3 nuevas variantes acaparan la atención de los científicos desde que surgió la delta: qué distingue y diferencia a lambda, mu y C.1.2

Un sanitario realiza una prueba de PCR en Montreuil (Francia) el 31 de agosto de 2020.
Un sanitario realiza una prueba de PCR en Montreuil (Francia) el 31 de agosto de 2020.

Alain Jocard/AFP/Getty Images

  • Hay 3 nuevas variantes del coronavirus —lambda, mu y C.1.2— que acaparan la atención de los científicos.
  • Estas mutaciones muestran signos de ser altamente transmisibles, capaces de eludir la protección de la vacuna, o ambas cosas.
  • Pero, hasta ahora, ninguna es más preocupante que la delta, la cepa dominante en todo el mundo.
  • Descubre más historias en Business Insider España.
Primero en Upday Cintillo

Después de que la variante delta haya cogido al mundo por sorpresa este verano, los científicos siguen de cerca las nuevas cepas ante la posibilidad de que se convierten en mutaciones preocupantes. 3 cepas —lambda, mu y C.1.2— han llamado su atención particularmente, ya que comparten algunas similitudes clave con otras mutaciones recientes.

Al igual que la delta, estas 3 variantes muestran signos de ser altamente transmisibles, resistentes a las defensas inmunitarias generadas por las vacunas, o ambas cosas a la vez. No obstante, ninguna se está extendiendo tan rápido como la delta, lo que indica que esta seguirá siendo la cepa dominante en el mundo al menos a corto plazo.

"No pierdo el sueño con nuevas variantes", publicaba el pasado domingo en Twitter el doctor Ashish Jha, decano de la Escuela de Salud Pública de Brown (EEUU). "Me preocupa el cansancio de la gente con la actual", añadía.

La variante delta representa casi el 60% de las infecciones por coronavirus en todo el mundo, según el rastreador Outbreak.info de Scripps Research.

Las 3 variantes más recientes aglutinan una proporción mucho menor, pero todas ella se han extendido por varios continentes. A continuación, tienes un resumen de hasta qué punto son prevalentes estas mutación y por qué los científicos las siguen muy de cerca:

La variante mu ha sido detectada en 48 países hasta la fecha

Control de temperatura de los estudiantes en una escuela en Medellín (Colombia) el 10 de febrero de 2021.
Control de temperatura de los estudiantes en una escuela en Medellín (Colombia) el 10 de febrero de 2021.

Joaquin Sarmiento/AFP/Getty Images

La Organización Mundial de la Salud (OMS) se ha referido a la variante mu, también conocida como B.1.621, como una "mutación de interés". El término se aplica a variantes que pueden causar una transmisión comunitaria significativa o tener cambios genéticos que podrían alterar la forma en que se comporta el virus. A raíz de su aparición, y por su rápida extensión por Sudamérica en mayo,, los científicos de la OMS se alarmaron.

Sin embargo, a nivel mundial representa solo el 0,1% de los nuevos casos de coronavirus, según datos de GISAID, una base de datos global que recopila genomas del virus. En total, la mutación se ha detectado en 48 países desde que se identificó por primera vez, en enero, en Colombia.

La prevalencia de casos de la variante mu también ha disminuido, tanto a nivel mundial como en América del Sur, desde julio. Esa es una señal de que no se convertirá en dominante.

"En Estados Unidos, es poco probable que la variante mu tenga un gran impacto", opinaba en Twitter Alexandre Bolze, investigador de genética de Helix. Representa menos del 0,2% de las infecciones por coronavirus secuenciadas en el país en el último mes.

En Colombia, sin embargo, todavía representa el 100% de las infecciones por coronavirus detectadas en el mismo período de tiempo.

Hasta ahora, los investigadores han determinado que porta varias mutaciones clave en el código genético de la proteína de pico: los bultos en forma de corona en la superficie del virus que lo ayudan a invadir nuestras células. Estas mutaciones podrían hacerla resistente a los anticuerpos producidos por las vacunas o una infección previa.

El mes pasado, 7 residentes ancianos de un hogar de ancianos en Bélgica murieron de infecciones por la variante mu, a pesar de tener la pauta completa de vacunación.

Sin embargo, investigadores italianos han encontrado evidencias de que la vacuna de Pfizer neutraliza la variante mu, a pesar de que la vacuna ofrece una mejor protección contra la versión original del virus.

Según un estudio reciente pendiente de revisión por pares de investigadores colombianos, la cepa mu es 1,2 veces más transmisible que la versión original del virus pero la delta es mucho más peligrosa. 

