Pasar al contenido principal

3 pasos para prepararse para un colapso aún más fuerte en las bolsas

7. Escribir notas de agradecimiento te allana el camino [RE]
wavebreakmedia/Shutterstock
  • Las previsiones de la media de los analistas aventuran aún más caídas en los mercados durante las próximas fechas.
  • Desde Affinity Group han propuesto tres recomendaciones a seguir en el caso de que, efectivamente, la tendencia bajista se siga prolongando.
  • Lo más importante es reducir el nivel de pérdidas que se tengan dentro de la cartera.

Han pasado más de 10 años desde la gran caída del mercado de 2008, y la reciente volatilidad del mercado ha hecho que algunos inversores se pongan nerviosos, especialmente considerando que los índices bursátiles puedan caer cientos de puntos en cuestión de horas.

Esas mismas personas se preguntan si estamos al borde de otra crisis financiera. Es decir, ¿tal vez no estemos ante una caída momentánea, sino frente a una tendencia a la baja a largo plazo que llevará al mundo a otra recesión?

Algunos operadores pueden, incluso, preguntarse si es hora de sacar su dinero del mercado. Es natural tener cuestiones, pero es importante comprender que las respuestas no serán las mismas para todos, por lo que lo último que hay que hacer, recomiendan los expertos, es entrar en pánico. Las decisiones deben basarse menos en lo que está sucediendo en el mercado en un momento dado.

Las caídas de la bolsa y los mercados bajistas, después de todo, son solo parte del juego. Las correcciones, una caída de al menos el 10%, ocurren con bastante frecuencia. De media, se producen aproximadamente una vez al año y un mercado bajista, que es un descenso del 20%, se genera, en promedio, cada 3 años y medio desde 1900 hasta 2015.

Leer más: 5 consejos para capear la volatilidad en los mercados

En este sentido, desde Affinity Group, entidad que tiene una amplia división de gestión de patrimonios, apuntan a tres pasos en concreto para prepararse ante una caída aún más profunda en los mercados:

  1. Hacer un balance de su situación. No permitir que los altibajos del mercado te aterroricen, pero sí que te recuerden que es posible que desee evaluar si tiene el balance de inversión adecuado. Esto es especialmente importante si se está a cinco a 10 años de jubilarse o si ya está jubilado. Hay que considerar qué porcentaje de su dinero está en cuentas con más riesgo, como la renta variable, y qué porcentaje está en inversiones de menor riesgo. Algunas personas cerca de la jubilación pueden verse tentadas a quedarse con inversiones de alto riesgo, pero deben darse cuenta de que no tienen décadas para recuperarse si su cartera tiene un gran impacto. 
  2. Conocerse a sí mismo y nivel de tolerancia al riesgo. Las personas cometen errores cuando dejan que las emociones gobiernen sus decisiones de inversión. Puede emocionarse tanto con un mercado alcista que toma demasiados riesgos y pone en peligro sus finanzas. También puedes dejar tan atado al potencial de pérdidas que escondes todo tu dinero en cuentas de bajo riesgo que pagan poco interés, y dejas pasar excelentes oportunidades para hacer crecer tu cartera mientras también pierdes contra la inflación. Es importante tomar decisiones basadas en información sólida y no en la emoción del momento.
  3. No dejarse atrapar por todo el rebaño. Al encender la televisión puedes encontrarte con expertos que son demasiado optimistas o voces que son portadores del pesimismo y la fatalidad. Si bien debes prestar atención a lo que está pasando con el mercado y sus inversiones, no hay que quedarse atrapado en cada giro que se produzca. Tampoco debes asumir que cada evento de noticias afectará de alguna manera a tus inversiones. Pero si estás realmente preocupado por algo que acaba de suceder o por la forma en que se veían las cosas, has de hablar con un asesor para determinar si se justifica un cambio en la diversificación de tus inversiones.

¿Tendremos otra corrección? ¿Cuándo sucederá? ¿Qué pérdidas generará? Esas preguntas no son fáciles de responder, pero una cosa es cierta: en el futuro llegará, independientemente de si estamos preparados en términos financieros o no.
 

Y además