Pasar al contenido principal

3 útiles consejos de Marie Kondo y 'La magia del orden' para todo el mundo

Caitlin Harper, ordenando sus libros [RE]
Caitlin Harper, ordenando sus libros. Caitlin Harper/INSIDER
  • Quería empezar a ser organizada, así que leí el bestseller La magia del orden de Marie Kondo.
  • Algunos de los consejos, como renunciar a los pantalones de chándal, no me funcionaron.
  • Dicho esto, algunos consejos son realmente mágicos.
  • La limpieza por tipo de objeto, en lugar de limpiar cada habitación individualmente, fue realmente útil.
  • También me di cuenta de que acabar con mi desorden antes de organizarme fue un cambio de mentalidad.

Soy minimalista. Es posible que no viva en una casa pequeña o duerma en el suelo, pero prefiero las experiencias a las posesiones materiales, no me gusta ser dueña de cosas si no es por necesidad o uso, y reduzco la generación de desperdicios lo máximo posible.

No siempre fui así. Como la mayoría de las personas, mi apartamento está lleno de muchos, muchos años de desorden acumulado. Cuando me embarqué en mi viaje minimalista, yo, como muchos minimalistas novatos, me leí La magia del orden, de Marie Kondo.

No todas las partes del método Marie Kondo me funcionaron

El libro de Marie Kondo ha vendido millones de copias desde que salió en 2014 y ha pasado más de 140 semanas en la lista de los más vendidos del New York Times. Kondo incluso tiene una nueva serie de Netflix, Tidying Up with Marie Kondo, lo que significa que el método de KonMari, como ella lo llama, sigue estando vigente.

El secreto del método consiste en el orden en el que te deshaces de tus pertenencias: primero ropa, luego libros, documentos, komono (artículos misceláneos) y luego cosas con valor sentimental. Ella sugiere que sostengas cada elemento en tu mano y solo mantengas aquellos que "despiertan alegría".

Pronto descubrí que muchos de los consejos de Kondo no son prioritarios para mí. Vaciar el bolso todas las noches o secar las botellas de champú después de cada ducha y colocarlas en un armario después de cada uso no se adapta a mi estilo de vida. Tampoco me atrevo a "saludar" a mi casa cuando llego a ella o a renunciar a mis pantalones de chándal (Kondo recomienda que las mujeres prueben la "ropa de dormir" para sentirse más elegantes). Ni siquiera era fan de su método de doblar la ropa tan alabado.

Si bien no puedo abordar todos los aspectos del método KonMari, hay tres conceptos esenciales que realmente cambiaron mi vida y fueron, me atrevo a decir, magia:

Desecha primero, organiza después

Necesitaba colocar todos mis documentos en un solo lugar [RE]
Necesitaba colocar todos mis documentos en un solo lugar. Caitlin Harper/INSIDER

Cuando leí por primera vez el libro de Kondo, recuerdo haber releído estas líneas varias veces. Anteriormente, ordenar para mí significaba simplemente guardar todo: coloco mis sartenes encima de la bandeja que nunca uso y me esfuerzo por cerrar el cajón, meto los tres pares de medias que llevo en el tocador lleno de medias rasgadas que me digo a mí misma que algún día arreglaré, y lucho con la maleta llena de bolsas deportivas que nunca uso cada vez que tengo que sacar la bolsa mochilera que uso para casi todos los viajes.

Pero si reciclo la sartén, las que realmente utilizo siempre encajarán. Si llevo las medias rasgadas al reciclaje de textiles, tendré mucho espacio para mis tres pares utilizables. Si donara las bolsas deportivas que nunca he usado, alguien más podría usarlas y podría guardar mi bolsa mochilera en lugar de dejarla en el suelo entre viajes.

Tan pronto como me deshice de algunas cosas, me di cuenta de que me gustaba la sensación. Estaba lista para el método KonMari en mi apartamento. O al menos intentarlo.

