Pasar al contenido principal

3 claves por las que el Bitcoin se ha desplomado en las últimas dos semanas

El bitcoin es la criptomoneda más conocida.
David Ryder/Getty Images
  • El descenso prolongado del Bitcoin atiende a razones fundamentales en los mercados pero también a motivos técnicos, según los expertos.
  • La llegada a los máximos de 2017 creó un importante pico y desde ahí el precio ha seguido descendiendo progresivamente.
  • Las dudas sobre su uso y la aparición de nuevas criptomonedas también han generado que se prolonguen los retrocesos.

La fiebre del bitcoin de hace unos años se ha ido quedando desguarnecida ha medida que ha avanzado el calendario. El abrupto descenso de los últimos tiempos marca muchas incógnitas y dudas sobre por qué se ha producido una caída tan realmente explosiva, después del ascenso fulgurante que mostró. 

En las últimas dos semanas, el precio del Bitcoin se ha desplomado frente a los máximos marcados hace un año, cuando en diciembre registró un pico en el que un bitcoin se cambiaba por más de 19.000 dólares. Estos días, el Bitcoin roza los 4.000 dólares, habiendo llegado a bajar hasta los 3.700 dólares. 

Las voces sobre la posibilidad de que esta criptodivisa fuera la consecución de una burbuja han sido bastante notables. Muchas gestoras de fondos de inversión y analistas se han decantado porque se trataba de la mayor sobrevaloración de un activo intangible de la historia.

Con todo, más allá de todo eso y desde un punto de vista técnico, al igual que fundamental, pueden encontrarse claves sobre porqué se ha ido desinflado, según ha ido corriendo el tiempo en el calendario.

1. Deriva de la caída del 2017

Una de las primeras razones es el cambio de tendencia que se produjo en el año 2017. Las amenazas sobre un mayor control de la divisa virtual, sobre todo por parte de China y Estados Unidos condujo al descenso mayúsculo de la moneda. 

En este sentido, Mati Greenspan, analista de la plataforma de inversión eToro, explica que el mercado bajista desarrollado por el bitcoin se debe a los efectos secundarios “del aumento sin precedentes de este vehículo y otras criptomonedas vistos en 2017”. Por tanto, este año se mantiene el retroceso que viene desde “ese punto”

Tal y como argumenta el experto, si los precios alcanzan niveles superiores a los justificados, “deben retroceder”. Eso es lo que habría ocurrido con la moneda virtual más famosa del mundo. 

Leer más: Cómo invertir en bolsa desde cero: 12 consejos para principiantes

2. Pérdida de soporte técnico

Bitcoin

Otro de los factores a tener en cuenta es el análisis a nivel técnico. Con toda una buena parte del 2018 rebotando ante los 6.000 dólares, hace dos semanas que dicha zona de soportes hizo crack y la cotización del bitcoin se vino abajo de una manera que no acostumbraba a hacer desde inicios de este año. 

A pesar de ello, el número de incondicionales que continúan confiando en la reina de todas las criptomonedas sigue siendo muy elevado, y entre ellos siguen pensando que esto es una corrección que les permite hacer acopio de más Bitcoins mucho más baratos que semanas atrás.

Desde ActiveTrades señalaban hace unos días que una vez perdido el soporte en torno a los 6.000 dólares y la segunda línea tendencial de los precios. En ese sentido, apuntaban que podía haber un soporto en las siguientes sesiones en los 3.300 dólares. 

En las últimas sesiones, el precio del bitcoin se sitúa en el entorno de los 4.000 dólares. 

3. Incertidumbres sobre su uso y aparición de más criptomonedas

Un último argumento para este retroceso tan fuerte en las últimas semanas es que lo que rodea al Bitcoin es las expectativas sobre la evolución de su uso, las cuales a su vez están relacionadas con innumerables variables como lo es la respuesta de la regulación en diferentes países, el comportamiento de las monedas tradicionales o la evolución de otras criptomonedas.

En esta línea también el foco se encuentra sobre la competencia del bitcoin. En 2016 el 90% de la capitalización de divisas digitales lo acaparaba el Bitcoin, a día de hoy reúne el 40%. Es otra de las razones por la que el desplome ha tenido continuidad a lo largo del tiempo.
 

Te puede interesar