De Abengoa y Air Europa a Room Mate: cuánto dinero han pedido las 26 empresas que han solicitado el rescate al fondo para empresas estratégicas que gestiona el SEPI

Un avión de Air Europa despegando en el Aeropuerto de Palma de Mallorca.
Un avión de Air Europa despegando en el Aeropuerto de Palma de Mallorca.
REUTERS/Paul Hanna
  • Desde que se anunció su creación en julio, 26 grandes compañías han presentado su solicitud ante el SEPI para acceder al fondo de reserva para empresas estratégicas, dotado con 10.000 millones de euros.
  • Las peticiones de rescate de estas empresas equivalen al 31% de ese fondo, aunque por el momento el Consejo de Ministros solo ha aprobado 4 operaciones, las de Air Europa, Duro Felguera, Plus Ultra y Avoris-Halcón Viajes.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La actual crisis económica, provocada por la pandemia de coronavirus, es cada vez más distinta de las anteriores. El PIB se ha desplomado mucho más que durante la Gran Recesión que se inició en 2008, pero la economía ha tardado mucho menos en volver a cifras positivas, mientras que el mercado laboral ha contenido la destrucción de empleo y los niveles de ahorro han alcanzado máximos.

Sin embargo, las principales diferencias entre esta crisis y las anteriores pasan por las respuestas gubernamentales. Así, si en la década pasada se optó por aplicar medidas de austeridad y solicitar a la UE un fondo de rescate de 100.000 millones de euros para contener el colapso de la banca, en la actualidad las recetas contra la crisis pasan por aumentar el gasto público para, entre otras medidas, garantizar la solvencia de pequeñas, medianas y grandes empresas.

Así, el Consejo de Ministros aprobó la semana pasada la creación de 3 fondos para apoyar la solvencia empresarial, de los que uno de ellos incluye 7.000 millones de euros en ayudas directas a empresas, pymes y autónomos y otro 1.000 millones la recapitalización de empresas de mediano tamaño a través de la Compañía Española de Financiación del Desarrollo (Cofides), una empresa pública dependiente del Ministerio de Industria.

El Estado rescatará a Air Europa con 475 millones de euros, pero la aerolínea podría necesitar otro rescate en 6 meses para evitar la quiebra

Mientras, las grandes empresas cuentan desde principios de julio del año pasado con el fondo de reserva para el apoyo a la solvencia de empresas estratégicas, gestionado por la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) y con el que se busca evitar la quiebra de compañías que eran viables antes de la pandemia y que podrían perjudicar a la economía estatal o autonómica si desapareciesen.

Condiciones para solicitar rescate al fondo para empresas estratégicas

Para beneficiarse de este fondo es necesario cumplir una serie de requisitos, que incluyen tener sede y centros de trabajo en España, demostrar la viabilidad de su negocio antes del impacto de la pandemia de coronavirus y su capacidad para devolver las ayudas públicas, además de justificar que su quiebra supondría "un elevado impacto negativo sobre la actividad económica o el empleo, a nivel nacional o regional", según se recoge en el Boletín Oficial del Estado.

Además, las compañías que presenten solicitud para este rescate estatal no podrán haber sido condenadas por cohecho o malversación de caudales públicos, tendrán que estar al corriente de sus obligaciones tributarias y con la Seguridad Social, no podrán repartir dividendos tras ser rescatadas y sus consejeros tampoco podrán cobrar ni primas ni retribuciones variables.

Este fondo repartirá un mínimo de 25 millones de euros a cada empresa que lo solicite, una cuantía que podrá ser menor "en casos acreditados y justificados". Mientras, el importe máximo de los rescates será "el que se considere imprescindible para restaurar la viabilidad de la compañía", según aseguró en julio la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, que precisó que ese máximo "no podrá mejorar el patrimonio neto de la empresa a 31 de diciembre" de 2019.

