Pasar al contenido principal

Los robots amenazan con quitar el trabajo a más de 4 millones de españoles según la OCDE: estos son los perfiles en riesgo

Yo, robot (película)
20th Century Fox
  • Un 21,7% de los trabajadores españoles, unos 4,2 millones según los últimos datos de ocupación, tienen más de un 70% de posibilidades de perder su trabajo por la automatización, según la OCDE.
  • Mientras, otro 30,2%, que equivale a 5,8 millones de trabajadores, se enfrentan a una probabilidad de más de un 50% de verse perjudicados.
  • Sin embargo, el organismo señala que "es improbable que se produzca una fuerte disminución del empleo" porque prevé que surjan nuevas profesiones.

Si trabajas en el sector industrial o agrícola y no tienes una titulación universitaria, el riesgo de que tu puesto de trabajo desaparezca por la automatización es mucho mayor que para aquellos que trabajan en el sector educativo, en el sanitario o si cuentas con un nivel de formación alto.

Esta es la conclusión del informe Employment Outlook 2019 que ha presentado este jueves la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). El organismo internacional señala que los cambios que aportan las nuevas tecnologías y la globalización comenzarán a notarse de forma inminente en el mercado laboral.

Leer más: Estos son los trabajos que un robot nunca podrá quitarle a un humano

De hecho, la OCDE calcula que un 14% de los empleos en sus países miembros tienen "altas probabilidades de ser automatizados", mientras que otro 32% se verán "radicalmente transformados por el progreso tecnológico". Por ello, su secretario general, Ángel Gurría, ha puesto el acento en poner en marcha cuanto antes sistemas de formación laboral continua para ofrecer oportunidades a los trabajadores menos cualificados.

España supera la media de la OCDE de empleos en riesgo

La OCDE ha desglosado el informe por países, analizando la situación de su mercado laboral ante el cambio tecnológico y el nivel de formación y de protección laboral del que disfrutan los trabajadores. La conclusión es clara: "En España, existen más puestos de trabajo con alto riesgo de automatización que la media de la OCDE", asegura el informe.

Puestos de trabajo en riesgo de automatización
OCDE

Como muestra el gráfico anterior, en España un 21,7% de trabajadores desempeñan un empleo que tiene más de un 70% de posibilidades de ser automatizado. De hecho, se trata del cuarto país de la OCDE con mayor porcentaje de su fuerza laboral en riesgo de ser sustituidos por máquinas, tras Grecia, Eslovenia y Eslovaquia.

Sin embargo, en el siguiente escalón se encuentra un 30,2% de los trabajadores españoles, que afrontan un riesgo de automatización de entre el 50% y el 70%. En este caso, España se sitúa levemente por debajo de la media de la organización y más de 10 puntos por debajo del país con mayor porcentaje en esta categoría, que es Turquía.

Leer más: Cómo puede afectar la llegada de los robots al empleo en la viabilidad de las pensiones

Si trasladamos esos porcentajes al número actual de ocupados en España, que ha dado a conocer este jueves el Instituto Nacional de Estadística en la Encuesta de Población Activa, un total de 4.228.259 trabajadores se enfrentan al mayor riesgo de automatización y otros 5.880.272 empleados tienen entre un 50 y un 70% de posibilidades de ser reemplazados en este proceso.

Trabajadores precarios, sin estudios y jóvenes, los más perjudicados

En el estudio de la OCDE sobre España, se aclara que, aunque "la transición no será fácil" y de la "ansiedad por la destrucción de empleos" que motiva la automatización, "es improbable que se produzca una fuerte disminución del empleo". La clave para evitarlo es, en su opinión, la educación de los jóvenes y la formación de los adultos, de la que advierte que podrían quedarse fuera los empleos menos cualificados o atípicos.

El informe recuerda que en España hay casi un 20% de jóvenes que no estudian ni trabajan, mientras que alerta de que aquellos que sí trabajan están en riesgo de acceder a un empleo precario, al igual que las mujeres o los trabajadores de mediana edad sin estudios superiores. Mientras, el empleo temporal en España más que duplica la media de la OCDE, como revela este gráfico.

Empleo temporal, parcial y TRADE en España y la OCDE
OCDE

Pese a ello, la OCDE advierte de que incluso "los trabajadores jóvenes altamente cualificados enfrentan serias dificultades: en 2016 el riesgo de recibir un salario bajo fue del 44%, 20 puntos porcentuales más alta que en 2006". Este fenómeno podría empeorar, según destaca el informe, que asegura que "la calidad de ciertos empleos emergentes suscita preocupación".

Reforzar la protección social en los trabajos más inestables

Además de reforzar la educación y la formación laboral, la organización reclama reforzar los derechos y la protección de los trabajadores atípicos, es decir, temporales, a tiempo parcial o por cuenta propia pero con un solo pagador que supone al menos el 75% de sus ingresos, mediante las siguientes medidas: 

  • Combatiendo el falso trabajo por cuenta propia.
  • Eliminando incentivos fiscales que fomentan una errónea clasificación de los trabajadores. 
  • Extendiendo la protección a la zona gris situada entre el trabajo por cuenta propia y el empleo dependiente, incluyendo a los trabajadores de plataforma.
  • Reequilibrando el poder de negociación, actualmente favorable a los empleadores.

Leer más: A Alexandria Ocasio-Cortez no le da miedo el ascenso de los robots, pero coincide con Bill Gates en que deberían pagar impuestos por destruir empleo

Por otra parte, la OCDE advierte de que el acceso a la protección social también es desigual, señalando que "los trabajadores por cuenta propia, que pagan menos contribuciones sociales, tienen menor acceso a la protección social" que los asalariados.

Así, el informe asegura que "en 2014-15, la probabilidad de recibir prestaciones monetarias para un adulto desempleado en edad y capacidad de trabajar que vivía en un hogar de bajos ingresos compuesto de 2 adultos y que en los dos años precedentes trabajaba por cuenta propia y
tenía ingresos medios, fue sólo de un 25%; contra más de un 90% para un trabajador estándar en la misma situación".

Y además