3 antiguos empleados demandan a Google por violar parte de su código de conducta, el famoso "Don't Be Evil"

Google

Reuters

  • 3 exempleados de Google han iniciado un proceso para demandar a la compañía alegando que violó parte de su código de conducta al despedirles.
  • En concreto, se refieren al famoso "Don't Be Evil", el lema con el que la firma solía identificarse en sus orígenes que se basa en denunciar aquello que consideran que no es justo. 
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

Al menos 3 antiguos empleados de Google han iniciado un proceso para demandar a la compañía alegando que la tecnológica violó parte de su código de conducta, el famoso "Don't Be Evil (No seas malvado, traducido)", tal y como recoge Vice

El medio señala que este lema fue exhibido con orgullo durante años por la firma hasta que cambió su nombre a Alphabet en 2015. En ese momento, la empresa dejó de hablar de él, pero lo mantuvo como parte de las normas oficiales que debían seguir los empleados. 

"Remember… don’t be evil, and if you see something that you think isn’t right – speak up! (Recuerda, no seas malvado, si ves algo que crees que no está bien, ¡dilo!)" es la frase final de este documento que los trabajadores deben aceptar y firmar para pasar a formar parte de Google. 

La demanda impuesta por los exempleados, que forma parte de un largo proceso legal, alega un incumplimiento por parte de la tecnológica de este contrato al despedirles el 25 de noviembre de 2019 con apenas unos minutos de diferencia. 

La compañía afirma haber tomado esta decisión por filtrar "información confidencial" a la prensa, así como por realizar "búsquedas sistemáticas" de documentos "fuera de su alcance de trabajo". 

Sin embargo, los ingenieros señalan que el despido se produjo por protestar contra la decisión de la firma de vender software de cloud computing a la Customs and Border Protection (CBP), la oficina de aduanas, que "en ese momento enjaulaba a los migrantes y les separaba de sus familias". 

Los exempleados hicieron circular una petición en toda la empresa solicitando a Google que se comprometiese a no colaborar con dicho organismo. 

La espiral de desconfianza de Google con sus empleados ha llevado a que se forme el primer sindicato en las 'big tech', que quiere ajustar cuentas con los ejecutivos de Alphabet

Ahora, Rebecca Rivers, Paul Duke y Sophie Waldman han demandado a la firma por violar el mencionado código de conducta, así como la política pública de California, que se querelló contra  Trump en 2019 por la detención indefinida de niños migrantes.

La denuncia se basa en que los 3 exempleados vieron la colaboración de la empresa para la que trabajaban con la CBP como "malvada" y habían seguido los principios presentes en el código de conducto para protestar por dichas acciones. 

Según apuntan, Google nunca les informó que habían violado de alguna manera su "política de seguridad de datos" y niegan que hubiesen realizado "búsquedas sistemáticas". Al contrario, señalan que solo accedieron a documentos que cualquier empleado de la firma a tiempo completo podía encontrar. 

El mismo medio señala que la tecnológica no ha querido hacer ningún comentario relacionado con este tema. 

Otros artículos interesantes:

El buscador de Google y no el metaverso será la pieza clave para el futuro del gigante tecnológico, según Sundar Pichai

Aumentan los ataques contra instancias de Google en la nube para minar criptomonedas, según revela un informe de la propia compañía

Facebook ha cambiado su nombre a Meta y puede seguir el mismo camino de pérdidas millonarias que ya recorrió Google cuando cambió su nombre por Alphabet

Te recomendamos