4 señales que pueden alertar de un sistema inmunitario débil, según una inmunóloga

enfermo, resfriado

Desde el inicio de la pandemia muchas personas están preocupadas por tener un sistema inmune fuerte.

A fin de cuentas se trata de un de la barrera más resistente que tiene tu cuerpo contra potenciales patologías. Por lo que si bien esto no impedirá, por ejemplo, el contagio por COVID-19, podría ayudar a tener una infección más leve.

Muchos aspectos influyen en tu respuesta inmune. Algunas, como la genética, no permiten margen de maniobra, pero otras relativas a hábitos de vida sí. Así aspectos como mantener tus vacunas al día, una buena higiene y seguir una dieta saludable son pasos claves para potenciar tu sistema inmunológico y reducir el riesgo de enfermedades.

Cómo evitar ponerte enfermo: 19 hábitos saludables para fortalecer tu sistema inmunológico

Ahora bien, ¿es posible evaluar la salud de tu sistema inmunológico?

"Nuestro sistema inmunitario es un blanco en movimiento y no tiene órganos específicos reales donde pueda aislarse por completo. No puede escanearlo con una radiografía, hacer una biopsia o determinar su fuerza o debilidad exacta con una sola prueba", explica en CNBC la inmunóloga Heather Moday.

Sin embargo, la especialista afirma que hay 4 señales de advertencia que pueden indicar si tienes un sistema inmunitario debilitado y deberías esforzarte por estimularlo

1. Te enfermas con frecuencia y tardas más de lo habitual en recuperarte

enfermo, tos, gripe, dormir

Si constantemente te resfrías y los síntomas persisten durante semanas puede deberse a una respuesta lenta de tu sistema inmunitario innato

También si los alimentos suelen generar en ti algún tipo de intoxicación.

Como compara Moday, tu sistema inmunitario innato es la primera línea de defensa contra todos los invasores y lesiones que "atacan tu cuerpo".

Por lo que enfermarse con cierta asiduidad podría indicar que esta barrera está algo "débil".

2. Estás en un estado de estrés constante

Mujer estresada delante del ordenador

Cierto tipo de estrés puede ser beneficioso, incluso para la salud inmunológica. Normalmente el vinculado a corto plazo.

Pero el estrés crónico "provoca una desregulación inmunitaria y una supresión inmunitaria", remarca la especialista. Lo que a su vez provoca un aumento de las infecciones y una mala recuperación de las enfermedades.

3. Te suelen salir herpes labial

Herpes labial.

Los virus que causan el herpes labial y el herpes zóster pertenecen a la familia del virus del herpes. Una vez que ha contraído un virus del herpes, entra en un estado latente en el cuerpo y es imposible de erradicar. 

Aunque en muchos de los casos es asintomático, cuando se está bajo estrés o la inmunidad celular se debilita, el virus puede replicarse y reactivarse nuevamente, incide Moday.

Por ello, "ver reactivaciones frecuentes puede ser una señal de que tu sistema inmunológico necesita un refuerzo".

4. Tomas medicamentos que debilitan la respuesta inmunológica

medicamentos

Hay ciertos medicamentos que pueden ser inmunosupresores. Por ejemplo los usados contra el cáncer en quimioterapia o para  prevenir el rechazo de trasplantes de órganos 

Los corticosteroides, utilizados comúnmente para las alergias, el asma y otras enfermedades inflamatorias, también pueden ser inmunosupresores.

"Se ha demostrado que incluso un historial de uso frecuente de antibióticos daña la diversidad de microbiomas en el intestino, lo que puede afectar directamente las respuestas inmunitarias", evidencia la inmunóloga.

Otros artículos interesantes:

¿El confinamiento y la mascarilla ha debilitado el sistema inmune de los niños? Así lo ven los expertos

Por qué tantos productos afirman que ayudan al sistema inmunológico

'iAge', el reloj biológico del envejecimiento basado en tu sistema inmune que predice futuras enfermedades gracias al 'deep learning'

Te recomendamos