La variante lambda plantea un pequeño desafío a las vacunas

Elsa Gavina recibe la vacuna Pfizer-BioNTech COVID-19 en Lima (Perú) el 26 de abril de 2021.
Elsa Gavina recibe la vacuna Pfizer-BioNTech COVID-19 en Lima (Perú) el 26 de abril de 2021.

Raul Sifuentes/Getty Images

La variante lambda, también llamada C.37, se ha detectado en 40 países desde que se identificó por primera vez en Perú el año pasado.

La variante representaba alrededor del 12% de las nuevas infecciones por coronavirus de América del Sur en su punto máximo, alcanzado en junio. La OMS la calificó como una "variante de interés" en aquel momento.

Ahora, representa menos del 3% de las nuevas infecciones en la región y solo el 0,1% en todo el mundo. Solo 10 países —incluidos Argentina, Chile, Costa Rica y Ecuador— han detectado casos de lambda en el último mes.

"Realmente no parece despegar", indicaba el mes pasado Maria van Kerkhove, líder técnica de la OMS sobre el COVID-19.

Pero, al igual que la variante mu, lamda tiene varias mutaciones preocupantes en la proteína de pico.

Un estudio japonés que aún está pendiente de revisión descubrió que estas mutaciones pueden hacer que la variante sea más infecciosa que el coronavirus original y posiblemente resistente a los anticuerpos de las vacunas o a una infección previa.

Un estudio de julio, que tampoco ha sido revisado, concluyó que la vacuna Sinovac de China era menos efectiva contra la lambda que contra el coronavirus original. Y otro estudio concluyó que la vacuna Sinopharm de China reducía el riesgo de infecciones por coronavirus un 50% entre los trabajadores sanitarios en Perú de febrero a junio, cuando lambda se estaba extendiendo ampliamente. Con anterioridad, se había apuntado que la vacuna tenía un 78% de efectividad para prevenir el COVID-19 sintomático en ensayos clínicos.

Mientras tanto, las vacunas Pfizer y Moderna aún ofrecen una buena protección contra lambda, según otro estudio previo. Esa investigación también sugirió que el cóctel de anticuerpos monoclonales de Regeneron es igual de efectivo contra esta variante.

Las infecciones por la C.1.2 y el caso de Sudáfrica

La enfermera de Médicos Sin Fronteras, Bhelekazi Mdlalose, realiza una prueba de COVID-19 a un sanitario en Johannesburgo 
(Sudáfrica) el 13 de mayo de 2020.
La enfermera de Médicos Sin Fronteras, Bhelekazi Mdlalose, realiza una prueba de COVID-19 a un sanitario en Johannesburgo (Sudáfrica) el 13 de mayo de 2020.

Michele Spatari/AFP/Getty Images

A diferencia de las variantes lambda y mu, la C.1.2 aún no ha sido etiquetada como "variante de interés".

Se detectó por primera vez en Sudáfrica en mayo, cuando representaba el 0,2% de los casos secuenciados en el país. Esa cifra se elevó al 1,6% en junio y creció hasta al 2% en julio, un patrón similar al de la delta en Sudáfrica.

Pero los casos de C.1.2 en el país han disminuido considerablemente en el último mes, a pesar de que la variante se ha extendido a la mayoría de provincias, así como a otros 10 países.

A nivel mundial, los casos de C.1.2 parecieron alcanzar su punto máximo a principios de julio, lo que sugiere que la variante no se está volviendo más frecuente.

Según un preimpreso realizado por investigadores sudafricanos, la C.1.2 contiene "constelaciones de mutaciones preocupantes" que podrían ayudar al virus a propagarse más fácilmente o a evadir las defensas inducidas por la vacuna del sistema inmunitario. Algunas de estas mutaciones son las mismas que se encuentran en otras variantes, incluida la delta.

Otros son exclusivos de la C.1.2, lo que es motivo de alarma según los investigadores sudafricanos, preocupados por una nueva variante con propiedades que le permitirían superar a la delta.

"En este momento, la mejor de su clase es la variante delta, por lo que tiende a superar a otras", decía recientemente el doctor Michael Ryan, jefe del programa de emergencias de salud de la OMS, en una sesión informativa. 

"No todas las variantes significan que se acabe el mundo", añadía.

Otros artículos interesantes:

Airbnb se desploma tras pronosticar un descenso de las reservas por la variante delta

Hallan la mutación de la variante Delta del COVID que provoca que sea más contagiosa y se propague a mayor velocidad

Por qué hay tantas variantes del virus: razones y consecuencias