Pasar al contenido principal

Refinanciar mi hipoteca redujo mi pago mensual en 180 euros, pero hay 4 cosas que me hubiese gustado saber antes

La casa de la autora en las afueras de Minneapolis, Estados Unidos.
La casa de la autora en las afueras de Minneapolis, Estados Unidos. Courtesy Ashley Abramson
  • Mi marido y yo compramos una casa en 2017 con la esperanza de pagar menos cada mes por una hipoteca de lo que estábamos gastando en alquileres.
  • Con un seguro hipotecario privado y una tasa de interés del 4,25%, nuestro gasto mensual seguía siendo elevado.
  • Este año, pudimos refinanciar nuestra hipoteca por 180 euros menos al mes, pero ojalá hubiera sabido algunas cosas antes de empezar la refinanciación.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Cuando mi marido y yo compramos una casa en las afueras de Minneapolis, Estados Unidos, en 2017, estábamos intentando mudarnos de un carísimo apartamento en la ciudad, donde nuestro alquiler era de 1.990 euros al mes.

Como habíamos estado gastando la mitad de nuestros ingresos mensuales en alquiler, no podíamos ahorrar mucho para el pago inicial que supone una casa, pero tampoco queríamos seguir gastando dinero en un piso sin acumular capital en el edificio —es decir, sin traducir toda esa inversión a futuro. Así que decidimos igualmente, con el poco dinero que habíamos ahorrado, comprar una casa.

Leer más: Comprar vivienda para alquilar: por qué puede ser un buen momento

La casa que compramos estaba dentro de nuestro rango de precios —estaba catalogada por 240.600 euros, pero nos concedieron el crédito y por ende la contratación inmediata por casi 250.000 euros—. Sin embargo, nos seguía sorprendiendo el total de los pagos mensuales. Terminamos que pagar 1.600 euros, que subió a 1.625 euros al subir los impuestos a la propiedad este año.

Además de nuestra mensualidad (que es más alta porque ponemos menos pago inicial), lo más relevante de nuestro importe era la tasa de interés hipotecario (4.25%) y nuestro seguro hipotecario privado (150 euros), que es necesario si pones menos del 20% de anticipo.

Leer más: Cuánto dinero deberías destinar al alquiler de tu casa

Después de pagar algunas deudas de tarjetas de crédito y empezar a ganar más dinero, nos preguntamos si podríamos refinanciar y así ahorrar en los pagos mensuales. Afortunadamente, nuestra perseverancia en reducir la proporción entre deuda e ingresos dio sus frutos, literalmente: acabamos de cerrar nuestra nueva hipoteca refinanciada, y el pago de nuestra casa pronto será de unos 1.400 euros.

Ahorrar más de 180 euros al mes ha sido una gran ventaja de refinanciar, pero también me sorprende lo mucho que aprendí durante el proceso (y lo poco que sabía cuando empezamos).

No estás atado a la tasa de interés de tu hipoteca

Esto puede parecer obvio, pero cuando compramos la casa en 2017 asumí que estábamos obligados a pagar esa tasa de interés. No era una mala cifra, sino más bien representativa de la situación financiera en la que nos encontrábamos en ese momento.

Afortunadamente, hemos hecho algunos avances significativos en el pago de la deuda, y mi marido y yo ganamos bastante más dinero que cuando sacamos nuestra primera hipoteca.

Leer más: Comprar o alquilar una casa, ¿qué es más rentable hoy en día?

Aunque técnicamente estábamos atrapados en nuestra tasa de interés con el primer préstamo, no me di cuenta de que otra compañía podía comprar y pagar ese préstamo, ofreciéndonos una tasa mucho más rentable basada en nuestra situación financiera y en el mercado.

Había mucho papeleo, pero la refinanciación de una tasa más baja merecía la pena —ahora es del 3,375%.

El valor de tasación no tiene por qué ser el mismo que el valor de mercado de tu casa

Me sorprendió cuando nuestra casa fue valorada por más de 275.000 euros, ¡tanto que pensé que deberíamos poner nuestra casa en venta inmediatamente para ganar dinero! Pero nos explicaron enseguida que el valor de una casa no es necesariamente por el que se venderá.

Al final, tu casa "vale" lo que alguien te dará por ella. Si vives en un barrio de alta demanda donde las casas reciben múltiples ofertas, podrías vender tu casa por más del valor del que se supone que tiene.

Leer más: Las cláulas de alquiler abusivas e ilegales más habituales 

Pero también a la inversa: nuestra casa podría "valer" más de 275.000 euros, pero dudo que alguien quisiera pagar tanto por ella. Tiene solo un baño y nuestro barrio no está en alta demanda ahora mismo. Sin embargo, puede ganar valor en el mercado con el tiempo, por lo que si finalmente decidimos venderla, la casa podría costar 275.000 euros o más.

Puede aumentar el total de tu préstamo

Otra cosa que no sabía: supuse que la única forma de ahorrar dinero en un refinanciamiento sería con un préstamo más pequeño, pero hay muchos otros factores en juego.

En nuestro caso, dado que decidimos incluir nuestros precio de cierre en nuestro préstamo, el total del préstamo aumentó. Pagamos el préstamo original a aproximadamente 227.000 euros, pero después de la refinanciación, ascendió a alrededor de 230.000 euros, incluidos los costes de cierre. Pero seguiríamos ahorrando dinero cada mes porque nuestros intereses y el seguro privado disminuyeron. Aunque, evidentemente, la situación variará según cada propietario.

Leer más: Por qué es mejor invertir tu dinero en lugar de guardarlo en el banco

Si piensas mudarte pronto, puede que no merezca la pena

En el momento en que comenzamos a refinanciar, mi marido y yo estábamos considerando la idea de vender nuestra casa en los próximos años, pero nuestro gestor nos aconsejó no hacerlo.

Cuando refinancias una casa, al igual que comprar una casa, existen costes de cierre significativos, que muchos prestatarios transfieren a sus préstamos en lugar de pagarlos por adelantado. Si vendiéramos nuestra vivienda con un valor de 227.000 euros, no ganaríamos tanto dinero. En la mayoría de los casos, es más inteligente esperar hasta que se acumule más capital en el nuevo préstamo antes de pensar en venderla.

Y además