En principio, el plazo para solicitar estas ayudas vencía el próximo 30 de junio, pero el Gobierno ha decidido ampliar su vigencia hasta el 31 de diciembre, aunque no su presupuesto, dado que hasta el momento la SEPI ha recibido las solicitudes de rescate de 26 empresas que acumulan una petición de ayudas que se sitúa en torno a los 3.100 millones de euros, un 31% de la dotación total del fondo, a falta de que se concrete el montante de algunas peticiones.

No obstante, el Consejo de Ministros ha aprobado por el momento solo 4 solicitudes, la de Air Europa por 450 millones de euros, la de Avoris-Halcón Viajes por 320 millones de euros, la de Duro Felguera por 120 millones y la de Plus Ultra, de 53 millones, lo que supone un 9,43% de la dotación del fondo. 

Estas son las 26 empresas que han solicitado un rescate al fondo para la solvencia de empresas estratégicas gestionado por la SEPI, ordenadas de menor a mayor cantidad solicitada en ayudas públicas.

Hotelatelier - En torno a 25 millones de euros

Habitación del Hotel Petit Palace Savoy Alfonso XII de Madrid, del grupo Hotelatelier

Petit Palace Hoteles

Se desconoce todavía el montante exacto del rescate que la cadena hotelera, que opera bajo las marcas Petit Palace e Icon, ha solicitado al SEPI. No obstante, Hotelatelier se convirtió a mediados de enero en la primera del sector hotelero en pedir ayudas públicas para mantener su actividad, que se concentra en 35 hoteles en todo el país que la cadena se vio obligada a cerrar a consecuencia de la pandemia.

Pangea The Travel Store - 25 millones de euros

La agencia de viajes agencia especializada en el diseño de experiencias turísticas a medida para sus clientes, que cuenta con tiendas en Madrid, Barcelona, Bilbao y Valencia, ha solicitado 25 millones al SEPI, la cantidad mínima que se puede reclamar al fondo de rescate. La compañía tenía previsto implantarse en América a principios de 2020, pero el estallido de la pandemia ha dado al traste sus planes de expansión.

Rugui Steel - 25 millones de euros

Instalaciones de Rugui Steel en Ólvega (Soria)

Rugui Steel

Los orígenes de esta compañía acerera, radicada en el municipio soriano de Ólvega, se remontan a 1953, con la puesta en marcha de "una pequeña forja se dedicaba a la fabricación de herramientas y utillajes de labranza", según asegura la empresa en su página de Facebook, en la que destaca que la compañía como tal se conforma en 2001, comenzó a internacionalizarse y expandirse en 2007 y cuenta con varias unidades de fusión de acero, laminación en caliente o descortezado y detección mediante ultrasonidos.

Holmes Place - 26,4 millones de euros 

Gimnasio de Holmes Place en la calle Poeta Joan Margall de Madrid

Holmes Place

La cadena de gimnasios, fundada en Londres en 1979 y que cuenta con presencia en Israel, Alemania, Portugal, Austria, Grecia, Suiza y Polonia, además de 14 centros en España, recurrió en febrero al SEPI para solicitar un préstamo de 26,4 millones de euros, de los que 18,2 millones de euros se destinarán a deuda senior y los 8,2 millones restantes a reforzar su capital.

Airtificial - 30 millones de euros

Toque de campana por el debut bursátil de Airtificial en la Bolsa de Madrid en 2018

Airtificial

La compañía andaluza de inteligencia artificial y robótica, fruto de la fusión en 2018 entre Carbures e Inypsa, ha solicitado 30 millones de euros al SEPI, aunque en su última presentación de resultados, correspondientes a los 9 primeros meses de 2020, mejoró en un 75% sus pérdidas hasta situarlas en 8,1 millones de euros, mientras que a lo largo de 2021 ha cerrado 7 nuevos contratos valorados en 9,2 millones de euros, aunque ha dejado de pagar nóminas y a sus proveedores, según El Confidencial.

Hijos de J. Barreras - 30 millones de euros

El astillero vigués, que se libró del concurso de acreedores en febrero de 2020 tras un convulso año en manos de la petrolera mexicana Pemex, ha solicitado 30 millones de euros de rescate al SEPI mientras continúa la construcción del crucero de lujo Evrima, que acumula sobrecostes de 80 millones de euros, según Diario Atlántico, que asegura que en 2019 multiplicó por 4 sus pérdidas, hasta los 16,3 millones de euros.

