Pasar al contenido principal

De ocultar sus mansiones en Google Maps a construir habitaciones del pánico de 50.000 dólares: así gastan los ricos su fortuna en mantener su privacidad

Rihanna is one of many celebrities who is frequently seen flanked by bodyguards for security.
Rihanna es una de las muchas celebridades que se ve frecuentemente flanqueada por guardaespaldas por seguridad. Dimitrios Kambouris/Shutterstock
  • Los ricos siempre han sido reservados, pero su deseo de privacidad ha aumentado a medida que buscan más seguridad en la era tecnológica.
  • Sin embargo, en una era de conexión constante, algunos multimillonarios se están recreando en la ostentación con la excusa de la seguridad.
  • Los expertos aseguran que los más ricos del mundo se mantienen fuera del radar tanto en casa como cuando viajan.

Quizás nada evoque una imagen de riqueza como Nicki Minaj en su Lamborghini rosa de 400.000 dólares o Mark Cuban saliendo de su jet privado de 40 millones.

Pero en una era de conexión constante, algunos multimillonarios se están recreando en la ostentación en nombre de la seguridad.

"La privacidad y la seguridad están inextricablemente vinculadas. Hubo un momento en que las preocupaciones sobre la privacidad se debían principalmente a agujeros financieros, como el fraude bancario o las deudas con las tarjetas de crédito", explica a Business Insider Gary Howlin, vicepresidente senior de Gavin de Becker & Associates, que brinda protección ejecutiva a multimillonarios entre los que se encuentran miembros de la Corte Suprema de los Estados Unidos o la CIA. 

"Ahora, con toda la información personal disponible a través de Internet y redes sociales, la gente está utilizando lo que antes era información privada para descubrir dónde viven los famosos, o información sobre sus actividades con el objetivo de provocar encuentros personales con ellos", explica Howlin.

Como resultado, las personas adineradas están procediendo con precaución a la hora de realizar grandes manifestaciones de riqueza.

Tomemos el ejemplo Kim Kardashian West. La reina de los selfies siempre ha sido conocida por hacer alarde de sus diamantes en Instagram y en el programa de televisión "Keeping Up With the Kardashians (Las Kardashians)", pero después de ser retenida a punta de pistola y que le fueran robados más de 10 millones de dólares en joyas en 2016 , se volvió más discreta sobre su riqueza atenuando sus fotos en las redes sociales, dejando de vestir muchas joyas en público y teniendo seguridad las 24 horas.

Kim Kardashian West was robbed at gunpoint in 2016.
Kim Kardashian West fue robada a punta de pistola en 2016. Jason Merritt/Getty Images

Pero un incidente tan violento como ese no es un requisito imprescindible para ser discreto.

Los CEO y magnates del mundo de los negocios, como Mark Zuckerberg y Richard Branson, siempre han sido bastante reservados, al menos para el público en general, pero incluso celebridades como Jennifer Lawrence y Melissa McCarthy se están absteniendo de exhibir su riqueza.

Las personas adineradas pasan desapercibidas en casa

"Hubo una época en la que la gente realmente hacía gala de su enorme riqueza; ahora no", sostiene David Forbes, jefe de la oficina privada de la agencia inmobiliaria Savills, a la reportera Kate Allen, del Financial Times. "Las prioridades de la gente a lo largo de los años han cambiado. Ahora, en la parte superior de la lista, está la seguridad".

Forbes explica que, aunque los ricos todavía gastan dinero en barcos y aviones, no quieren atraer el tipo de atención que esas exhibiciones públicas de riqueza conllevan; por eso están optando cada vez más por lo que Allen llama la vida "fuera del radar", que toma forma tanto a pequeña como a gran escala.

Leer más: 10 lugares censurados que Google Maps no te deja ver

Esto implica bloquear las señales GPS dentro de su propiedad, quitar sus casas de la red eléctrica o contratar arquitectos para ocultar edificios, ya sea diseñando una casa subterránea o apostando por un "diseño de ocultación invisible" para propiedades sobre el suelo, informa Allen.

Estas tácticas de privacidad no son baratas: una mansión subterránea fue tasada en 185 millones de dólares el año pasado. Y los que no tienen viviendas subterráneas están pagando hasta 500.000 dólares para instalar habitaciones del pánico extremadamente seguras, que se están haciendo más populares que nunca entre los ricos a medida que aumenta la violencia con armas de fuego, apunta Katie Warren, de Business Insider.

Drake, seen here with a bodyguard, has a house in Hidden Hills, California, which is blocked from Google Street View.
Drake, visto aquí con un guardaespaldas, tiene una casa en Hidden Hills, California, que está bloqueada en Google Street View. Joe Scarnici/Getty Images

También viven en vecindarios ricos que prohíben la entrada de los vehículos fotográficos de Google, lo que significa que sus residencias no aparecen en Google Street View.

