Los 3 errores más repetidos al vender tu casa, contados por tres asesores inmobiliarios

Una pareja entra en su nueva vivienda
Una pareja entra en su nueva vivienda
Getty Images

Lograr que te compren la vivienda no siempre es tarea fácil. Pero más complicado resulta aún vender el inmueble a la vez que satisfaces las expectativas que te hayas creado o dentro de los cálculos que tengas en mente. Básicamente, respecto a dos variables: el plazo marcado -si es que lo habías determinado por tener prisa- y las condiciones económicas deseadas.

Fijar el precio de la vivienda

Establecer cuánto vale la casa o el piso del que quieres desprenderte es un factor clave. Como es lógico, todo vendedor aspira a obtener el máximo posible con la operación, por lo que en muchos casos surge la tentación de pedir demasiado dinero por el bien. Por ello, conviene tener en cuenta los siguientes factores que enumera José Manuel Diestre, de la inmobiliaria Remax, para estipular el precio más razonable.

  • La ubicación es fundamental para dar con el valor monetario de un inmueble. "Hay que considerar cuestiones como transporte, servicios, comercio, ocio, zonas verdes o deportivas, colegios, etc.", detalla el citado experto.
  • El edificio, las áreas comunes, el equipamiento o el servicio de portería son aspectos clave.
  • El estado de conservación de la vivienda y las obras llevadas a cabo -si las ha habido- son importantes para establecer el precio. Si estás pensando en reformar una casa para venderla, te descubrimos los cambios que merece la pena efectuar.
  • La localización del inmueble dentro de la comunidad -la altura, si es interior o exterior, etc.- hace que el dinero que se pide a cambio del piso sea mayor o menor.
  • Los anexos, como trastero o plaza de garaje, también influyen de manera significativa.
  • El mercado y la competencia del momento. Hay que analizar tanto los precios de venta como los que se pagaron por las casas ya traspasadas.

¿Cuánto vale el inmueble? El mercado tiene la respuesta

Por su parte, Antonio Mañas, agente inmobiliario de Keller Williams One, incide en este último punto. "El valor de la vivienda depende única y exclusivamente del mercado. No se trata de lo que valga nuestro inmueble, si no de lo que la gente esté dispuesta a pagar por él. Por supuesto que el estado de conservación, calidades, ubicación y prestaciones influyen, pero el que determinará el valor final de nuestro activo será siempre el mercado", asegura.

Leer más: El cohousing senior, ventajas y desventajas de esta alternativa de vivienda para mayores

Los 3 errores más repetidos al fijar el precio de venta de una vivienda

Con la ayuda de 3 expertos te explicamos sendas equivocaciones que se repiten una y otra vez en el mercado inmobiliario y que pueden suponer una traba al intentar vender tu propiedad.

Fallos en la tasación

"Fijar un precio incorrecto por la propiedad es un error muy común. No se trata de establecer el precio más alto del mercado para ganar dinero en abundancia, pero está claro que tampoco vamos a fijar un precio de venta tan bajo que suponga perder dinero", sostiene Javier Torrens, director de oficina en Casas MT.

Leer más: 18 cosas que necesitas saber antes de elegir una hipoteca

"Un buen agente inmobiliario te recomendará contratar un tasador para que puedas conocer el valor real de tu casa a partir de aspectos como la ubicación, la superficie, el estado en que se encuentra, etc. Si quieres atraer compradores, es aconsejable valorar adecuadamente tu casa a través de un tasador profesional que forme equipo con tu agente inmobiliario para hacer un exhaustivo estudio de mercado y de la zona en que esté ubicada tu propiedad", recomienda el citado especialista.

Valorar la casa desde una perspectiva sentimental

José Manuel Diestre revela que, según su experiencia, "son varios los errores que suelen cometer los propietarios al fijar el precio. Por ejemplo, pensar sólo en el dinero que necesitan, en lo que se han gastado en la casa o en función del precio de la que van a comprar", comparte.

Leer más: 15 consejos que debes conocer antes de comprar un piso para invertir

"Pero un error muy corriente -especifica este experto- es valorarla en función de los sentimientos que se tienen hacia la vivienda, de las experiencias vividas, de los recuerdos... Éso hace perder la objetividad necesaria", remata. En ese sentido, aquí puedes descubrir qué vivienda puede comprarse por 150.000 euros.

El ya nombrado Antonio Mañas incide en esa idea sobre los errores más típicos al tratar de vender la propiedad: "Pensar que la vivienda vale más de lo que realmente vale. No debemos mezclar sentimientos ni necesidades a la hora de ponerle precio a un inmueble para su posterior venta y ser totalmente objetivos", avisa.

Inflar el precio del piso

A ello, este agente inmobiliario añade que "fijar un precio elevado, a menudo puede suponer terminar vendiendo por debajo de su valor de mercado. Una vivienda con un precio más alto que el de mercado, ayudará a que se vendan las de los competidores", asevera.

Leer más: Más allá de la VPO, ¿qué tipos de vivienda protegida existen y cuales son sus requisitos?

"Los compradores buscan filtrando por precio: si una casa está fuera del rango de la zona, los compradores probablemente ni consigan ver el anuncio y así se perderán muchas oportunidades. La propiedad terminará perdiendo interés para los compradores porque pensarán que, si lleva mucho tiempo en el mercado, es porque ocurre algo malo con ella", razona Antonio Mañas.

Por si ello fuera poco, podrían surgir problemas con la tasación. "Si alguien estuviese dispuesto a pagar un precio por encima del mercado, lo más probable es que el banco no concediese el préstamo", alerta el profesional.

De similar parecer es el especialista de Remax, que rechaza de plano hinchar el importe solicitado por la propiedad. "Desde mi punto de vista es uno de los mayores y más comunes errores en el sector. Al final el precio es el que es y vamos a llegar a él tanto si ponemos un precio por debajo de mercado, como si lo ponemos por encima. La diferencia es que, al tener un precio elevado, el inmueble va a ser mucho menos atractivo a ojos del comprador final, lo que se traduce en menos potenciales compradores y más tiempo en el mercado. Un tiempo que también es dinero y que muchas veces olvidamos. Pon una vivienda al precio correcto y verás como nadie regatea", aconseja.

LEER TAMBIÉN: Esto es lo que dicen los números sobre si las OPV son un buen negocio para los inversores

VER AHORA: Los 4 consejos del CEO de LinkedIn España para buscar trabajo en tiempos de coronavirus

    Más:

  1. Vivienda
  2. Dinero
  3. Finanzas personales