Soho Hoteles - 32 millones de euros

Entrada de un establecimiento de Soho Boutique Hotels

Soho Hoteles

El grupo hotelero malagueño, que cuenta con unos 30 hoteles y aparthoteles en España, México y Portugal, ha sido una de las últimas de su sector en solicitar el rescate del SEPI, en este caso por 32 millones de euros. Con esta inyección, la compañía busca hacer frente al impacto del coronavirus y a sus deudas, que a finales de 2019 superaban los 25 millones de euros, según El Economista.

Global Exchange - 35 millones de euros

Oficina de cambio de Global Exchange

Global Exchange

Esta multinacional española de cambio de divisas, presidida por Isidoro Alanís, que también es alcalde del municipio salmantino de Fuentes de Oñoro, se ha visto afectada por la pandemia debido a la caída en los viajes internacionales y el turismo. El grupo, fundado hace 25 años, cuenta con presencia en más de 20 países y con unas 300 oficinas en 57 aeropuertos de todo el mundo.

Serhs -  35 millones de euros

Oficinas centrales de Sehrs en Pineda del Mar (Barcelona)

Wikimedia Commons

El grupo catalán de suministros y catering para hostelería y comunidades Serhs también ha acusado el impacto de la pandemia en el turismo y el sector hotelero. La compañía, fundada por la familia gerundense Bagó en 1975 y con unos 2.000 trabajadores en plantilla, estaba considerada una de las más importantes de Cataluña dentro de su sector, pero ha recurrido al SEPI ante las pérdidas provocadas por la pandemia.

Losán - 35 millones de euros

El grupo maderero gallego fue fundado en 1964, está radicado en A Coruña, cuenta con una plantilla de 1.600 empleados y ha solicitado un rescate de 35 millones de euros al SEPI. La compañía ha sufrido la disrupción de las cadenas de suministro en su red de centros de producción, situados en Rumanía, Chile, Países Bajos y EEUU, que puede haber mermado considerablemente sus ingresos, que superaban los 200 millones de euros antes de la pandemia, según la propia compañía.

Grupo Juliá - 37 millones de euros

El grupo de transporte de viajeros se ha visto especialmente afectado por las restricciones a la movilidad y el turismo vinculadas a la pandemia, dado que está presente en 40 ciudades de 10 países en 4 continentes, en los que cuenta con 1.600 empleados, según El Mundo, que destaca que la compañía consiguió en 2019 la mayor facturación de su historia, con 343 millones de euros, y alcanzando un ebitda de 16,5 millones.

Grupo Abades - 40 millones de euros

El grupo granadino dedicado a la gestión de hoteles, restaurantes, áreas de servicio y tiendas gastronómicas cerró 2019 elevando su facturación un 8,6%, hasta alcanzar los 110,3 millones de euros, según La Vanguardia. No obstante, el impacto de la pandemia en todas sus líneas de negocio ha forzado a la compañía a pedir rescate al SEPI para preservar los empleos de sus 1.500 trabajadores y reflotar su actividad, muy ligada al turismo.

Mediterránea - 40 millones de euros

Una de las últimas compañías en solicitar respaldo al Estado para garantizar su viabilidad es Mediterránea, una empresa dedicada a los servicios de restauración y catering para unos 600 colegios, 150 hospitales y unas 100 empresas en España, Perú y Chile. El cierre de los centros educativos y las facilidades para el teletrabajo durante la pandemia podrían reducir drásticamente sus ingresos, que alcanzaron los 193 millones en 2019, según Vozpópuli.

Room Mate - 52 millones de euros

El Room Mate Oscar de Madrid fue uno de los primeros hoteles que se ofrecieron para sanitarios.
El Room Mate Oscar de Madrid fue uno de los primeros hoteles que se ofrecieron para sanitarios.

