4 alimentos para fortalecer tu sistema inmunológico en el teletrabajo: legumbres, verduras, proteínas de alta calidad y frutos secos

Persona teletrabajando en Nueva York (EEUU).
Persona teletrabajando en Nueva York (EEUU).

REUTERS/Caitlin Ochs//File Photo

  • Trabajar en casa puede suponer un problema si no se controla la alimentación, porque se dispara el riesgo de padecer ciertas enfermedades y pueden aumentar tus niveles de estrés.
  • Estos son los alimentos necesarios para fortalecer tu sistema inmunológico si teletrabajas.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Trabajar desde casa tiene muchas ventajas, pero 2 aspectos de nuestro estilo de vida que suelen verse afectados por el hecho de no ir a la oficina son la alimentación y el ejercicio físico

Escribir demasiado cerca de la nevera o dejar la comida para más tarde son tentaciones habituales que pueden afectar a tu concentración y, sobre todo, a tu salud.

Es normal que sientas que si paras de trabajar para ponerte a cocinar estás faltando a tus obligaciones, pero eso no quiere decir ni que sea cierto ni  que no puedas seguir una dieta equilibrada. 

Si no comes de manera adecuada, tu cuerpo no tendrá energía y eso te acabará pasando factura en tu rendimiento en el trabajo. 

Una dieta poco equilibrada puede suponer una disminución del rendimiento físico e intelectual, pero hay distintos alimentos que pueden ayudarte.

Una de las principales consecuencias del teletrabajo es un aumento de los niveles de estrés y ansiedad. 

Para combatirlos, es fundamental reforzar el sistema inmunológico y estos 4 alimentos te van a ayudar a conseguirlo. 

Legumbres

Lavar frijoles, legumbres.
Getty

Entre los alimentos con más proteína de origen vegetal se encuentran las legumbres.

Garbanzos, judías blancas o pintas, lentejas o soja aportan de media en torno a un 22,2 gramos de proteína por cada 100 gramos, siendo además de un alto valor biológico.

Además, las legumbres son una fuente de minerales y fibra. 

Este alimento también contiene vitamina B6, que ayuda a combatir infecciones.

Verduras

Comer ensalada saludable
Getty

Las verduras (al igual que las frutas) son buenas fuentes de fibra dietética, vitaminas y minerales, así como sustancias fitoquímicas beneficiosas. 

Las frutas y verduras que están de temporada y resultan más baratas (y buenas)

Por ello, la Organización de las Naciones Unidas de la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés) recomienda el consumo para adultos de al menos 400 gramos de frutas y hortalizas al día para prevenir algunas enfermedades crónicas, las enfermedades cardíacas y la obesidad, así como para contrarrestar las carencias de micronutrientes.

No te olvides de incorporar ajo, repollo, kale, espinacas, coliflor, brócoli o zanahoria a tus comidas.

Proteínas de alta calidad

Cocinar salmón.
Getty

Ingerir la cantidad de proteínas necesaria es más importante de lo que podrías pensar, ya que se trata de uno de los macronutrientes de nuestro organismo. Es decir, una sustancia esencial para que nuestro cuerpo pueda funcionar correctamente

Esto se debe a que estas moléculas se encargan de un enorme número de funciones vitales para nuestra vida. 

Resulta importante consumir alimentos ricos en proteínas y que estas sean de buena calidad. Ya que no todos contienen la misma cantidad de aminoacídos o se digieren igual.

En lo relativo a cuántas proteínas necesita una persona, según estudio científico ANIBES, la ingesta total "debe ser de alrededor de 0,8 g/kg de peso en adultos", mientras que la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aecosan) marca que entre un 10 y un 20 % de las calorías de la dieta deben ser aportadas por las proteínas.

Algunos de los alimentos donde puedes encontrar esta proteína son los huevos, la carne de conejo o de pollo, los productos lácteos, el pescado (en especial el salmón o el atún) o las semillas.

Frutos secos

Frutos secos.
Getty

En general los frutos secos se caracterizan por ser ricos en grasas, pero no aportan colesterol y en su mayoría se trata de ácidos grasos monoinsaturados, es decir grasas beneficiosas para el cuerpo. 

Además, son otro de los principales alimentos proteicos de origen vegetal. 

De media, los frutos secos (almendras, nueces, avellanas, pistachos, cacahuetes...) sin sal aportan en torno a un 16,5 gramos de proteínas por cada 100 gramos.

También de manera generalizada, los frutos secos son un alimento rico en minerales como el magnesio, el fósforo o el calcio y en vitaminas, como la vitamina E.

Todo ello hace que la ingesta habitual de este tipo de alimentos conlleve interesantes beneficios para la salud.

Para evitar que el teletrabajo dificulte tus esfuerzos por seguir una buena alimentación, es recomendable que planifiques el menú de toda la semana y así no caerás en la trampa de picar cualquier cosa con la excusa de que no tienes tiempo.

Otros artículos interesantes:

Cómo el teletrabajo lo ha cambiado todo en las empresas, según el exministro Íñigo de la Serna

El 54% de los españoles trabaja más horas por el impacto del coronavirus y el aumento del teletrabajo, según Hays

Pantallas enrollables, portátiles enfocados al teletrabajo o robots para el hogar inteligente: este es el resumen de las novedades presentadas en el CES 2021