Ordenar por categoría, no por habitaciones

Mis artículos de miscelánea [RE]
Mis artículos de miscelánea. Caitlin Harper/INSIDER

Teóricamente, debería ser fácil. Tenemos un dormitorio, una sala de estar, un baño, una cocina y dos armarios pequeños. Pero revisé todos los artículos de tocador en el baño y me di cuenta que tenía algunos otros artículos de tocador en mi cómoda y en mesita de noche, y también había dejado mi bolsa de artículos de tocador de viaje en la sala de estar la última vez que había deshecho la maleta tras un viaje. Revisé nuestro correo y el cajón de papeles y me encontré una pila de correo en la mesa del comedor y me preguntaré si mi receta para unas gafas estaba en el cajón de los papeles o en el archivo de acordeón de "papeles importantes" que guardamos en la estantería de la sala.

Como dice Kondo, "la raíz del problema radica en el hecho de que las personas suelen almacenar el mismo tipo de artículo en más de un lugar". Ella recomienda clasificar por categoría y no por ubicación.

Cuando ordené mi ropa, las chaquetas y las bufandas del perchero se mezclaron con todo lo demás, en mi armario y mi cómoda. Cuando ordené mi komono, saqué todos los artículos de miscelánea de cada rincón de mi apartamento y de la oficina y los junté.

Como muchas personas que se someten al método KonMari, descubres que no solo tienes demasiadas cosas (tengo tres batidoras, así como un procesador de alimentos y una licuadora); muchos de los artículos no los has utilizado o visto en meses o incluso años.

Solo guarda cosas que despierten alegría, lo que sea que eso signifique para ti

Guardé las cosas que eran útiles [RE]
Guardé las cosas que eran útiles. Caitlin Harper/INSIDER

Cuando leí esto, me imaginé en mi pequeño baño, agarrando el cepillo de mi inodoro y esperando una conexión de amor. Como alguien que normalmente no encuentra la alegría en los artículos materiales, si siguiese el consejo de Kondo de "guardar solo las cosas que hablan en tu corazón", estaría sentada en una habitación sin muebles rodeada de doscientos libros, mi Harry Potter afgano, mi viejo iPod shuffle, mi máquina de espresso, mi SodaStream, una caja de fotos y un plato de queso.

Con toda honestidad, lo mejor es descubrir qué significa la versión ordenada de la alegría para ti. Para mí, esto es la utilidad. La mayoría de mis libros son útiles, pero mi pequeña colección de Hemingway no lo era (y, por lo tanto, fue donada a Housing Works). La arena para gatos es útil, pero el lindo juguete para gatos con el que constantemente tropiezo y que mis gatos nunca han tocado no lo es. Esa es la idea.

Recuerda: No pasa nada si fallas

Mi gato posa serenamente en medio de una pila de ropa [RE]
Mi gato posa serenamente en medio de una pila de ropa Caitlin Harper/INSIDER

Al principio, hice las cosas en el orden equivocado. Coloqué mi ropa tal como KonMari me lo había indicado, lo que salió muy bien. Me salté los libros porque ya había revisado mi colección para hacer una colecta de libros unas semanas antes y no podía quería volver a pasar por ello. Mientras escribo esto, tengo una pila de libros en mi escritorio, hay otro en la mesa y tengo tres estantes llenos de libros. Dudo que Kondo lo aprobara.

Tuve éxito con los documentos, ya que soy una amante del papel y desechar cualquier cosa parece una victoria. El komono y los elementos sentimentales fueron difíciles de separar para mí, ya que la mayoría de mis artículos misceláneos son sentimentales, pero mi KonMari del baño y la cocina funcionaron bien.

Si realmente vas a utilizar el método KonMari y graduarte con éxito en su curso, tendrás que reservar una buena parte de tu tiempo para hacerlo, como afirma en su serie de Netflix. A medida que continúo mi viaje minimalista, estoy segura de que volveré a intentar su método con más entusiasmo. Pero si lo que buscas es simplemente reducir el tamaño y ordenar, descartando, clasificando por categoría y manteniendo solo las cosas que "provocan alegría" (lo que sea que eso signifique para ti), tendrás un buen comienzo.

Y además