Los 3 factores vinculados a tu estilo de vida que podrían aumentar tu riesgo de tener alzhéimer en el futuro

demencia

La cantidad de adultos que viven con demencia en todo el mundo va camino de triplicarse a 153 millones para 2050.

Ante tal dramático aumento, y contando con que por el momento se trata de una afección que no tiene vuelta atrás, son numerosos los estudios que se centra en identificar las variables y factores de riesgo del alzhéimer. Entre los objetivos, entender mejor la enfermedad para poder diagnosticarla en etapas tempranas y ralentizar sus efectos.

Aunque el crecimiento, el envejecimiento y aumento de la esperanza de vida de la población explican en parte este incremento en los casos de demencia, muchos aspectos relacionados con el estilo de vida pueden también impulsar su aparición. 

Hasta el 35% de los casos de alzhéimer se pueden atribuir a 9 factores de riesgo modificables, según estimaciones de la Sociedad Española de Neurología (SEN). Controlar la diabetes, la obesidad, el tabaquismo, el sedentarismo o la inactividad cognitiva, entre otros aspectos, podría potencialmente prevenir entre 1 y 3 millones de diagnósticos en el mundo. 

Un estudio publicado recientemente en JAMA Neurology, centrado en la población estadounidense, señala que los factores de riesgo asociados con la enfermedad de Azheimer han cambiado durante la última década y difieren según el sexo, la raza y el origen étnico. 

Mientras que hace 10 años los más destacados eran la inactividad física, la depresión y el tabaquismo, ahora los 3 factores de estilo de vida que aumentan el riesgo de sufrir este tipo de demencia son la obesidad, la falta de ejercicio y el bajo nivel educativo. Su incidencia difiere en función del sexo, la raza y el origen étnico.

6 signos de pérdida de memoria que podrían indicar demencia u otro problema cognitivo grave

Los investigadores analizaron datos médicos relativos a 378.000 adultos estadounidenses obtenidos de una encuesta anual de salud gubernamental. El 48,7% eran hombres y 21,1% tenían más de 65 años.  En cuanto a la raza, el 0,9% de los participantes eran indios americanos o nativos de Alaska, el 5,1% eran asiáticos, el 11,7% eran negros, el 16,0% hispanos y el 64,3% eran blancos. 

La obesidad fue el factor de riesgo más destacado, independientemente del sexo, para los indios americanos y nativos de Alaska, los individuos negros y blancos. Mientras que la baja educación lo fue para los hispanos y la inactividad física para las personas asiáticas.

De hecho, otro estudio realizado recientemente en Japón descubrió también que niveles más altos de educación podría reducir el riesgo de demencia. Los hallazgos publicados este mes también en The Lancet, indican que para 2043, aproximadamente el 29% de las mujeres de más de 75 años con una educación inferior a la secundaria tendrán tanto demencia como fragilidad cognitiva, por lo que requerirán atención compleja.

La investigación centrada en EEUU también detectó diferencias entre hombres y mujeres. Los factores de riesgo modificables se relacionaron con un 36% de los casos de esta demencia en hombres, mientras que en las mujeres esta cifra se colocó en el 30%.

Otros artículos interesantes:

El estudio genético más completo hasta la fecha vincula 75 genes con un mayor riesgo de alzhéimer

Identifican factores genéticos comunes entre la depresión y el alzhéimer

5 alimentos a evitar, según una nutricionista de Harvard, porque empeoran la memoria y la concentración

Te recomendamos