Pasar al contenido principal

3 consejos de lo que necesitas hacer si quieres vender tus acciones en momentos de indefinición y volatilidad

Trader grita una orden en Wall Street
Reuters
  • ¿Qué podemos hacer ante un clima que se ha vuelto más adverso de lo que pensábamos? El dilema que suele aparecer desde el punto de vista del inversor es si lo mejor es mantener las posiciones que tenemos abiertas o bien optamos por vender.
  • Pensando en un horizonte de rentabilidades a largo plazo no se debe tomar la decisión de vender a la ligera sin antes haber hecho un análisis previo.
  • Grandes bancos de inversión como Bank of America o Morgan Stanley siempre han recomendado tener un horizonte temporal de unos cinco años vista sin dejarse llevar “por los ruidos que pueda haber en el presente”.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Los mercados no siempre se encuentran ante una calma que prolonga los movimientos alcistas. En muchas ocasiones se producen bandazos que pueden lastrar nuestras inversiones. Unos movimientos que generan miedo y nos dan inseguridad sobre las estrategias que hemos diseñado para nuestra cartera

¿Qué podemos hacer ante un clima que se ha vuelto más adverso de lo que pensábamos? El dilema que suele aparecer desde el punto de vista del inversor es si lo mejor es mantener las posiciones que tenemos abiertas o bien optamos por vender. En este sentido, si la alternativa seguida es esta segunda hay varias cosas que has de tener en cuenta. 

Pensando en un horizonte de rentabilidades a largo plazo no se debe tomar la decisión de vender a la ligera sin antes haber hecho un análisis previo. Y es que ese tipo de metodología puede generarte pérdidas con el paso del tiempo. Así es como lo ven gestores o gestoras de carteras como Jenny Van Leeuwen Harrington, CEO de Gilman Hill Asset Management.

Leer más: Por qué es mejor invertir tu dinero en lugar de guardarlo en el banco

Como especialista en crear estrategias, Harrington describe cómo, en momentos del pasado, apuraba el empuje del mercado alcista para vender en el último momento posible y maximizar las ganancias. Algo que le provocó que, por ejemplo, en el 11 de septiembre del 2001 obtuviera grandes pérdidas

Grandes bancos de inversión como Bank of America o Morgan Stanley siempre han recomendado tener un horizonte temporal de unos cinco años vista sin dejarse llevar “por los ruidos que pueda haber en el presente”. De ahí a que en muchas ocasiones sea mejor seguir “unas determinadas pautas” y hacer líquidas las posiciones que tenemos abiertas. Es decir, tomar la decisión de “vender algunas acciones”, cuando llega la volatilidad

¿Cómo hacerlo y qué consejos podemos seguir? Los expertos hablan de tres puntos que quizá debas considerar

1. Planificar con anticipación

Asesora financiera
Getty Images

Idealmente, si tienes un pago grande y programado, planificarás con anticipación y moverás el dinero de las acciones a tu cuenta bancaria u otras inversiones más seguras. Cuanto más largo sea el plazo de inversión más largo será tu posicionamiento en los mercados: “más seguro estarás cuando tengas que sacar el dinero”, expone Corbin Blackwell, un planificador financiero de Betterment.

De dieciocho meses a un año es ideal para estar en liquidez, pero a veces eso puede durar más. Erika Safran, analista financiera, tiene clientes que han mantenido dinero en efectivo durante dos años y medio, esperando encontrar “la casa de sus sueños”.

Incluso unas pocas semanas pueden ser suficientes, según estos expertos. Si te enfrentas a una situación como la de algunos gastos extraordinarios dentro de tus finanzas personales, podrías vender un tercio de tus acciones que necesitas diez días antes.

También, puedes tomar decisiones de venta en función del saldo que necesites, según Kinahan.
 

2. Elije cuidadosamente qué vender

Cuál es el dato clave para elegir tu hipoteca
Getty Images

No todas las acciones de tu cartera son iguales. Por tanto, cuando vaya a vender, analiza todo a fondo. Mayoritariamente, si deseas minimizar las ganancias de capital, deshazte de las acciones con el menor “crecimiento desarrollado”, expone Harrington.

Cuando hablamos de fondos que cotizan en bolsa, sus tenencias pueden tener una base de costes diferente con respecto a la compra de acciones a largo plazo. Así, has de tomar la decisión de “vender mi posición de mayor coste para poder minimizar los impuestos”, añade Harrington.

Considera vender bonos en entornos complicados en lugar de acciones, tal y como asegura Bill Northey, director senior de inversiones de US Bank WM. Para el caso, busca alternativas como “un préstamo con garantía hipotecaria o una línea de crédito de cartera para evitar vender por completo”, matiza.
 

3. Mantener la calma

Traders dudan con la cotización de Wall Street
Reuters

Incluso con una caída abrupta de los mercados, las situaciones se pueden revertir. De este modo, hay que analizar siempre la fotografía de fondo para saber si es el “momento idóneo para vender”, afirma Northey.

Es posible que, pensando en horizontes temporales amplios, con caídas de corto plazo ni siquiera tengas pérdidas acumuladas. Mantener una perspectiva adecuada es “importante a pesar de los titulares de los medios”, agrega el experto.
 

Y además