No llores por tu camiseta favorita: 4 técnicas para recuperar la ropa encogida en la lavadora o secadora

Camisetas

Force Majeure/Unsplash

  • Ver cómo ese jersey de lana tejido por un ser querido encoge dos tallas o comprobar que tu camiseta preferida no te entra porque ha encogido en la lavadora puede ser todo un disgusto.
  • Sin embargo, no se trata de un proceso irreversible: estas son algunas maneras de desencoger la ropa y dilatar de nuevo su tamaño hasta recuperar su forma original. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Te duele el corazón cada vez que sacas ropa encogida de la lavadora o secadora, un fenómeno que sucede especialmente en las prendas fabricadas con algodón o lana debido a que absorben más agua durante el lavado. Mientras, otros tejidos como el nailon y el poliéster absorben menos agua y son más resistentes al calor.

Si te has confundido con la temperatura idónea de la colada para prendas delicadas o has sacado un pantalón, camiseta o sudadera de la secadora bastante más pequeña de lo que la recordabas, ha llegado el momento de ponerle remedio.

No tienes nada que perder: estos son algunos trucos y remedios caseros para recuperar prendas encogidas.

Utiliza acondicionador para el pelo

Acondicionador de cabello

Getty Images

Llena un barreño o tina de plástico con agua fría y vierte en sy interior un cuarto de taza de acondicionador para el pelo, removiendo el agua con las manos. Este líquido te ayudará a estirar las fibras y permitirá estirar la prenda encogida para que recupere su forma sin causar daños permanentes. 

Para que el truco sea eficaz, deja la camiseta o prenda a remojo durante un cuarto de hora. Luego, drena el agua, cámbiala por agua limpia, escurre la camiseta suavemente y déjala de nuevo a remojo durante otros 5 minutos, repitiendo el proceso hasta que no quede ni rastro de acondicionador. 

Puedes enrollar la prenda dentro de una toalla para quitar el exceso de agua. Para finalizar, agarra con los dedos los bordes de la prenda y tira suavemente de cada lado para estirarla. 

Aprovecha el poder del vinagre y el bicarbonato

vinagre

Getty Images

Se trata de una eficaz combinación de ingredientes caseros para remediar prendas encogidas recomendada por El Mueble.

Debes combinar aproximadamente unos 20 gramos de bicarbonato en un litro de agua caliente dentro de un barreño, incorporando dentro la ropa que haya mermado su tamaño. Estira la prenda progresivamente debajo del agua, que debe cubrirla por entero.

Déjala una hora como máximo y pásala a otro recipiente con un litro de agua templada y 25 mililitros de vinagre blanco. Escurre, y permite que seque en plano. 

La fórmula mágica del vinagre y la mascarilla capilar

Vinagre blanco.
Pat_Hastings

Getty Images

Y si no quieres usar bicarbonato, una alternativa es combinar vinagre blanco y mascarilla del pelo.

Para llevar a cabo esta técnica debes disolver 125 mililitros de vinagre blanco y unos 50 mililitros de mascarilla para el pelo en un cubo con agua caliente, dejando a remojo tu ropa durante media hora. Deberás asegurarte de que cubre por entero la prenda encogida.  

A continuación, estira con mimo la prenda, métela de nuevo en la mezcla durante otra hora más y realiza un lavado en frío en la lavadora. 

Para pantalones gruesos encogidos: champú para bebés

Champú para bebés

Getty Images

Según Mejor con Salud, es una alternativa estupenda para prendas gruesas encogidas como los pantalones. Para mayor efectividad, añade también acondicionador.

La fórmula ideal se basa en llenar un barreño de agua caliente,  60 mililitros de champú infantil para bebé y 3 o 4 cucharadas de crema suavizante. Sumerge los pantalones en el recipiente durante 12 horas o lo que es lo mismo, una noche entera.

Al día siguiente, estíralos con cuidado. Puedes ayudarte por otro par de pantalones de tu talla. Escurre el líquido que sobra y sécalos al aire libre. Si están muy tiesos, ablándalos con ayuda de una plancha a vapor. 

La eficacia de estas técnicas no es válida para todas las prendas encogidas: para algunas, especialmente si el tamaño se ha reducido considerablemente, el mal ya está hecho. Sin embargo, no pierdas la ocasión de probarlas: puede ser el último intento de salvar tu camiseta favorita. 

Otros artículos interesantes:

Camisetas para aprender a controlar la respiración como atletas y sopranos: el MIT crea fibras robóticas para la ropa que actúan como músculos artificiales

Ropa a prueba del calentamiento global: crean camisetas con una 'tela espejo' especial que enfría tu cuerpo 5 grados

Esta es la razón por la que no debes meter los vaqueros en la lavadora cuando se ensucien, según una estilista

Te recomendamos

Y además