Europa está prohibiendo la importación de carbón ruso, pero no lo ha hecho con el petróleo y el gas: aquí 3 gráficos que dejan claro el motivo

Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea.
Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea.

Thierry Monasse/Getty Images

La Unión Europea está dando sus primeros pasos para prohibir las importaciones de energía rusa en respuesta a la guerra del presidente Vladimir Putin contra Ucrania. El bloque acordó esta semana detener por completo las importaciones de carbón, a partir de finales de este año.

Desde que Rusia invadió Ucrania en febrero, los gobiernos han respondido con una amplia gama de estrictas restricciones comerciales y sanciones financieras. Sin embargo, ha sido el comercio de energía de la UE con Rusia el que ha estado en el centro de muchas discusiones.

El bloque de los 27 miembros se ha visto presionado para detener sus importaciones de petróleo y gas rusos, lo que supondría un gran golpe financiero para Moscú. Pero también podría enviar a la UE a una crisis total, a medida que los precios de la energía se disparan y golpean a los hogares.

El problema con el petróleo y el gas es que los 2 lados dependen demasiado el uno del otro para cerrar completamente las espitas.

Aquí un vistazo a la interdependencia entre Rusia y la UE en lo que respecta a la energía.

Petróleo

El petróleo es una de las exportaciones más valiosas de Rusia. El país es el tercer mayor productor de crudo del mundo y lo envía a todo el mundo, o al menos, solía hacerlo, hasta que varios países, incluidos EEUU y Reino Unido, detuvieron las importaciones.

La UE obtiene alrededor de 3,1 millones de barriles diarios de petróleo de Rusia, lo que cubre alrededor del 30% de sus necesidades. Rusia suministra más petróleo al bloque que los siguientes 3 mayores proveedores (Irak, Nigeria y Arabia Saudita) juntos. Alemania y Holanda son los principales destinos.

Una cuarta parte de ese petróleo llega por oleoducto y esos flujos aún no se han interrumpido. La mayor parte del petróleo llega en camiones cisterna, y es este suministro el que los comerciantes de productos básicos se han "autosancionado" voluntariamente; es decir, el petróleo está disponible, pero no tiene, o tiene muy pocos, interesados.

Rusia podría intentar vender petróleo y gas a cambio de bitcoins para esquivar las sanciones internacionales

El impacto infligido a las finanzas de Rusia por un embargo petrolero sería mayor que uno sobre el carbón o el gas natural, apuntan diversos analistas.

"Prohibir las importaciones de petróleo afectaría a Rusia considerablemente más en términos de ingresos que prescindir del gas natural. Por lo tanto, es probable que un embargo de petróleo llegue antes que una prohibición de importación de gas natural", explica Carsten Fritsch, analista de materias primas de Commerzbank.

Pero hay razones por las que una prohibición puede ser poco probable en un futuro próximo. Si bien la UE obtiene aproximadamente un tercio de su petróleo de Rusia, el crudo es, con diferencia, la mayor importación de energía de la región. Constituye aproximadamente el 70% de todas las importaciones de energía.

Importaciones de crudo de la UE, por país.

Gas natural

El gas natural es un dolor de cabeza mucho mayor. La UE obtiene el 40% de sus necesidades de gas natural de Rusia, que es el mayor proveedor de la región, junto con Noruega, Argelia y otros, según datos de la UE.

Algunos países del bloque dependen más de esos suministros que otros. Alemania obtiene el 70% de su gas de Rusia, y será difícil encontrar fuentes alternativas fácilmente disponibles.

"La crisis energética de la UE ha tardado años en gestarse. El año 2021 terminó con un mes de precios récord. El gas natural en Europa ahora es más caro que el petróleo", apunta Christopher Dembik, jefe de macroeconomía de Saxo Bank.

Al convertir el precio del gas natural al equivalente de barriles de petróleo, es posible compararlo directamente con el petróleo crudo. 

En este momento, los precios de referencia del gas natural holandés son aproximadamente la mitad de lo que eran en julio pasado, cuando alcanzaron máximos históricos. Pero a casi 200 euros por barril de petróleo equivalente, son el doble del precio actual del petróleo crudo.

Exportaciones de energía seleccionadas de Rusia

Carbón

El carbón representa alrededor del 4% de las importaciones de combustibles fósiles de Rusia y menos del 4% de los ingresos de exportación rusos. Además, Rusia depende menos de la UE para sus exportaciones de carbón que para cualquier otro combustible fósil.

Sin embargo, a pesar del efecto relativamente moderado de la prohibición de las exportaciones de carbón ruso, el equipo de investigación del mercado energético de Rystad Energy cree que el impacto en Europa será peor.

Importaciones de la UE de combustible sólido

"Estas últimas sanciones son un arma de doble filo. Las exportaciones de carbón ruso tienen un valor estimado de 4.000 millones de euros al año, y no hay un reemplazo fácil e igualitario para el carbón ruso en la combinación energética de Europa", señala Carlos Torres Diaz, de Rystad.

"Los consumidores europeos, desde las grandes empresas hasta los hogares, deberían esperar precios altos para el resto de 2022, ya que el carbón y el gas son esenciales para satisfacer la demanda de energía del continente", agrega.

Otros artículos interesantes:

El bueno, el feo y el malo: 3 escenarios de precios para el petróleo, el gas y los metales según Bank of America

La UE ha pagado a Rusia 35.000 millones desde que comenzó la guerra de Ucrania por su petróleo y gas: qué próximos pasos planea dar para elevar la presión sobre Putin

Alguien compra petróleo a Rusia en secreto: los petroleros están apagando sus transmisores para no ser detectados

Te recomendamos