Estos son los 3 riesgos, con más probabilidades de suceder, que pueden abocar la economía mundial al caos en 2022, según un catedrático de la Universidad de Columbia

riesgos de la economía mundial
  • Un deterioro de las relaciones entre Estados Unidos y China, nuevas variantes del Covid-19, ciberguerras, malestar social, la crisis inmobiliaria en China... ¿se convertirá algunos de estos problemas en toda una amenaza para la economía en 2022?
  • Xavier Sala i Martín, catedrático de economía de la Universidad de Columbia, da su opinión al respecto y explica, con cautela, cuáles de las inquietudes actuales podría desembocar en crisis economía dentro de un año.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Ahora que la economía global parece estar recuperándose después de los confinamientos y restricciones provocados por el Covid-19, las miradas de los analistas y economistas están puestas en el futuro. ¿Cuáles son las próximas amenazas que podrían abocar un caos en este sector, e incluso una temida crisis?

Para responder a estas inquietudes, The Economist Intelligence Unit, una unidad de negocios independiente de The Economist, ha elaborado un listado con 10 amenazas que pueden causar estragos en la economía durante 2022

Estas son las 10 amenazas, y el nivel de posibilidades de que ocurran, siempre según esta unidad de análisis:

  1. Deterioro de las relaciones entre Estados Unidos y China - Alto
  2. Subida de los tipos de interés - Muy alto
  3. Crisis inmobiliaria en China - Alto
  4. Condiciones financieras cada vez más duras - Alto
  5. Nuevas variantes del Covid-19 - Moderado
  6. Malestar social generalizado - Muy alto
  7. Conflicto entre China y Taiwán - Bajo
  8. Distanciamiento entre la Unión Europea y China - Moderado
  9. Sequías graves generalizadas - Bajo
  10. Ciberguerra mundial - Moderado

De estas 10 posibles amenazas, ¿existen algunas más tangibles que otras? Según Xavier Sala i Martín, catedrático de economía de la Universidad de Columbia, hay 3 riesgos con más posibilidades de convertirse en peligros reales durante el año que viene.

Este experto en economía ha repasado estos 3 riesgos en el programa radiofónico Versió RAC1 y ha explicado en qué casos puede producirse un caos económico.

Antes de iniciar su análisis, no obstante, el catedrático explicó que tanto los resultados del informe como su interpretación al respecto deben verse como opiniones. Para evitar invocar inquietud, Sala i Martín recuerda que las grandes crisis suelen ser las que fueron imposibles de prever, o que se negaron en primera instancia, como la aparición del Covid-19.

1. Un mayor deterioro de las relaciones entre Estados Unidos y China que divida el mundo en 2

El presidente de EEUU, Joe Biden

Reuters

El primer gran riesgo económico para 2022 según The Economist Intelligence Unit es el deterioro de las relaciones comerciales entre Estados Unidos y China. El informe apunta a la posibilidad de que se creen 2 bandos económicos en el mundo, cada uno abanderado por uno de estos países, y que se conformen así diferentes cadenas de suministración.

El economista Xavier Sala i Martín cree que una situación así "es posible", sin poner la mano en el fuego al respecto, y da la razón al informe en cuanto a la mala situación entre ambos países.

"Las relaciones entre China y Estados Unidos sin duda han empeorado. En concreto lo han estado haciendo desde 2018, desde que China pasó de ser un país que solo producía juguetes, zapatos y cosas simples a convertirse en una amenaza al empezar a adentrarse en los mismos sectores que Estados Unidos: alta tecnología, inteligencia artificial, big data...".

La situación no mejoró con la llegada de Trump. Este se pasó años acusando a China de "robar y copiar secretos industriales estadounidenses"

"Independientemente de si China realmente robaba o no", su mensaje ha provocado que gran parte de la ciudadanía le dé la razón, y eso bloquea los intentos de Biden por enmendar el conflicto. "Aunque quiera mejorar las relaciones, tiene las manos atadas porque parte de los votantes aún piensan como Trump".

Es un problema que, aunque no desemboque en el gran conflicto pronosticado por The Economist Intelligence Unit, "tardará en cicatrizar"

"Es una guerra que económicamente perjudica al resto de ciudadanos del mundo, que ven cómo todo se encarece sin saber realmente qué está ocurriendo".

