitieron al grupo conseguir una línea especial de crédito de 15 millones para financiar nuevas líneas de negocio y llamar la atención de grandes compañías. 

En 2010 diversos medios internacionales y nacionales se hacían eco de que Amazon había cerrado la compra de BuyVip por 70 millones de euros. Según destacaba el coloso americano, con esta adquisición pretendía desembarcar en España y marcar una nueva estrategia para hacerse con el mercado del outlet en Europa.

7 años después, fue el propio Amazon quien anunciaba el cierre de BuyVip. La compañía puso fin a sus operaciones el 31 de mayo, cerrando el portal español en sus diferentes mercados. 

"A pesar de los esfuerzos, este negocio sigue sin ser rentable. BuyVip cuenta con un excelente equipo de profesionales y les hemos ofrecidos a todos un nuevo puesto de trabajo que les permitirá continuar desarrollando su carrera en Amazon", dijo la multinacional.

No obstante, a pesar de su cierre, la de BuyVip se convirtió, junto a la de Tuenti, en una de las ventas más destacadas del ecosistema tecnológico español.


Ventee Priveé compra Privalia por 500 millones de euros

Lucas Carné y José Manuel Villanueva, fundadores de Privalia.

El de Privalia también se cuela entre los grandes exits de los últimos 25 años

El proyecto, también surgido en 2006, fue fundado por José Manuel Villanueva y Lucas Carné. Habían trabajado en la consultora Bain & Company y decidieron montar un negocio juntos. Así comenzaron a dar forma a lo que acabaría siendo un éxito millonario: Privalia.

Aunque, tras la crisis, desde 2005 el dinero comenzaba a volver al negocio de Internet, lo hacía tímidamente y el del comercio electrónico aún era un terreno yermo, especialmente en España. 

A falta de financiación externa, los 2 emprendedores decidieron lanzar Privalia con sus propios ahorros y, aunque las expectativas no eran altas, en sus primeros 6 meses de actividad lograron unas ventas cercanas a los 400.000 euros.

En 2008, al inicio de la nueva crisis, los ingresos se situaban en casi 22 millones de euros y, en 2010, contaba con más de 6 millones de socios en todo el mundo.

Con estos datos, la liquidez por parte de inversores, primero nacionales y después internacionales, no tardó en llegar:

En 2007, Privalia completó 2 rondas de financiación, de 400.000 euros y 2,5 millones respectivamente, dando entrada a fondos de inversión como Cabiedes & Partners y Caixa Capital Risc. Posteriormente, Nauta Capital entraría en una tercera ronda. Poco después, en octubre de 2010, la compañía cerró su quinta ronda, de 70 millones de euros. 

Fue entonces cuando Privalia sumó a su accionariado al fondo americano General Atlantic y al europeo Index Ventures. 

En mayo de 2013, llegó la séptima y última ampliación de capital conocida: fue de 25 millones de euros y dio entrada al fondo de inversión belga Sofina.

10 años después de su fundación, en 2016, los 2 empresarios españoles cerraban la venta de Privalia al gigante francés Vente-Priveé, líder del sector que en 2015 facturó más de 2.000 millones de euros y que, con esta adquisición, conseguía eliminar a uno de sus principales competidores, sobre todo a nivel europeo.

Con esa operación, Carné y Villanueva ingresaron casi 30 millones cada uno por sus acciones.

Privalia —actualmente Privalia Venta Directa— es una filial de Vente-Priveé —ahora Veepee— que emplea a 1.500 trabajadores y que mantiene su sede central en Hospitalet de Llobregat.

2008: una nueva crisis financiera golpea a las empresas

Lehman Brothers, en la Bolsa de Nueva York, antes de su quiebra en septiembre de 2008.

El concepto de crisis cíclicas es una interpretación proveniente de las teorías de Karl Marx. Tras la recuperación siempre acontece una depresión y así fue desde mediados de 2007 con la crisis hipotecaria estadounidense y en 2008 con el crash de octubre

La problemática era global no tardó en llegar a España y lo hizo con especial virulencia por su modelo económico y la configuración del mercado laboral. Según los datos del Gobierno, el sector inmobiliario aportaba el 17,9% al Producto Interior Bruto (PIB) a principios de 2008 y daba empleo al 13% de la población activa.

Su influencia se extendía más allá, alcanzando un 34% del PIB de la mano de otros sectores. Por eso, la crisis no solo afectó al sector inmobiliario, sino que acabó golpeando a toda la economí

Sin embargo, no todo fue negativo. Como dice la popular cita atribuida a Einstein, "la crisis es la mejor bendición que puede sucederle a personas y países porque trae progresos",  y aunque no está clara la autoría de este texto, la gran mayoría coincide en lo cierto de su significado.

Según relata Clara Pombo a Business Insider España, con la crisis de 2008 mucha gente se quedó sin trabajo y tenía que pensar en hacer cosas nuevas, y "una de las salidas que se valoraban era emprender, lo cual ayudó a que las startups fueran cada vez mejores”. Por ejemplo, Airbnb o las españolas Busuu y Social Point nacieron en 2008

“La evolución del ecosistema español ha sido magistral y pasa por un cambio en la cultura, la mentalidad y sobre todo por la valentía de los que se atrevieron a emprender en tiempos difíciles", señala la inversora y cofundadora del MIT Entreprise Forum Spain.

“Estaba de moda crear una empresa con tu grupo del MBA en lugar de volver a la tuya donde se estaban recortando empleaos: así surgieron muchas buenas ideas. Además, en esos años, los fondos  estaban preparados para invertir".

"Todo se ha ido alineando para que los grandes exits y el nacimiento de unicornios pueda pasar, pero llegar hasta aquí no ha sido fácil”, admite. 

Otros artículos interesantes:

Las 15 grandes operaciones de los últimos 25 años en el ecosistema emprendedor español

25 años de ecosistema emprendedor en España: la burbuja de las 'puntocom', el invierno nuclear y las startups que sobrevivieron a la criba

Los jóvenes que revolucionaron el panorama tecnológico en España: dónde están ahora los fundadores de Tuenti

Te recomendamos