Pasar al contenido principal

27 fotos del balneario, ahora abandonado, que utilizaba Joseph Stalin

El balneario más grande del complejo, el No. 6, fue construido exclusivamente para Joseph Stalin. Es el único que todavía se utiliza hoy en día.
Una casa de baños común en el balneario de Tskaltubo. Cortesía de Roman Robroek

Explorar edificios en ruinas y abandonados no es algo romántico, desde el punto de vista profesional. A veces un paso en falso puede hacer que suframos un grave accidente.

Durante los últimos 8 años, Roman Robroek, un fotógrafo nacido y criado en los Países Bajos, ha inmortalizado edificios abandonados, castillos desiertos, misteriosas iglesias, monumentos importantes y muchas más cosas en diversas partes del mundo.

"Cuando empecé a fotografiar paisajes urbanos, vi edificios vacíos, abandonados y en decadencia. La curiosidad por fotografiar estos lugares me invadió rápidamente", dijo Robroek a Business Insider.  "¿Cuál era la historia detrás de esos edificios?, ¿Quién vivía allí?, ¿Para qué sirvieron estos objetos y por qué fueron abandonados? Esta curiosidad creó un estrecho vínculo entre la fotografía de lugares abandonados y yo".

Leer más: Un antiguo búnker nazi en Alemania se está transformando en un hotel de lujo con un jardín de 5 plantas en la azotea

Robroek ha hablado con Business Insider sobre lo que significa para él visitar estos sitios fantasmagóricos deshabitados y compartió varias instantáneas de una excursión reciente a un balneario en ruinas en Tskaltubo, Georgia.

Estas son las 27 fotos que muestran las ruinas de un balneario abandonado de la era soviética utilizado por Joseph Stalin, cuyas aguas eran conocidas popularmente como "aguas de la inmortalidad".

El balneario de Tskaltubo, una ciudad situada en el oeste de Georgia, es conocido por sus aguas termales, así como por ser un lugar frecuentado por Joseph Stalin y la élite comunista.

El balneario de Tskaltubo, una ciudad situada en el oeste de Georgia, es conocido por sus aguas termales, así como por ser un lugar frecuentado por Joseph Stalin y la élite comunista.
El exterior de las ruinas del balneario de Tskaltubo. Cortesía de Roman Robroek

Fuentes: National Geographic

Las ruinas de este espacio, que en su día fue un gran balneario, se han convertido en un atractivo lugar para hacer fotografías. En estos edificios reside ahora una comunidad de refugiados.

Las ruinas de este balneario, que en su día fue un gran balneario, se han convertido en un atractivo lugar para hacer fotografías. En estos edificios residen ahora una comunidad de refugiados.
Pilares dentro del balneario de Tskaltubo. Cortesía de Roman Robroek

Fuente: National Geographic

La ciudad ha sido un destino popular desde el s. VII, debido principalmente a las famosas aguas termales de la zona.

La ciudad ha sido un destino popular desde el siglo VII, debido principalmente a las famosas aguas termales de la zona.
El exterior de las ruinas del balneario de Tskaltubo. Cortesía de Roman Robroek

Fuente: CNN

La gente ha pensado durante miles de años que los manantiales, llamados las "aguas de la inmortalidad", tienen propiedades curativas. Se creía que estas podían tratar enfermedades como el reumatismo, las enfermedades circulatorias y cardiovasculares, la diabetes, el asma y diversos trastornos de la piel.

People have thought for thousands of years that the springs and water found there, called the "waters of immortality," had healing properties. It was believed that the springs could treat ailments like rheumatism, circulatory and
Inside one of the Soviet-era sanatoriums. Cortesía de Roman Robroek

Fuentes: CNN, Curiosity Magazine

Comenzó a consturirse a principios del s. XX, justo antes de pasar a ser en un destino popular para los miembros de la élite soviética a partir de la década de los 20.

Comenzó a consturirse a principios del siglo XX, justo antes de pasar a ser en un destino popular para los miembros de la élite soviética a partir de la década de 1920.
Dentro de uno de los sanatorios de la era soviética. Cortesía de Roman Robroek

Fuente: Atlas Obscura

Como parte del programa obligatorio de "derecho al descanso" de la Unión Soviética, los residentes de la URSS recibieron pases para visitar el complejo y bañarse en sus famosas aguas.

Como parte del programa obligatorio de "derecho al descanso" de la Unión Soviética, los residentes de la Unión Soviética recibieron pases para visitar el complejo y bañarse en sus famosas aguas.
Muebles y objetos dentro del balneario de Tskaltubo. Cortesía de Roman Robroek

Fuente: Atlas Obscura

El programa permitía que los ciudadanos de la Unión Soviética se tomaran dos semanas de vacaciones en un balneario al año.