La mansión de Paul McCartney no es visible a la vista de la calle, y tampoco lo son las casas de los residentes en Hidden Hills, California, donde hay muchas celebridades, incluyendo a Kardashian West y Kanye West, Lisa Marie Presley, Drake o Miley Cyrus, según publica Vanity Fair .

Intenta colocar una marca de localización en Sea Island, Georgia, donde viven varios golfistas de la PGA Tour y donde el hogar promedio cuesta 3.2 millones de dólares, y tampoco encontrarás resultados en Street View.

Forbes explica a Allen que las empresas fantasmas y las estructuras de propiedad permiten el anonimato de los compradores de propiedades, al igual que las comunidades cerradas. Los propietarios de viviendas también están gastando más en sistemas de seguridad para el hogar, apuntilla.

Gavin de Becker & Associates proporciona un nivel de protección muy alto. En las urbanizaciones residenciales, esto implica una sala de seguridad, elaborados sistemas tecnológicos de alerta temprana y un estricto control de acceso para mantener lejos a los desconocidos, ha afirmado Howlin.

Facebook awards its CEO Mark Zuckerberg a $10 million allowance for security this year.
Facebook ha otorgado a su CEO Mark Zuckerberg una asignación de 10 millones para seguridad este año. AP

"Es común que un ejecutivo exitoso y conocido gaste un millón de dólares al año, o mucho más, en un programa integral de seguridad y privacidad", afirma Howlin.

Este año, Facebook aprobó una asignación de seguridad anual de 10 millones de dólares para Zuckerberg y su familia, un aumento de casi 3 millones de dólares en comparación con el año anterior, según ha publicado Business Insider anteriormente.

Los ricos también buscan privacidad y seguridad cuando viajan

Pero esa seguridad no se limita al hogar, los multimillonarios también están tomando medidas para viajar de manera más discreta.

"Si estás conduciendo un Bentley descapotable ahora mismo en el sur de Francia, estás buscando problemas, un par de motos te seguirán de regreso a tu villa", dice Forbes a Allen.

Tal vez en parte es por eso que tantos multimillonarios conducen vehículos poco lujosos. Zuckerberg ha sido visto en un Acura TSX, un hatchback Volkswagen y un Honda Fit, cada uno valorado en unos 30.000 euros. Mientras tanto, la heredera de Walmart, Alice Walton, la mujer más rica del mundo, conduce un Ford F-150 King Ranch 2006, que se vende por alrededor de 40.000 dólares, según CNBC.

Pero eso es solo en el día a día: viajar por todo el país o internacionalmente está en una liga completamente diferente.

Leer más: Los multimillonarios de Silicon Valley se preparan para el fin del mundo comprando búnkeres millonarios en Nueva Zelanda

Para esto, Gavin de Becker & Associates se basa en gran medida en la planificación y ejecución logística: los clientes desean que las habitaciones de los hoteles se verifiquen previamente mediante un alias y formas privadas de ingreso.

"Nuestros clientes nunca se encontrarán parados en el mostrador del vestíbulo para registrarse, e incluso caminar por los espacios públicos es algo opcional", asegura Howlin. La firma también es propietaria y opera la Suite Privada en LAX (Aeropuerto de Los Ángeles), donde los ricos pagan más de  4.500 dólares por tener soledad cuando viajan, lo que incluye llevarles hasta la pista, protección de guardaespaldas y líneas TSA (Administración de Seguridad en el Transporte ) "privadas".

"Es un refugio seguro que ofrece la mejor privacidad, seguridad y servicios que el dinero puede comprar", ha escrito Tanza Loudenback de Business Insider, quien ha recorrido la lujosa terminal.

Pero  eso es cuando están volando comercialmente.

The Private Suite at LAX offers security for elite travelers.
Private Suite La suite privada en LAX ofrece seguridad para los viajeros de élite. Courtesy of The Private Suite

Cualquier avión, incluso uno privado, registrado tiene un número de referencia y se puede encontrar, según XOJET, un operador de aviones privados bajo pedido. Los magnates multimillonarios, los directores ejecutivos y las celebridades están cambiando a los aviones chárter bajo pedido para obtener más privacidad.

"[Por ejemplo], si eres una celebridad y no quieres que el público conozca cada uno de tus movimientos, un avión chárter ... permite el anonimato ya que los aviones se asignan aleatoriamente según los tramos", James Henderson, presidente de la división comercial Operaciones en XOJET, ha dicho Business Insider. "Lo que significa que nunca puede obtener el mismo avión dos veces, lo que permite una privacidad completa".

Jamie Foxx, Fergie y Kardashian West han volado en jet privado bajo demanda a través de JetSmarter, según Travel + Leisure.

Alquilar un avión privado no es barato: un viaje de Nueva York a Los Ángeles a través de XOJET cuesta 25.000 dólares por trayecto. Pero para muchas personas ricas, la privacidad no tiene precio.

Te puede interesar

Lo más popular