4 motivos para no pasarte con el atún en lata (o complementarlo con otras alternativas)

Atún en lata

Getty Images

  • El atún en lata es una de las conservas más socorridas del supermercado, pero no hay que abusar de su consumo debido a factores como el exceso de sodio.
  • La variante más saludable es el atún al natural, seguida del atún en aceite virgen extra, aunque este último es más calórico. El atún en aceite de girasol es la opción menos recomendable. 
  • Descubre más historias en Business Insider España

No tienes demasiado tiempo para la hora de comer, quieres preparar una ensalada, una pasta o un bocadillo, y las conservas de tu despensa son las que te ofrecen una solución más cómoda y rápida. 

Una de las reinas es la lata de atún, entre cuyas bondades se puede destacar el aporte de proteínas o de ácidos grasos omega-3, pero con la que debes tener cuidado en algunos aspectos. 

Lo primero que hay que destacar que el atún enlatado se puede clasificar como un procesado saludable. Es un pescado azul rico en ácidos grasos poliinsaturados, proteína magra y vitaminas liposolubles como la A y la D. 

Sus nutrientes resultan beneficiosos para la piel, la memoria, el corazón o el estado de ánimo. No obstante, no debes pasarte con la frecuencia: según datos de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria, lo recomendable es limitar el consumo en personas adultas sanas a dos latas de atún a la semana como máximo

En el caso de las embarazadas, la FDA fija el límite en unos 170 gramos y desaconseja el atún fresco. La razón son los problemas asociados al mercurio, que puede causar problemas cognitivos y retrasos en el desarrollo de los bebés. 

La OCU explica que tanto el atún como el pez espada, peces de gran tamaño, longevos y predadores, son los que acumulan niveles más elevados de este metal pesado. 

4 motivos para no pasarte con el atún en lata

Lata de atún

Getty Images

  • Las latas de atún implica conservantes y mayor contenido en sal, algo que debes vigilar si tienes problemas de hipertensión arterial o estás tratando de reducir el sodio de tu dieta. Para las personas adultas la OMS recomienda consumir menos de 5 gramos de sal cada día. 100 gramos de atún en conserva aportan en muchos una media de 1,5 gramos de sal. Busca que no sobrepase los 0,8. 
  • El atún en aceite tiene bastantes más calorías que el atún en conserva al natural y bastante menos calcio y potasio que el atún fresco. Si vas a escoger una conserva, es recomendable que sea al natural, o en aceite de oliva virgen extra, con propiedades más beneficiosas que el de girasol.
  • En líneas generales, es preferible consumir productos frescos a procesados en términos de calidad, lo que también se aplica a los pescados. Además, es aconsejable introducir variedad en tus fuentes de proteína para no contribuir a la sobrepesca y al cambio climático: GreenPeace España advierte sobre el apetito voraz sobre el atún y recuerda que el exceso de capturas y la pesca pirata están llevando a estos animales a una situación muy vulnerable.
  • El problema del mercurio: Los peces grandes, como el atún, pueden llegar a tener concentraciones de mercurio en sus organismos hasta 10.000 veces más altas que las de su hábitat circundante. No quiere decir que no lo consumas, pero puedes combinarlo con pescados azules pequeños como las sardinas, el arenque, el salmón, la caballa, la trucha o el boquerón, además de alternarlas con pescados blancos, como el bacalao, la merluza, el rodaballo o el rape y semigrasos como la dorada, la lubina o el lenguado.

Un análisis de la OCU llevado a cabo en 2016 revela que en España, ya sea en aceite de oliva o girasol, la calidad del atún en conserva analizado es buena: no se detectó exceso de mercurio, el aceite de oliva lo es de verdad y su gusto se calificó como sabroso. 

Ya lo sabes: más de un par de latas de atún a la semana no es recomendable, pero siguen siendo unas buenas aliadas para tener a mano proteína de calidad y ácidos grasos omega-3 por un precio competitivo. 

Otros artículos interesantes:

Hemos probado salmón cultivado en laboratorio que parece, huele y sabe como si fuera natural: sus creadores quieren que comerlo sea algo normal en el futuro

Te recomendamos

Y además