4,6 millones de euros para implementar el big data en la sanidad andaluza: Red.es formaliza un contrato imprescindible para que despegue la digitalización en la salud

Celador trabajando en un hospital
Getty Images
  • El BOE publica la formalización de un contrato adjudicado a una unión de empresas por 4,6 millones para desplegar el big data en la sanidad andaluza.
  • Se trata de un paso clave para garantizar la digitalización del sector sanitario que también persigue el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Una unión temporal de empresas (UTE) formada por la consultora EY y por la filial en digitalización sanitaria del grupo Solutia acaba de llevarse 4,6 millones de euros en un contrato que busca desplegar e implementar sistemas de big data en el sistema sanitario andaluz.

En realidad la adjudicación se anunció hace unas semanas, pero el Boletín Oficial del Estado (BOE) de este lunes anuncia la formalización de esta contratación pública. El pliego original valoraba inicialmente estos trabajos en 7,7 millones de euros, con lo que la adjudicación de la UTE supone un ahorro de cerca del 40%.

Lo que se contrata es un "servicio para la implantación de una solución corporativa de analítica avanzaba, basada en tecnologías big data, para el Sistema Sanitario Público de Andalucía". En otras palabras: Red.es, la entidad pública empresarial del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, quiere desplegar las capacidades en big data de la sanidad andaluza.

Este es un primer paso imprescindible en la digitalización de la sanidad andaluza y española. El componente 18 del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia estimaba la creación de un data lake sanitario, una enorme infraestructura digital para almacenar datos sanitarios, que ya se valoraba en 100 millones de euros.

España ya tiene su primer Chief Data Officer de la historia: se llama Alberto Palomo, acaba de regresar de EEUU y estos son sus desafíos más inmediatos

Aunque todavía no se ha anunciado nada al respecto de ese data lake sanitario, algunas firmas ya se han postulado como pretendientas de su construcción. Entre tanto, hasta que llegue el enorme 'almacén' de datos sanitarios, es esencial que cada autonomía cuente con sistemas de big data para generar esos datos que después se intentarán convertir en interoperables.

Esta adjudicación también va en línea del horizonte europeo: conseguir un marco de gobernanza del dato sólido que permita a regiones y estados miembros de la Unión que los datos generados en diversos sectores sean interoperables, a fin de mejorar la toma de decisiones en aspectos tan diversos como el turismo, la industria o la sanidad.

El Gobierno español anunció hace semanas que dentro de GAIA-X, la iniciativa para crear una nube federada con valores europeos, creará dos hubs específicos. Uno para la industria turística y otra para la sanitaria.

La adjudicación de cuya formalización da cuenta el BOE de este lunes desplegará un sistema con el que se podrá tratar y explotar datos de diversas fuentes, empleando tecnologías como el aprendizaje automático (machine learning). En julio, la propia Red.es abundaba en que estos sistemas ofrecerán "modelos de predicción, descripción y optimización".

El test prenatal de una empresa china ha almacenado datos genéticos de millones de mujeres españolas, alemanas, británicas y otras partes del mundo

De esta manera se aportará "un mayor conocimiento del paciente y posibilitará una mejor toma de decisiones, tanto de tratamientos individuales como sobre el diseño de programas de gestión de salud poblacional". El contrato prevé que la UTE adquiera y ponga en marcha el sistema mediante 13 casos de uso.

Estos casos de uso que se han identificado de forma primordial van desde la comparativa de resultados sobre tratamientos farmacológicos (lo que puede ser una ayuda vital en el despliegue de nuevas vacunas contra el COVID-19) hasta modelos predictivos "sobre la evolución de grupos poblacionales respecto al consumo de recursos".

La pandemia de coronavirus ha constatado en los últimos meses la necesidad de agilizar determinadas pautas y patrones en los sistemas sanitarios públicos. A pesar de la formidable respuesta que la salud española dio a la crisis, el despliegue del big data puede ayudar a "detectar situaciones problemáticas" de salud pública "en base al análisis de redes sociales".

También se prevé la optimización de "planes de choque hospitalarios" y, en definitiva, la capacidad de dar una respuesta de análisis en tiempo real, que es uno de los propósitos finales del componente 18 del Plan de Recuperación que articula la llegada de los fondos europeos a España.

Otros artículos interesantes:

Si sientes que los desastres medioambientales que se han producido este verano en todo el mundo están empeorando tu ánimo es posible que sufras ecoansiedad

Esto es lo que le pasa a tu cuerpo cuando trabajas en el turno de noche: fatiga crónica, déficit de sueño y más riesgo de accidentes, cáncer, obesidad o depresión

Por qué está costando tanto conseguir una vacuna contra el COVID-19 para niños