Pasar al contenido principal

4 consecuencias que pueden tener las medidas adoptadas por China en la Bolsa

Celebraciones del festival del año nuevo Lunar en Pekín (China) en febrero de 2018.
Reuters
  • Li Keqiang, primer ministro chino, anunció una revisión a la baja del objetivo de crecimiento del PIB y añadió que la política monetaria seguiría siendo "prudente".
  • Los expertos explican que esto puede tener implicaciones en varios puntos en el país y en los mercados.
  • Con todo, se pueden abrir oportunidades de inversión en algunos sector dentro de la región.

Los mercados asiáticos han empezado el año de manera optimista, con casi todos los índices subiendo entre un 5 y 10%, en particular China, que aumentó un 12% en las primeras 6 semanas.

Las recientes discusiones entre los negociadores comerciales de Estados Unidos y el gigante asiático también se han centrado en que el renminbi permanezca estable frente al dólar estadounidense (actualmente en el entorno de 6,70).

China ha intentado reactivar su renqueante economía interna mediante importantes rebajas de impuestos y más gasto.

Durante la apertura de la reunión anual del parlamento chino el martes 5 de marzo, el primer ministro Li Keqiang anunció una revisión a la baja del objetivo de crecimiento del PIB y añadió que la política monetaria seguiría siendo "prudente", aunque la presupuestaria sería "más decidida".

1. Más volatilidad en la actividad subyacente

Craig Botham, economista para mercados emergentes de Schroders, explica que sospecha que la actividad subyacente "puede resultar más volátil".

Del resto de objetivos anunciados también se desprende que el Gobierno, al menos por ahora, se está comportando en línea con las expectativas de un mayor estímulo presupuestario desde el ejecutivo central, en vez de depender de los gobiernos locales y el crecimiento del crédito.

Así, las medidas anunciadas, agrega Botham, concuerdan en gran medida con sus suposiciones y, por tanto, "no alteran en gran medida nuestras previsiones". De ahí a que sigan esperando una "ralentización moderada en el crecimiento, un paquete de estímulos menor que en periodos de ralentización anteriores y, tal vez algo crucial para el resto del mundo, un paquete de medidas de estímulo que esté menos centrado en las materias primas de lo que estamos acostumbrados a presenciar por parte de China”.

Leer más: Así es cómo debes posicionar tu cartera en momentos de recesión económica

2. Más herramientas para adivinar el futuro

En opinión de Raymond Ma, Gestor del fondo FF China Consumer Fund de Fidelity, y sobre las implicaciones de esto en la renta variable de la región, apunta que será muy importante, que el país ponga en marcha "reformas en las empresas estatales, ventas de activos y controles del gasto", para aventurar el devenir de los mercados.

3. Beneficio para el sector manufacturero

En cuanto a la desaceleración, se anunciaron recortes de impuestos a las empresas por valor de 2 billones de yuanes, destacando una rebaja del IVA superior a lo previsto que será especialmente beneficiosa para el sector manufacturero, según Ma.

4. Las Utilities y las infraestructuras serán las grandes beneficiadas

China está experimentando una importante transición de ser el fabricante de bajo costo del mundo a una economía centrada más en atender la demanda de los consumidores nacionales y hacer más negocios con sus vecinos asiáticos.

Según los expertos de Quaero Capital, las condiciones financieras en China deberían mejorar al alza en los primeros 6 meses, "con sectores que podrían estar favorecidos como el energético, el de utilities e infraestructuras".
 

Te puede interesar