5 alimentos para mejorar los síntomas de la fatiga crónica

cansancio, fatiga

El estresante ritmo de vida actual puede hacer que llegues al final del día sin apenas energía. Pero hay casos en los que las personas sienten constantemente un cansancio extremo diario que dificulta su día a día y cuya razón no se puede explicar.

Es lo que se conoce como encefalomielitis miálgica o síndrome de la fatiga crónica, un trastorno que se caracteriza por fatiga extrema al menos durante 6 meses y que no puede explicarse por completo por una afección médica subyacente. 

La fatiga empeora con la actividad física o mental, pero no mejora con el descanso, explica la Clínica Mayo. Otros síntomas de este síndrome incluyen sueños no reparadores, mareos y problemas de concentración y memoria.

Hasta el momento las causas no se conocen. Entre las posibles teorías, infecciones virales o estrés psicológico. Algunos expertos creen que el síndrome de fatiga crónica puede desencadenarse por una combinación de factores.

Tampoco tiene cura. Los tratamientos de la fatiga crónica se centran en minimizar el impacto de los síntomas. A este respecto se pueden indicar cambios en el estilo de vida.

Causas más comunes de la fatiga y cómo saber por qué siempre estás cansado

“Los tratamientos comunes pueden incluir abordar las deficiencias dietéticas, obtener más actividad física según lo toleres, controlar el estrés y terapias del sueño",  explica en Well + Good la nutricionista especializada en dieta antiinflamatoria Ginger Hultin.

En este medio, la especialista ha señalado 5 alimentos que deberían incluirse en la dieta para mejorar la fatiga crónica.

1. Cereales integrales

comer fibra, cereales y fruta

“El cuerpo necesita carbohidratos para obtener energía, y comer granos enteros ricos en fibra y proteínas de forma regular todos los días ayuda a equilibrar el azúcar en la sangre y los niveles de energía y proporciona una rica fuente de vitaminas y minerales”, explica Hultin. 

Y no te limites al arroz integral. Aquí también se encuadran trigo sarraceno, quinoa o la avena, perfecta para combinar en desayunos y meriendas.

2. Legumbres

Lavar frijoles, legumbres.

Las legumbres son un alimento completo y saludable que dará a tu cuerpo todo lo que necesita para sentirse bien. 

No solo son buena fuente de proteínas, además aportan minerales y vitaminas por su origen vegetal, "incluidos electrolitos como el potasio y el magnesio". Todo ello óptimo para tus músculos.

“Incluye habas y lentejas con alto contenido de fibra en al menos una comida al día, ya que las vitaminas B y el hierro apoyan la producción de glóbulos rojos y son fundamentales para combatir la fatiga”, aconseja además Hultin. 

3. Verduras de hojas verdes y vegetales crucíferos

mujer en el supermercado comprando brócoli

No serán las más populares pero sí de las más sanas. 

Las verduras de hoja verde verdes, (como la espinaca y la col rizada) y las crucíferas (entre las que se incluye el brócoli o las coles de Bruselas) tienen un aporte inmenso de vitaminas que ayudan entre otras cosas a potenciar la salud intestinal y un sistema inmunológico fuerte. 

"Cuando tienes fatiga crónica, eres más débil y más susceptible a las enfermedades, por lo que mantener el sistema inmunológico fuerte es fundamental", recalca Hultin. 

La especialista recomienda Incluir verduras en la comida o la cena todos los días. Los motivos sobran: "Comerlos te da un extra de fibra, antioxidantes antiinflamatorios y vitamina C para mejorar tu intestino, corazón y estimular tu sistema inmunológico. También son ricas en vitaminas liposolubles, como las vitaminas A, E y K”.

4. Nueces

Nueces

Todos los frutos secos son beneficiosos, pero las nueces son una gran fuente de ácidos grasos omega-3 antiinflamatorios”, dice Hultin. 

“Se sabe que los omega-3 promueven la salud y la cognición del cerebro", y ayudan a reducir el riesgo de enfermedades cerebrales". 

Las nueces también son ricas en fibra, proteínas y grasas insaturadas saludables para el corazón, "así que añçadelas a tu desayuno o como refrigerio al menos una vez al día”, recomienda.

 5. Frutos del bosque

frutos del bosque

De acuerdo a las indicaciones de la especialista, cualquier tipo de baya dará un gran impulso de vitamina C y antioxidantes únicos, que pueden ayudar a quienes sufren de fatiga

Los llamados frutos del bosque también son "ricos en fibra y antiinflamatorias”, dice. En este grupo se encuentran arándanos, moras, frambuesas, fresas, o algunas menos conocidas como el arándano rojo.

Otros artículos interesantes:

Los médicos están encontrando sorprendentes similitudes entre el síndrome de fatiga crónica y los síntomas del coronavirus a largo plazo

15 motivos por los que te sientes cansado todo el tiempo

7 alimentos para aumentar tu energía vital

Te recomendamos