Pasar al contenido principal

3 de las mayores economías de Europa podrían haber entrado en recesión y el BCE se ha quedado sin recursos para ayudarlas

Una seguidora de la selección italiana de fútbol mira con preocupación un partido
Reuters/Jason Cairnduff
  • 3 de las mayores economías de Europa, Alemania, Reino Unido e Italia, están en recesión o a punto de entrar en ella, lo que podría suponer un gran peligro para la eurozona.
  • Alemania, que supone el principal soporte industrial de Europa, se tambalea y el desempleo ha aumentado por segunda vez en 3 meses.
  • La economía británica se ha contraído por primera vez desde 2012 y la producción se ha reducido un 0,2% entre abril y junio.
  • La crisis de deuda en Italia está empeorando por la incertidumbre política.
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

Europa podría estar a punto de sufrir una crisis, con 3 de sus mayores economías viniéndose abajo y con pocas señales de que pueda mejorar. Además, el Banco Central Europeo parece haberse quedado sin recursos para reflotar la economía.

¿Qué ha pasado?

Alemania es la economía más grande de Europa. Alemania depende en gran medida de las exportaciones al extranjero, lo que significa que es víctima de la desaceleración del comercio global debido a la guerra comercial entre EE.UU. y China.

El miércoles, Alemania hizo público que su producción industrial había disminuido un 1,5% intermensual en junio. Según Oxford Economics "todos los sectores principales, excluyendo la construcción, cayeron durante el mes a medida que las tensiones comerciales continuaron afectando al sector".

Leer más: "Esto es una alerta máxima de recesión para la economía alemana"

En el segundo trimestre, la producción industrial cayó un 1,9% respecto al primero, lo que para los economistas es "la mayor disminución trimestral desde 2012".

"Nuestro indicador alemán del PIB ahora apunta a una contracción en el segundo trimestre", dado que los pedidos industriales disminuyen, ha asegurado Oxford Economics.

Esto está afectando al empleo. El economista jefe de HSBC, Stefan Schilbe, aseguró en una nota el mes pasado que el desempleo había aumentado en julio, el segundo aumento en 3 meses. La desaceleración, como la calificó Schilbe, está comenzando a "dejar una marca (modesta) en el mercado laboral".

Germany industry continues to decline.
Germany industry continues to decline. Oxford Economics/Haver Analytics

A Reino Unido no le va mucho mejor

La economía de Reino Unido se contrajo en el segundo trimestre por primera vez desde 2012, una clara señal de los efectos de un posible Brexit sin acuerdo sobre la economía del país, en medio de la incertidumbre en el período previo a la salida de la UE.

"La confianza en la salud de la economía de Reino Unido ha recibido un golpe desgarrador esta mañana", afirmó Lukman Otunuga, analista senior de investigación de FXTM, este pasado viernes.

Otunuga tiene mucha razón. Dado que se esperaba que el crecimiento se mantuviera plano en el segundo trimestre, esta caída es una señal de los problemas que afronta Reino Unido.

Leer más: El Brexit ya le ha costado al Reino Unido 7.600 millones de euros más una inminente recesión y ni siquiera ha empezado

El Brexit tiene gran parte de la culpa. Reino Unido es una economía basada en servicios y la certeza es aún más crucial. Por lo tanto, la caída de la inversión empresarial en 5 de los últimos 6 trimestres simboliza que hay muy poca certeza debido al Brexit.

"En cambio, el gobierno y los hogares han sostenido la economía", señaló este viernes Ranko Berich, jefe de análisis de mercado de Monex Europe, en una nota. "Esta es una situación claramente insostenible para la economía, y destaca el grado en que el Brexit ya ha tenido un coste significativo".

La libra cayó un 0,4% respecto al dólar debido a estas noticias.

"La decepcionante cifra del PIB de hoy encenderá las alarmas sobre el Brexit y arrastrará a la economía de Reino Unido más profundamente al abismo. Este escenario desfavorable puede llevar al Banco de Inglaterra a reducir los tipos de interés antes de lo previsto, en un esfuerzo por reflotar la economía de Reino Unido", según Otunuga.

Business Investment continues to decline
Business Investment continues to decline Pantheon Macroeconomics

Mientras, Italia tiene sus propios problemas

Este pasado viernes, el vice primer ministro de Italia, el ultraderechista Matteo Salvini, ha solicitado una moción de censura sobre su propio Gobierno. Esto ha hecho hundirse los mercados y ha disparado la prima de riesgo 17 puntos básicos, hasta el 0,225%.

La ratio de deuda italiana sobre el PIB supera el 130%, una tasa excepcionalmente alta, y no parece que vaya a reducirse.

Leer más: Dura advertencia del FMI: la deuda mundial sigue marcando récords y la economía se enfría

"Poco puede hacer el gobierno de Italia para evitar que aumente su ratio de deuda. Por una serie de razones, entre ellas su pertenencia a la eurozona, las 3 vías para reducir la deuda, que son un crecimiento más rápido del PIB, austeridad fiscal y más inflación, le están vetados o es probable que sean ineficaces. Por consiguiente, creemos que Italia eventualmente se verá obligada a una reestructuración de la deuda o un incumplimiento total ", aseguró Capital Economics.

 

Italian debt just keeps rising
Italian debt just keeps rising Capital Economics, Reinhart & Rogoff (2011), “From Financial Crash to Debt Crisis”, IMF, Refinitiv.

¿Puede el BCE hacer algo para resolver este problema?

Lo cierto es que no.

Es probable que el Banco Central Europeo reduzca los tipos de interés en septiembre y alivie la presión sobre Europa al apostar por una política monetaria más laxa, pero probablemente no sea suficiente.

El BCE puede ofrecer pocas bajadas de tipos al mercado, ya que se encuentran actualmente en el -0,4%. Ahondar más en los tipos negativos crearía problemas logísticos que, contradictoriamente, podrían reducir aún más los créditos bancarios, dado que las entidades perderían dinero al prestarlo. El BCE no tiene muchas armas en su arsenal para proporcionar un estímulo a Europa, por lo que la recesión podría ser bastante inevitable, incluso si Mario Draghi toma medidas en septiembre.

Como resultado, Europa parece bastante estancada.

Leer más: 5 previsiones del FMI sobre el futuro inmediato de la economía española

¿Qué pasa con España?

Mientras en Alemania, Reino Unido e Italia se habla de recesión, el debate sobre las previsiones de España centra en hasta qué punto se está ralentizando el crecimiento de la economía. En el segundo trimestre, el PIB creció un 0,5%, 2 décimas menos que entre enero y marzo, reduciendo una décima su tasa interanual hasta el 2,3%, según el avance de la Contabilidad Nacional del INE publicado a finales de julio.

Sin embargo, las previsiones siguen siendo halagüeñas. Así, las perspectivas de verano del FMI elevaron 2 décimas la previsión para España, hasta un avance del 2,3%, siendo la única economía de la eurozona a la que se le mejoraron los pronósticos. Mientras, la OCDE situó sus expectativas en el 2,2%, la misma tasa en la que se mantiene el consenso del Panel de Funcas, y una décima por debajo del pronóstico del Banco de España.

Y además