El programa requería que los ciudadanos de la Unión Soviética se tomaran dos semanas de vacaciones en un balneario al año.
Las baldosas se astillan en las paredes del balneario de Tskaltubo. Cortesía de Roman Robroek

Fuente: National Geographic

Sin embargo, a los visitantes del spa no se les permitía ni traer a sus familias, ni beber, ni bailar. Tampoco podían hacer ruido.

Sin embargo, a los visitantes del spa no se les permitía ni traer a sus familias, ni beber, ni bailar. Tampoco podían hacer ruido.
Un jardín en el balneario de Tskaltubo. Cortesía de Roman Robroek

Fuente: National Geographic

El resort, de una belleza increíble, constaba de 19 lujosos sanatorios y 9 casas de baños.

El resort, de una belleza increíble, constaba de 19 lujosos sanatorios y 9 casas de baños.
Opulentas tallas y detalles se ven en todo el balneario de Tskaltubo. Cortesía de Roman Robroek

Fuente: Atlas Obscura

El balneario más grande del complejo, el número 6, fue construido exclusivamente para Joseph Stalin. Es el único que todavía se utiliza hoy en día.

El balneario más grande del complejo, el No. 6, fue construido exclusivamente para Joseph Stalin. Es el único que todavía se utiliza hoy en día.
Una casa de baños común en el balneario de Tskaltubo. Cortesía de Roman Robroek

Fuente: Curiosity Magazine

El que fuera uno de los balnearios más impresionantes de la URSS durante la década de los 50, fue abandonado tras la caída del comunismo en 1990.

El que fuera uno de los balnearios más impresionantes de la URSS durante la década de los 50, cayó en el abandono tras la caída del comunismo en 1990.
Una gran escalera dentro del balneario de Tskaltubo. Courtesy of Roman Robroek

Fuente: Atlas Obscura

"Muchos de los balnearios, que fueron prósperos hace 50 años, están ahora abandonados y en fuerte decadencia", dice el fotógrafo Roman Robroek.

"Muchos de los balnearios que fueron prósperos hace 50 años están ahora abandonados y en fuerte decadencia", dice el fotógrafo Roman Robroek.
Una gran escalera dentro del balneario de Tskaltubo. Cortesía de Roman Robroek

Fuente: Roman Robroek

Desde entonces, la naturaleza se ha ido apropiando del spa. La maleza, el musgo y todo tipo de plantas han ido creciendo en el interior.

Desde entonces, la naturaleza se ha ido apropiando del spa. La maleza, el musgo y todo tipo de plantas han ido creciendo por el interior del balneario.
Opulentas tallas y detalles se ven en todo el balneario de Tskaltubo. Cortesía de Roman Robroek

Tskaltubo sigue siendo una ciudad conocida por sus balnearios. En 2015, se construyó un nuevo centro termal médico, con un hotel, un restaurante, una bodega y un spa completamente nuevos, en contraste con las ruinas del antiguo resort.

Tskaltubo sigue siendo una conocida por sus balnearios. En 2015, se construyó un nuevo centro termal médico, con un hotel, un restaurante, una bodega y un spa completamente nuevos, en contraste con las ruinas del antiguo resort.
El exterior de las ruinas del balneario de Tskaltubo. Cortesía de Roman Robroek

Fuente: National Geographic

El nuevo balneario ofrece a los visitantes servicios tradicionales como baños semirradicales radiactivos y baños minerales terapéuticos.

El nuevo balneario ofrece a los visitantes servicios tradicionales como baños semirradicales radiactivos y baños minerales terapéuticos.
Una escalera de caracol en el balneario de Tskaltubo. Cortesía de Roman Robroek

Fuente: National Geographic

Sin embargo, las viejas ruinas del balneario de la era soviética se mantienen. Son un atractivo para turistas y fotógrafos de todo el mundo.

Sin embargo, las viejas ruinas del balneario de la era soviética permanecen y son un atractivo para los turistas y fotógrafos de todo el mundo.
Un pasillo dentro del balneario de Tskaltubo. Cortesía de Roman Robroek

"La oportunidad de visitar un lugar abandonado a solas es una experiencia única, relajante y tentadora al mismo tiempo", asegura Roman Robroek.

"La oportunidad de visitar un lugar abandonado a solas es una experiencia única, relajante y tentadora al mismo tiempo" asegura Roman Robroek.
Una habitación oscura dentro del balneario de Tskaltubo. Cortesía de Roman Robroek

Robroek también habla de los actuales residentes de este balneario abandonado. En 2018, este recinto acogía a más de 6.000 refugiados de guerra.

