Pasar al contenido principal

Los móviles del futuro solo se cargarán una vez por semana gracias a las baterías de fluoruro en las que ya trabaja la NASA

Chica con el smartphone
Getty Images
  • El fluoruro podría convertirse en un elemento clave en las baterías de los móviles del futuro.
  • Una investigación desgrana cómo podría usarse para que los smartphones tuvieran carga suficiente como para una semana entera.
  • "Todavía estamos en las primeras etapas de desarrollo", explican los investigadores.

Pese a que las baterías de litio sigan dominando el mercado, nuevas posibilidades se asoman en el horizonte gracias a la investigación científica en torno a combinaciones de materiales con más posibles. Si hace poco se creó la primera batería de protones, una reciente investigación publicada en la revista Science revela que el fluoruro tiene todos los enteros para cambiar para siempre el negocio de las baterías. Durante décadas no ha podido ser un competidor potencial por la necesidad de ser horneado a 150 grados. 

Las baterías de fluoruro pueden tener una mayor densidad de energía, lo que significa que pueden durar más, hasta ocho veces más que las baterías que se usan hoy en día”, afirmó el investigador de Caltech Robert Grubbs, famoso por ganar el Premio Nobel de Química en 2005. Cuando estas baterías se desarrollen podríamos cargar nuestros smartphones tan solo una vez por semana. 

El tipo de tecnología electroquímica que suministra energía a nuestros móviles actuales se sirve de los cationes de litio ‘Li2 +’ cargados positivamente como una especie de ‘pistón’ químico para extraer una carga eléctrica a través de un circuito.A plena carga, un suministro de cationes ocupa el ánodo de la batería. Una vez que se cierra el circuito, los iones se acumulan en el cátodo, mientras que para restablecer la celda, un voltaje empuja de nuevo dicho pistón de litio.

El pistón tiene capacidad de funcionar a la inversa, por lo que los iones negativos como el fluoruro (F-) también pueden crear el voltaje necesario para atraer electrones a través de un conductor. “Para una batería que dura más tiempo, necesita mover una mayor cantidad de cargas”, dice Simon Jones, un investigador del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA.

Leer más: Los smartphones desaparecerán antes de lo que piensas y el mundo ya no será el mismo

“Mover cationes metálicos de carga múltiple es difícil, pero se puede lograr un resultado similar moviendo varios aniones de carga única, que viajan con una facilidad comparativa”. La tecnología basada en pequeños aniones posibilitaría de este modo mejores baterías, teniendo como candidato idóneo al fluoruro, material que poseee una masa atómica lo suficientemente baja. 

Según Grubbs el fluoruro es complicado debido a que es muy corrosivo y reactivo. Para solucionar el problema de la elevada temperatura  los investigadores de Caltech apostaron por un solvente electrolítico llamado bis (2,2,2-trifluoroetil) éter. O BTFE para abreviar. Estos permiten que la batería trabaje a temperatura ambiente.

Aunque el proceso se encuentra todavía en sus primeras etapas el resultado permitiría una elevada conductividad y eficiencia, sin necesidad de aumentar el calor. “Todavía estamos en las primeras etapas de desarrollo, pero esta es la primera batería de fluoruro recargable que funciona a temperatura ambiente”, apuntó Jones.

Y además