Oscar

La cadena hotelera, presidida por el empresario Kike Sarasola y participada al 30% por Sandra Ortega, la primogénita del fundador de Inditex, ha sufrido el desplome en la ocupación hotelera derivado de las restricciones al turismo y, a pesar de que ha anunciado la apertura de un nuevo hotel en Ibiza en mayo tras abrir su sexto establecimiento en Madrid el pasado agosto y de haber recibido autorización para construir otro en Málaga, ha recurrido al SEPI a principios de marzo.

Plus Ultra - 53 millones de euros

La solicitud de esta aerolínea, una de las 3 que ha aprobado hasta el momento el Consejo de Ministros, ha generado polémica debido a que 2 de sus fundadores participaron en la quebrada Air Madrid y por sus supuestos vínculos con el régimen venezolano. Sin embargo, el Gobierno ha justificado este rescate destacando que fue de las primeras en presentar plan de viabilidad y que ofrece servicios "asequibles" a migrantes latinoamericanos residentes en España, según El País.

Hesperia - 55 millones de euros

La cadena hotelera Hesperia ha solicitado 55 millones de euros al fondo de apoyo a la solvencia de las empresas estratégicas después de haber recurrido también a los préstamos avalados por el Instituto de Crédito Oficial a lo largo del año pasado con la meta de "reforzar aún más su posición financiera y mantener a la compañía en una situación óptima en el momento de la recuperación del mercado turístico", según recoge Europa Press.

Farggi-La Menorquina - 69,7 millones de euros

Helado Farggi
El Corte Inglés

La petición de la compañía balear a comienzos de marzo supuso la primera solicitud de rescate al SEPI por parte de una empresa del sector de la alimentación, según Vozpópuli, que destaca que la mayor fabricante de helados de marca del país presentó pérdidas de 15 millones de euros en 2018 y no ha podido participar en los préstamos avalados por el Estado. Por ello, ha solicitado un préstamo participativo de 42,7 millones y otro ordinario de 26,9 millones.

Nautalia-Wamos - 70 millones de euros

Un avión de Wamos Air.
Un avión de Wamos Air.
Wikipedia/William Verguet

El holding turístico del fondo de capital riesgo suizo Springwater, que agrupa a la agencia de viajes Nautalia, la compañía de cruceros Pullmantur, a la aerolínea Wamos Air y a la gestora de la plaza de toros de Las Ventas en Madrid ha solicitado en diciembre pasado rescate al SEPI tras un año de pérdidas y complicaciones vinculadas a la pandemia, que llevaron a Pullmantur al concurso de acreedores este pasado verano, según Economía Digital.

Naviera Armas - 100 millones de euros

El grupo canario de transporte marítimo, el mayor entre los que operan entre la península, Canarias y Baleares y dueño de la compañía Transmediterránea, solicitó en noviembre el rescate estatal, señalando que formaba parte de su plan para la reestructuración de su deuda, que también incluye una propuesta de quita a sus acreedores para sobrevivir a las pérdidas de varios cientos de millones que les ha dejado la pandemia, según Hosteltur.

Tubos Reunidos - 112 millones de euros

El grupo vasco fue de los primeros en paralizar su actividad industrial en sus plantas de Trapaga (Vizcaya) y de Amurrio (Álava) y anunciar un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) para sus más de 1.350 empleados tras la declaración del estado de alarma. En febrero de 2021, tras presentar sus sextas pérdidas anuales consecutivas hasta superar los 100 millones, el doble que en 2019, solicitó el rescate al SEPI, que está pendiente de aprobación.

Duro Felguera - 120 millones de euros

Sede de Duro Felguera en Madrid

Reuters

La compañía asturiana de ingeniería fue de las primeras en hacer pública su solicitud de rescate al SEPI, aunque la aprobación definitiva no se ha producido hasta principios de marzo y solo después de haber alcanzado un acuerdo con sus acreedores bancarios. El rescate a Duro Felguera se concretará en la entrada del Estado en su capital, en la inyección de liquidez en sus cuentas y en la búsqueda de un inversor que aporte financiación y nuevos proyectos, según Cinco Días.

