¿No tienes tiempo para echarte siestas? 3 alternativas breves y efectivas para descansar en cualquier sitio y momento

'Los becarios'.
'Los becarios'.
  • Ya te sabes la teoría: descansar es importante para tu salud. En concreto, la siesta es la gran solución para reponer fuerzas durante el día. Por desgracia, no siempre se puede sestear.
  • Así que aquí tienes 3 alternativas a las siestas, 3 métodos que te permitirán descansar incluso si no puedes levantarte de la silla.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Seguro que ya te sabes la teoría: descansar es sumamente importante para tu salud física y mental, para tu felicidad y para tu gestión emocional, entre otros beneficios. Dormir poco o tomarse pocos descansos en el trabajo puede devenir en fatiga, frustración, rabia, irritabilidad, tristeza...

Aunque todavía existe el prejuicio de que tomarse un descanso en el trabajo es señal de pereza o de falta de motivación, numerosos estudios han demostrado que un periodo de inactividad intencional mejora tu productividad, tu creatividad, tu intuición, tu optimismo...

En este sentido, una buena forma de tomarse un break durante el día es echarse una siesta. Puede que prefieras tomarte un café a ponerte a sestear, pero precisamente las investigaciones más recientes al respecto demuestran que 5-10 minutos de siesta son más reponedores que una dosis de cafeína.

Esta es la teoría. Pero la realidad es otra. Es posible que por causas ajenas a tu control, no puedas parar de trabajar para tumbarte y echarte una siesta. O es posible que vayas tan estresado que te cueste dormirte, así que contigo esos 5-10 minutos de siesta podrían convertirse en 45 minutos compuestos de intentos frustrados.

La buena noticia es que existen muchas alternativas, muchas "siestas de las ideas", tal y como las llama Entrepeneur, que te pueden reponer energía sin tener que dormir durante un rato. Puedes dedicarles todo el tiempo que puedas y la mayoría puedes llevarlas a cabo desde la silla donde trabajas sin necesidad de levantarte (o que parezca que estás holgazaneando).

Cierra los ojos

Ojos cerrados
Getty

Sí, con solo cerrar los ojos durante un rato ya descansarás. Ten en cuenta que más del 50% de tu cerebro se dedica a procesar información visual. Cierra los ojos y… ¡presto! Tu mente de repente tiene un respiro para responder energías. Además, si disminuyes los datos visuales te resultará más fácil conectar con tu creatividad.

Crea un ambiente propicio para una siesta, aunque sea sentado, pero no te propongas dormir. Aprovecha el contexto relajante para cerrar los ojos y notar cualquier tipo de pensamiento que desfile por tu mente. Quizás un poco de música consiga ayudarte a entrar en ese estado.

Soñar despierto

'La ciencia del sueño'.
'La ciencia del sueño'.

Seguramente en el colegio muchos profesores te echaron la bronca por estar en la Luna mientras mirabas por la ventana y pensabas en otros mundos o posibilidades. No te avergüences de ello: según un estudio reciente, soñar despierto o bien indica que eres creativo o bien te ayuda a serlo.

Para estimular esta actividad busca una imagen o dibujo que te transmita paz y calma. Durante 5 minutos, siéntate cómodamente y observa su contenido. Permite que tu mente se deje llevar por los pensamientos, ideas y emociones que te transmita la imagen. Ten boli y agenda a mano por si te viene la inspiración.

Respirar

Respirar

Getty Images

El cerebro consume una gran cantidad de oxígeno para funcionar correctamente. Eso significa que, si estás realizando muchas actividades a la vez, el oxígeno se reparte por el cuerpo y la mente no puede tener mejores ideas y soluciones. Así que simplemente detente y respira.

Aunque existen muchas prácticas y métodos de respiración, puedes probar con respirar por el diafragma, algo que no se hace muy a menudo. Pon una mano en tu corazón, otra en el abdomen y respira y expira asegurándote de que es el abdomen lo que se infla y no tu pecho. 2-10 minutos así puede reponer energías.

Otros artículos interesantes:

Así es como debes dormir la siesta para que no altere tu sueño por las noches

Siesta, persianas y tapas gratis: 11 cosas típicas de España que en el resto del mundo son extrañas

Qué no debes hacer al echarte la siesta: 8 errores que deberías evitar