Pasar al contenido principal

26 consejos para mantener tu coche siempre como nuevo

Aceite F1
AUTO BILD.

Junto al mantenimiento habitual, existen una serie de cuidados extra y algunas cosas que debes evitar a toda costa para minimizar los efectos del paso del tiempo en tu coche.

Si pones en práctica estos 26 consejos conseguirás alargar la vida de tu coche:

1. Evita los trayectos cortos frecuentes

En frío, al arrancar, no solo el rozamiento de piezas mecánicas es elevado, sino que el aceite, en un trayecto corto, no coge la temperatura idónea, y el combustible y el agua condensada se mezclan.

enfriar coche verano lavar
Autobild

2. Lávalo con regularidad

Lo mejor es ir a una estación de lavado y usar agua a presión. Incidir en las zonas menos accesibles, por ejemplo bajo las aletas. Nunca uses el agua a presión sobre el motor. Podrías dañar gravemente algunos componentes electrónicos.

3. Protege la pintura

La luz el sol, los insectos o los excrementos de pájaro son dañinos para la pintura en el día a día. La mejor manera de protegerla es con un encerado.

4. Trata los daños de la pintura

Si hay rayones o marcas visibles en la carrocería no conviene dejarlos sin tratar, porque pueden derivar en óxido. Hay unos pinceles y lápices especiales para ello; solo tienes que pedir el código exacto que corresponda a la pintura de tu coche.

consejos mantenimiento coche
Vicente Cano

5. Protégelo de las piedrecillas

¿Conduces mucho por autovía? Entonces deberías ponerle una capa adhesiva transparente al capó en la zona del frontal y las aletas. Al llegar a tu destino se puede retirar fácilmente y durante el viaje evitarás que el paragolpes y el capó resulten dañados por las chinas del camino.

6. Mantenimiento de llantas

Conviene desmontar las ruedas de vez en cuando; así evitas que se quede suciedad incrustada que puede llevar a un deterioro mayor.

7. Evita el exceso de calor

Al estacionar tu coche, mucho mejor buscar siempre zonas sombreadas, especialmente en primavera y verano. Exponer a tu coche al sol constante puede dañar la carrocería, así como algunos componentes electrónicos, especialmente en los coches más modernos.

8. Controla el nivel de aceite

No esperes a que se encienda el piloto del aceite en el cuadro de mandos, porque muchas veces ya está por debajo el mínimo. Lo mejor es comprobarlo regularmente con la varilla y rellenar cuando haga falta.

Cambio de aceite y filtros en media hora
Cambio de aceite y filtros en media hora AUTO BILD.

9. Cambia el aceite regularmente

El aceite del motor se convierte en grasa, y recoge partículas de metal que surgen del rozamiento, que pueden terminar en la zona de combustión. Cumplir siempre a rajatabla los intervalos de cambio dados por el fabricante, y con el aceite y la viscosidad recomendados.

10. Sé riguroso con los calendarios de mantenimiento

Solo cuando el taller sigue los puntos de revisión dados por el fabricante, tienes cierta garantía de que no dejará nada al azar. Y así se reconocen con más antelación determinados fallos, si los hubiere, y se evitan averías más graves.

11. Evita los talleres "pirata"

Busca siempre un taller de confianza. Si no es oficial, mejor si tienes referencias de algún amigo o familiar. Si vas siempre al mismo, el mecánicos termina conociendo al dedillo tu coche, sus puntos fuertes y sus debilidades.

12. Cambia la correa de la distribución

¿Por qué asusta que se rompa la correa de distribución?
¿Por qué asusta que se rompa la correa de distribución? AUTO BILD.

Seguir con rigor los intervalos de cambio de correa dados por el fabricante es la mejor forma de evitar tener que hacer frente a una de las averías de coche más caras.

13. Controla con regularidad la presión de neumáticos

Muchas veces nos damos cuenta de que llevamos la presión de los neumáticos muy baja cuando es demasiado tarde. Si falta aire, las gomas se pueden sobrecalentar al circular a altas velocidades. 

14. Cuidado con los bordillos

Ya no solo por los bajos: tus neumáticos pueden sufrir daños, que no se manifiestan hasta que está circulando por carreteras.

15. Cuida los plásticos

Kia Venga plásticos
Kia Venga plásticos AUTO BILD.

Cuando laves el coche por dentro, ten cuidado de no usar productos de aceites minerales o muy abrasivos, que pueden dañar las gomas y los plásticos.

16. Cambia de marcha con suavidad

No solo me refiero a la forma en la que debes tratar a la palanca de cambio: también de cómo hay que pisar el pedal izquierdo. Si no, el embrague te puede durar menos de 15.000 kilómetros porque elevas mucho el rozamiento.

17. Analiza las cavidades

Los coches modernos están bien protegidos contra la corrosión, pero igualmente es conveniente analizar regularmente con endoscopio los bajos y las cavidades del coche y, si es necesario, aplicar en algunas zonas cera o protector antióxido.

18. Conduce en la temperatura idónea

Después del arranque el frío, los diferentes componentes del coche cogen calor de forma desigual. También el aceite se toma su tiempo para lubricar correctamente todas las áreas. Por eso, en los primeros kilómetros, mejor no pasar de las 2.500 vueltas.

19. Evita arranques en frío innecesarios

Recuerda que durante los primeros kilómetros es cuando más se desgasta un motor.

Acelerador
Pxhere

20. Evita también pasarte de revoluciones

Los que realizan muchos kilómetros lo saben de sobra: muchas vueltas significa mucho desgaste. Lo óptimo, en viajes largos, es no pasar en la medida de lo posible de las 3.500 rpm.

21. Controla los conductos y aperturas

Si se obstruyen, pueden llegar a producir humedad en el interior y, por ejemplo, empañar los cristales.

22. Revisa las ruedas por dentro

Si has subido a algún bordillo a una velocidad elevada, puedes haber producido algún daño en la carcasa, en la parte interior de la rueda, que no se ve desde fuera.

23. Usa correctamente el climatizador

Arranca siempre el coche con el climatizador apagado. Si no, el estárter tiene que soportar una carga mayor, ya que debe girar también el compresor. Si hace mucho calor, abre antes las ventanas y deja que entre al aire unos minutos.

Recuerda que tienes que revisar el sistema de climatización regularmente. De media, pierde al año un 10% de líquido refrigerante. Y el secador se desgasta, y hay que cambiarlo cada tres años.

Frenos del coche
Pixabay

24. Usa los frenos correctamente en montaña

Si desciendes por un puerto, es mejor evitar llevar el pedal del freno permanentemente pisado, porque así calientas demasiado los frenos. Mejor combinar el uso del pedal con el freno motor. Los discos te lo agradecerán.

25. No ignores los rastros de pérdida de líquidos

Un poco de agua bajo el coche no es para alarmarse. Pero si  la marca es abundante, puede suponer que el refrigerador tiene un agujero, o que algún tubo se ha vuelto inestanco por la cal. Estar muy atento a otro tipo de gotas en el suelo: aceite (color caramelo a marrón), líquido refrigerante (verde o naranja), líquido de la transmisión (rojo), líquido de frenos o servodirección (incoloro). En caso de la mínima duda... ¡Al taller!

26. No olvides el freno de mano

En cuanto haya la mínima inclinación, ponerlo siempre, especialmente si tu coche es automático. Y aún más importante: ¡Acuérdate de quitarlo antes de empezar a circular!

 

Te puede interesar

Lo más popular