2. Una nueva crisis económica motivada por la subida de los tipos de interés

Los buques de carga con sus contenedores de envío.

REUTERS/Christinne Muschi

The Economist alerta de que la actual disrupción de la cadena de suministros (que afecta por ejemplo la producción de microchips) está ralentizando la recuperación económica tras los largos confinamientos de 2020.

Una solución para controlar la inflación provocada por la disrupción sería aumentar los tipos de interés. El problema es que este parche en realidad podría provocar primero otro crash en el mercado bursátil estadounidense y seguidamente una crisis económica.

El profesor de Columbia ve factible que esta posibilidad se haga real si entra a escena una condición humana: la impaciencia.

"El confinamiento ha provocado en realidad una disrupción entre la oferta y la demanda", explica el experto. 

Esta anomalía crea a su vez 2 consecuencias: la primera de ellas es que ha cambiado la demanda. La gente ya no compra experiencias como ir a comer a un restaurante o pasar el día en un parque de atracciones. "Se ha priorizado la compra de objetos útiles para los confinamientos como ordenadores, videojuegos, teles, bicis estáticas".

Por otro lado, el bloqueo de la cadena de suministros condiciona que, en un mercado globalizado, sea imposible construir productos que satisfagan dicha demanda porque los componentes se encuentran repartidos y paralizados en contenedores de diferentes barcos de mercancías.

"Si Taiwán deja de producir microchips, España deja de producir coches. Se produce una disrupción en la oferta. Suben los precios".

La buena noticia es que esta situación, con tiempo y paciencia, se resuelve sola. "Algún día acabará el confinamiento. Los barcos volverán a zarpar. Se terminarán los problemas de producción. La gente además volverá a consumir lo que consumía hace 2 años".

La gran incógnita para Xavier Sala i Martín es si los gobiernos tendrán la paciencia suficiente para esperar a que todo se arregla de forma orgánica. Si entidades como el Banco Central Europeo o el Norteamericano empiezan a recibir demandas y exigencias, entonces puede aparecer una situación más peligrosa:

"Por impaciencia, se puede acabar subiendo los tipos de interés cuando no era necesario y crear así una crisis económica de la nada. Todo esto puede pasar en 2022".

3. Una acelerada carrera de hackeos corporativos y/o gubernamentales que acaben paralizando la economía

Hackers virus
Getty

"Debido a los costes elevados de un conflicto militar directo, y la dificultad en identificar perpetradores de ciberataques, cualquier escalada militar puede convertirse perfectamente en una forma de ciberguerra", explica The Economist Intelligence Unit.

¿Ciencia-ficción? Es posible. Sala i Martín prefiere centrarse en lo que está pasando en la actualidad. Explica que los hackers ya no se contentan con entrar en ordenadores de individuos. "Roban secretos corporativos o incluso consiguen el acceso de acciones tan peligrosas como enviar gas natural de un sitio a otro".

El catedrático argumenta que los hackeos corporativos o gubernamentales sí pueden paralizar la economía si, dentro de la actual guerra oficiosa entre ladrones y fuerzas de la ley, ganan los primeros.

"Actualmente se está produciendo una carrera tecnológica entre ladrones y policías donde los primeros buscan nuevas formas de hackear y los segundos intentan pararles los pies. Dependiendo de quién ganen, tendremos más o menos ladrones".

Es posible que acaben venciendo los hackers si en paralelo se va desarrollando el sector de las criptomonedas.

"Las criptomonedas son una excelente forma de pedir secuestros económicos sin ser detectados. Nadie sabe de dónde vienen estas divisas ni quién las tienen. Y, con ellas, se acabaron las transferencias bancarias que pueden revelarte o las famosas maletas llenas de dinero. De repente, robar información y pedir dinero a cambio se ha hecho menos complicado".

Otros artículos interesantes:

Un nuevo informe alerta: estos sectores no se recuperarán de la crisis económica derivada del coronavirus hasta 2024

El economista que predijo la crisis económica de 2008 pronostica otra recesión en 3 o 5 años y que las criptomonedas desaparecerán

Por qué la transición energética puede articularse como la palanca para sortear la crisis económica del coronavirus, según el presidente de Iberdrola

Te recomendamos

Y además