Pasar al contenido principal

3 claves sobre cómo son los inversores españoles, según JP Morgan

Grupo de inversores
Getty Images
  • Un estudio elaborado por JP Morgan incide en los comportamientos más habituales de los inversores en España.
  • Uno de los puntos más destacados es que son más conservadores que la media europea.
  • Además, la falta de planificación financiera de cara al largo plazo es otra de las grandes señas de identidad.

El conocimiento del comportamiento sobre cómo se invierte en España siempre ha traído grandes interrogantes. Es de sobra conocido que durante los últimos años en territorio español siempre se han querido buscar grandes rentabilidades en poco espacio de tiempo y haciéndolo sobre apuestas seguras. Algo que es prácticamente imposible. 

En este sentido, la última Encuesta sobre rentas de inversores españoles 2018 que elabora JP Morgan AM desvela que los inversores españoles son cortoplacistas, conservadores y con escasos conocimientos financieros.

El estudio, que se ha realizado sobre una muestra de 1.000 hombres y mujeres españoles de entre 18 y 65 años, repartidos de forma equilibrada por todas las regiones españolas, detalla las claves sobre sus señas de identidad.

1. Más conservadores que la media en Europa

La entidad norteamericana explica que España es más un país de ahorradores que de inversores. De hecho, solo uno de cada cuatro encuestados afirma disponer de instrumentos de inversión, mientras que el resto declara tener sus ahorros en cuentas de efectivo y cuentas de ahorro.

A pesar de que durante la última década los tipos de interés se han mantenido cercanos a cero, los ahorradores españoles no han variado sus hábitos de ahorro e inversión para adaptarse a esta situación. Solo el 5% de los españoles recurrió a productos de inversión para hacer crecer su capital u obtener rentas periódicas. Se trata de un posicionamiento muy conservador, inferior en 2 puntos al de la media europea del 7%.

"En realidad los españoles con cierta capacidad de ahorro no están siquiera protegiendo su patrimonio, sino reduciéndolo con ese posicionamiento”, apunta Manuel Arroyo, director de estrategia de JP Morgan AM para España  y Portugal en la nota de prensa. 

Si se mira hacia el futuro, el barómetro concreta que los encuestados en España siguen pensando que los tipos de interés seguirán manteniéndose en mínimos históricos. Hasta el 64% de los encuestados españoles prevé que los tipos seguirán en niveles bajos durante algunos años.

Leer más: 5 compañías que pueden comprar todas las acciones de DIA con su disponible en caja sin hacer grandes esfuerzos

2. Falta de planificación financiera y temor a arriesgarse

El ahorro y la planificación financiera ayudan a conseguir objetivos económicos.
El ahorro y la planificación financiera ayudan a conseguir objetivos económicos. Photo by rawpixel.com on Unsplash

No es ningún secreto que los españoles no son los mejores en cuanto a la planificación de sus ahorros. En esto también incide el estudio ya que revela que solo un 22% lo hace con la vista puesta en la jubilación, frente al 29% que lo hace para poder cumplir deseos de forma espontánea, o el 35% que tiene esos ahorros como un colchón para afrontar emergencias.

El informe también refleja que tan solo un 14% de españoles afirma ahorrar porque desea obtener rentas periódicas de su dinero. Y es que a la luz de los resultados de la encuesta, por una combinación de miedo a lo desconocido y escasa educación financiera: un 22% de encuestados prefiere evitar las inversiones porque no entiende, mientras que un 19% presenta una acentuada aversión al riesgo y un 15% afirma no disponer de financiero óptimo.

3. Les preocupa que sus ahorros pierdan valor, pero no hacen nada

La encuesta detecta que uno de cada cuatro ahorradores sí le preocupa que sus ahorros pierdan valor. Sin embargo, no busca ningún tipo de solución. En este sentido, una de las grandes conclusiones es que España es un país de rentistas: el 44% de los españoles está interesado en un producto generador de rentas, frente al 26% de la media europea.

Con todo, la educación financiera juega un papel esencial para ayudar a los inversores a preservar su patrimonio. La encuesta determina que el 57% de los ahorradores españoles no es consciente de que las acciones, los bonos y los fondos que invierten en estos activos pueden generar rentas constantes en el tiempo – en forma de dividendos y pago de intereses- que se reparten con independencia del comportamiento que muestre el mercado en cada momento.
 

Te puede interesar