Robroek también habla de los actuales residentes de este balneario abandonado. En 2018, este recinto acogía a más de 6.000 refugiados sirios.
Pilares dentro del balneario de Tskaltubo. Cortesía de Roman Robroek

Cortesía de Roman Robroek of Roman Robroek

Fuente: Eurasianet

Desplazados de sus hogares en Abjasia debido a la guerra con Georgia a finales del s. XX, estos refugiados viven ahora entre las ruinas del balneario soviético.

Desplazados de sus hogares en Abjasia debido a la guerra con Georgia a finales del siglo XX, estos refugiados viven ahora entre las ruinas del balneario soviético.
Una casa de baños en el balneario de Tskaltubo. Cortesía de Roman Robroek

Fuente: Eurasianet

"Mientras fotografiaba los edificios en los que vivía gente, sentí que estaba invadiendo su privacidad. Y creo que en realidad lo hice", afirma el fotógrafo.

"Mientras fotografiaba los edificios en los que vivía gente, sentí que estaba invadiendo su privacidad. Y creo que en realidad lo hice", asegura el fotógrafo.
Grandes ventanales y tallas dentro de uno de los salones del resort. Cortesía de Roman Robroek

Fuente: Roman Robroek

Muchos de los refugiados que viven ahora en este balneario, están esperando que les den una nueva casa.

Muchos de los refugiados que viven ahora en este balneario, están esperando que les den una nueva casa.
Las ruinas de una escalera de piedra. Cortesía de Roman Robroek

Fuente: Eurasianet

El gobierno prometió que la gente que ocupaba las ruinas de Tskaltubo recibiría vivienda para el año 2020, pero hasta ahora, no se ha cumplido la promesa.

El gobierno prometió que la gente que ocupaba las ruinas de Tskaltubo recibiría vivienda para el año 2020, pero hasta ahora, no se ha cumplido la promesa.
Dentro de uno de los balnearios de la era soviética. Cortesía de Roman Robroek

Fuente: Eurasianet

"Se nos sigue diciendo que nos darán un apartamento, pero no llega nunca", dijo a Eurasianet Giga Akobidze, uno de los refugiados que viven en el balneario. "El único momento en el que el gobierno muestra interés en nosotros es cuando quieren nuestros votos".

“We keep being promised new apartments but nothing happens,” Giga Akobidze, a 64-year-old resident of the ruined resort town, told Eurasianet. “The only time the government shows any interest in us is when they want our votes.”
Dentro de uno de los balnearios de la era soviética Cortesía de Roman Robroek

Fuente: Eurasianet

Los refugiados que viven en las ruinas del antiguo balneario han vendido muchos de los exquisitos muebles y lámparas para sobrevivir. También se ha creado un sistema de alcantarillado improvisado a partir de tuberías de plástico para que las condiciones sean más habitables para los miles de personas que viven allí.

The refugees living in the ruins of the ancient spa have sold many of the exquisite furnishings and chandeliers left behind in order to survive. A makeshift sewer system has also been created out of plastic pipes in order to make
One of the rooms inside one of the sanatoriums. Cortesía de Roman Robroek

Fuente: Eurasianet

"Me han enseñado por dónde entrar en el edificio, me han enseñado qué partes están habitadas, qué partes están abandonadas y dónde hay que tener cuidado", dice Robroek. "No tengo nada más que respeto por la actitud de esta gente, y espero sinceramente que su situación mejore pronto".

“They’ve shown me where to enter the building, smiling and waving, shown me which parts are inhabited, which parts are abandoned, and where to be careful,” says Robroek. “I have nothing but respect for the attitude these people
A bathhouse at the Tskaltubo spa resort. Cortesía de Roman Robroek

Fuente: Roman Robroek

En cuanto a la conservación de este tipo de lugares, Robroek anima a unirse a Europa Nostra, una organización sin ánimo de lucro con la que suele trabajar.

En cuanto a la conservación de este tipo de lugares, Robroek anima a unirse a Europa Nostra, una organización sin ánimo de lucro con la que suele trabajar.
La fachada en ruinas del balneario de Tskaltubo y sus alrededores. Cortesía de Roman Robroek

"Europa Nostra hace un gran esfuerzo para proteger el patrimonio cultural y natural. Tienen un famoso programa llamado '7 Most Endangered Programme', en el que habilitan proyectos de restauración o salvamento de monumentos y edificios en peligro de extinción", dice.

 
 

Si los refugiados que ahora viven en Tskaltubo son trasladados a otro lugar, el lugar quedará totalmente abandonado.

Si los refugiados que ahora viven en Tskaltubo son trasladados a otro lugar, el lugar quedará totalmente abandonado.
Un mural dentro del balneario. Cortesía de Roman Robroek

Y además