Pasar al contenido principal

4 ETFs que tener en cuenta para evitar el próximo crash de la bolsa

Trabajador bolsa crisis
REUTERS/Andrew Burton
  • Al margen de invertir directamente en acciones o bonos, hay posibilidad de obtener rendimientos mediante otros vehículos, especialmente cuando aumenta la volatilidad.
  • Una posibilidad es apostar por ETFs, o fondos cotizados, con los que se puede generar beneficios si se apuesta por el activo adecuado.
  • En este caso, si se produce un colapso total de los mercados, hay diferentes activos que pueden proporcionar retornos positivos.

El atroz mes de octubre en de este año ha asustado a muchos inversores de bolsa. Y casi tan rápido, el mercado ha demostrado una vez más que puede producirse una rápida recuperación. Simplemente no hay que apartar la vista de las inversiones por mucho tiempo. 

Además de los avisos de muchos expertos de que el riesgo se ha disparado, hay otra realidad que también ven otros analistas. Y es que no hay que perder los activos durante una ola de ventas. Incluso, puede obtener beneficios. 

En este sentido, echando un ojo a otras áreas de los mercados, es interesante observar qué ETFs puede resultar atractivos para los inversores en el supuesto de que se produzca un crash más prolongado en los mercados. Se trata de fondos cotizados que cubren múltiples estrategias teniendo en cuenta los riesgos que los inversores deben tener en cuenta sobre cada vehículo.

La próxima vez que llegue un gran desplome en la bolsa, o solo un importante retroceso en un período corto, es importante asegurarse de mirar el rendimiento de estos productos específicos de ETFs. Probablemente se sorprenda de que lo hacen en general mucho mejor en comparación con cualquier de referencia: ya sea el Dow Jones o el Ibex 35

1. Bonos a corto plazo

Siempre se supone que existe una especie de yin y yang entre las acciones y los bonos. Cuando los inversores se asustan de los valores, a menudo deciden invertir en renta fija de corto y medio plazo y los fondos que los siguen. 

El ETF de bonos estadounidenses a corto plazo de Schwab probablemente sea tan seguro como lo es porque solo invierte en deuda pública de corta duración. Nunca se hará rico invirtiendo en fondos a corto plazo y del mercado monetario, pero no tendrá que preocuparse por observar cada día cómo se desangran los títulos. 

Leer más: BNY Mellon ve estos 9 motivos para invertir en Japón en la actualidad

2. Deuda Corporativa a corto y medio plazo 

Si lo que busca como inversor es un rendimiento más elevado que el que proporciona la deuda pública a corto plazo, puede encontrar una alternativa sin salir del esquema de los bonos que es la renta fija corporativa a medio plazo. 

Casi siempre tiene un rendimiento más alto que sus homólogos gubernamentales y, casi todas las compañías, tienen el rating de grado de inversión en el ETF de Vanguard a corto plazo para bonos corporativos. Este fondo cotizado se encuentra un poco más lejos en la curva para obtener rendimientos adicionales e incluye deuda denominada en dólares, grado de inversión, fija y sujeta a impuestos emitida por empresas industriales, de servicios públicos y financieras.

3. Oro

Empleada indonesia con un lingote de oro
Reuters

Sin duda, el metal dorado a menudo se considera como el activo refugio por parte de los inversores internacionales. El SPDR Gold Trust es el abuelo de todos los ETF de oro. Este activo no ha sido tan dominante durante el gran mercado alcista y los tipos de interés han aumentado, pero cuando los inversores quieren la máxima seguridad, con frecuencia se vuelvan hacia el metal amarillo. 

Durante la Gran Recesión, el ETF de oro y el oro en sí cayeron en 2008, pero a finales de ese mismo año tuvieron un comportamiento completamente opuesto. Mucho mejor desempeño que los ETFs de renta variable a lo largo de todo 2009 y 2010.

4. Altos dividendos y baja volatilidad

A casi todos los inversores les gustan los dividendos altos, pero en períodos de incertidumbre también les gusta tener posiciones que no son tan volátiles como el mercado.

Ahí es donde entra en juego el ETHD de SPHD Invesco S&P 500 High Dividend Low Volatility. Este ETF rastrea el índice de dividendos altos de baja volatilidad S&P 500 y está compuesto por 50 de las acciones de S&P 500 que se consideran que tienen rentabilidad por dividendo altos y baja volatilidad. 
 

Te puede interesar

Lo más popular