Abengoa - 249 millones de euros

Abengoa
Abengoa

Abengoa ha solicitado a la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) el rescate para su sociedad Abenewco 1, a la que traspasó los activos y las actividades más valiosos de la matriz. El objetivo de la compañía con este rescate es salvar esa filial operativa, Abenewco 1, de la que dependen la mayor parte de los 13.000 empleados -más de 2.500 en España- y en la que se encuentra el negocio de la compañía. 

La matriz busca al mismo tiempo un pacto con los acreedores para evitar que la situación contamine al resto del grupo después de que el pasado 22 de febrero la matriz del grupo solicitara la declaración de concurso voluntario de acreedores tras no lograr que los acreedores financieros le otorgaran los consentimientos para extender de nuevo el plazo para el cierre y ejecución del acuerdo de reestructuración.

La deuda financiera a cierre de 2019, último ejercicio con datos reportados por la compañía -que lo hizo hace apenas una semana con casi un año de retraso- ascendía a 4.783 millones de euros, aunque se elevaba hasta casi 6.000 millones si se tenían en cuenta 1.165 millones de euros correspondientes a deuda de proyectos en venta, resume Europa Press.

Hotusa - 320 millones de euros

La compañía hotelera barcelonesa, que posee entre otras la marca Eurostars, se ha visto especialmente afectada por la pandemia dado que su negocio se centra en el segmento urbano, lo que implica la caída de sus reservas sino también de su actividad empresarial por el auge de los congresos y conferencias en remoto. Pese a que la compañía descartó en febrero pedir rescate, según Europa Press, en marzo elevó su petición de 190 millones a 320 millones de euros, según Vozpópuli.

Avoris-Halcón - 320 millones de euros

Las 2 agencias de viajes de Globalia y Barceló, fusionadas en diciembre, también ha elevado su petición de rescate, en este caso de 235 millones a 320 millones de euros, ante sus malas previsiones de cara a Semana Santa, según El Confidencial. Dado que la fusión está condicionada al rescate, las agencias han pedido permiso al SEPI para poder realizar 600 despidos, de los que finalmente han sido aprobados 200. Posteriormente, su rescate se ha convertido a mediados de marzo en el cuarto que aprueba el Consejo de Ministros.

Air Europa - 475 millones de euros

Un avión de Air Europa en Seattle, Washington, EEUU.
Un avión de Air Europa en Seattle, Washington, EEUU.
REUTERS/Lindsey Wasson

El tercer rescate aprobado por el Consejo de Ministros tiene como protagonista a la aerolínea Air Europa, que se encuentra en pleno proceso de compra por parte de Iberia. La ayuda del SEPI es necesaria para que la operación se complete a lo largo de 2021, aunque la empresa pública ha condicionado parte de la entrega de los fondos a que la compañía aceptase la entrada de Valentín Lago como nuevo consejero delegado, según El País.  

Celsa - 700 millones de euros

La empresa siderúrgica catalana es, hasta el momento, la que ha solicitado un mayor rescate al SEPI, tras duplicar en marzo los 350 millones de euros que solicitó en julio ante la presión de sus acreedores, aunque la empresa pública que gestiona el fondo para empresas estratégicas podría optar por limitar sus ayudas a un máximo de 550 millones de euros, según Cinco Días, que prevé que el rescate se apruebe antes de abril.

LEER TAMBIÉN: El Consejo de Ministros aprueba las ayudas directas a empresas: el fondo aumenta a 7.000 millones pero lo repartirán las autonomías

LEER TAMBIÉN: Ayuda mínima de 25 millones y sin pagar dividendos: requisitos y condiciones para acceder al nuevo fondo de reserva para empresas estratégicas

LEER TAMBIÉN: Transportes ultima el rescate de la 'estratégica' Air Europa

VER AHORA: Javier Gándara, director general de easyJet para el Sur de Europa: “Nuestro gran reto es conseguir que volar vuelva a ser asequible para todos los bolsillos tras la crisis”