Pasar al contenido principal

4 formas de utilizar las redes sociales para ampliar tus oportunidades de negocio, según un ejecutivo de LinkedIn

Un trabajador mira sus redes sociales
Un trabajador mira sus redes sociales. Getty Images
  • Las redes sociales se han convertido en una herramienta indispensable para ampliar un negocio, más allá de los medios de comunicación.
  • El 84% de los ejecutivos utiliza las redes sociales para tomar decisiones de compra de servicios o adquisición de negocios.
  • Estas son 4 formas de utilizar las redes sociales para ampliar tus oportunidades de negocio, según un ejecutivo de LinkedIn.

Las redes sociales se han convertido en una herramienta indispensable para ampliar un negocio. Más allá de los medios de comunicación, las empresas empiezan trasladar sus relaciones con socios e inversores al plano digital.

El resultado es que algunas redes sociales profesionales, como LinkedIn, no solo sirven como bolsa de trabajo —al estilo de plataformas tradicionales como Infojobs—, sino que también actúan como espacios de networking en la red.

Hay un dato apabullante: el 75% de los compradores B2B y el 84% de los ejecutivos usan las redes sociales para tomar decisiones de compra, según un estudio de la International Data Corporation (IDC) publicado en 2014. Presumiblemente, ese porcentaje será aún mayor en 2019.

Leer más: 7 formas de arruinar cualquier entrevista de trabajo

En este sentido, Doug Camplejohn, vicepresidente de producto de LinkedIn, explica en un reciente artículo publicado en Harvard Business Review que el 89% de los principales vendedores considera que las plataformas de networking son cruciales para cerrar acuerdos.

Es una de las conclusiones del informe de LinkedIn sobre el Estado de las Ventas en 2018, en base a las cuales Camplejohn ha elaborado un listado de 4 puntos sobre cómo deberías utilizar las redes sociales para ampliar tus oportunidades de negocio.

1. No te obsesiones con contactar con peces gordos

Un ejecutivo. Getty Images

"No te obsesiones con llegar a peces gordos. Demasiadas personas se enfocan en tratar de relacionarse con perfiles senior; en lugar de contactar solo a los ejecutivos, prioriza la construcción de relaciones con sus compañeros o con las personas con las que haya coincidido anteriormente en su carrera", sugiere Camplejohn.

2. Sé breve pero cercano en tu primer mensaje

Una mujer entrando en LinkedIn
Una mujer entrando en LinkedIn. Getty Images

"Las personas no tienen paciencia para leer mensajes largos que suenan como spam, especialmente si es la primera vez que te diriges a ellos. Casi siempre ignoro los mensajes iniciales que ocupan más que un párrafo. Así, sé breve: ¿cuáles son las tres ideas que quieres transmitir? Escribe esas tres frases", explica.

Tu mensaje completo debe ser fácil de leer en la pantalla de un teléfono. Nuestro análisis InMail reveló que los mensajes de menos de 100 palabras funcionan mejor y las tasas de respuesta disminuyen significativamente a medida que aumenta la cantidad de palabras más allá de las 500 palabras", añade Camplejohn.

3. Pide consejo y aprovecha las transiciones

Un asesor, con una clienta
Un asesor, con una clienta. Getty Images

"Hay un mantra en la captación de inversiones que aprendí como fundador de una startup: 'Si vas en busca de consejo, obtienes dinero; si buscas dinero, obtienes consejos'. Haz lo primero. No te reunirías con alguien para tomar un café y empezarías a ofrecerle algo, así que no lo hagas en los negocios", aconseja.

"A menudo, la mejor manera de pedir consejo es ser directo. Puede ser tan simple como decir: 'Estoy dándole vueltas a algunas ideas y me encantaría saber qué opinas. ¿Puedo invitarte a un café?'. O 'Tengo este problema y realmente apreciaría tu opinión. ¿Tienes 15 minutos para hablar?'", recomienda Camplejohn.

4. Devuélvele el favor

Una mujer aconseja a un compañero de trabajo
Una mujer aconseja a un compañero de trabajo. Getty Images

"La mejor manera de construir una relación es ayudar a alguien sin esperar nada a cambio. Es satisfactorio, entrenas tu propio sentido de la generosidad y te da información de lo que la otra persona valora.

También establece el escenario para que les preguntes algo en el futuro. No tienes que ofrecerle ayuda en cualquier circunstancia, sino estar disponible como un recurso para las personas, especialmente para las personas que acaban de comenzar sus carreras: me hago accesible publicando mi correo electrónico y número de teléfono en línea y respondiendo rápidamente a solicitudes de información legítimas de personas que están comenzando sus carreras si creo que puedo ayudarles", explica Camplejohn.

"A medida que construyes tu red online, no descuides a las personas que ya conoces. Tu red se basa en las relaciones existentes en la vida real, así que haz un esfuerzo para conectarte más regularmente con los colegas, clientes, socios y mentores que tienen experiencia de primera mano trabajando contigo", aconseja.

Te puede interesar