Pasar al contenido principal

Un experto en vehículos autónomos revela las 5 compañías mejor posicionadas para sobrevivir a la oleada de fusiones en el proceso de concentración del sector

Cruise's Origin
El coche autónomo de Cruise, Origin. Stephen Lam/Reuters
  • La tendencia hacia la concentración del sector de los coches autónomos se acelerará en el periodo postpandemia del coronavirus, según explican tres expertos a Business Insider.
  • Waymo, Ford Autonomous Vehicles, Cruise, Baidu y Mobileye, de Intel, están en las mejores posiciones para capear las consecuencias del coronavirus, en la opinión del analista de Guidehouse Insights Sam Abuelsamid.
  • Las pequeñas empresas nuevas y las grandes compañías que no han demostrado muchos progresos en la tecnología de la conducción autónoma, como Uber, BMW y Nissan, se verán en una posición más difícil, indica Abuelsamid.
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

La tendencia hacia la concentración del sector de los coches autónomos se ha hecho evidente a lo largo de los últimos años, pero el coronavirus acelerará aún más ese proceso, según apuntan tres expertos de la industria a Business Insider.

"Ya estábamos camino de la concentración", asegura Matt Trotter, director de mercado de Silicon Valley Bank, que trabaja con empresas de transporte. "Ahora, con el nuevo contexto, creo que eso solo va a acelerarse".

En la década de 2010, algunas empresas aseguraron que tendrían coches de conducción autónoma en la carretera a principios de la década de 2020, pero esos planes se han ido retrasando o reduciendo a medida que se ha hecho evidente que el desarrollo de sistemas de conducción autónoma seguros y eficaces será más difícil de lo que se esperaba en un principio. 

Esta dinámica, junto con el hecho de que muchas empresas que trabajan en esta tecnología todavía no están ganando dinero con ella, concentrará la industria de los vehículos autónomos en torno a un número más reducido de empresas más grandes, a medida que las nuevas compañías desaparezcan y que los fabricantes de coches busquen fusiones, o directamente abandonen sus intentos de lanzarse a dicho mercado, apunta Aakash Arora, director general del Boston Consulting Group, que se centra en los sectores de la automoción y la movilidad.

La tendencia hacia la concentración no es nueva. Desde que General Motors compró la startup Cruise en 2016, ha habido una oleada de acuerdos alrededor de esta tecnología, que tiene el potencial de transformar los coches privados, pero también las empresas de coches con conductor como Uber, los envíos a domicilio y la logística.

Leer más: Uber tiene un nuevo sistema de conducción autónoma que promete ser capaz de predecir las trayectorias de peatones, vehículos y ciclistas

Ford y Volkswagen invirtieron así en Argo AI, Toyota compró participaciones en Pony.ai y en el Grupo de Tecnologías Avanzadas de Uber, Daimler y BMW se asociaron para progresar juntos en los terrenos de la movilidad y la autonomía, y Hyundai y Aptiv han creado una empresa conjunta centrada en los vehículos autónomos.

Waymo, Ford y Cruise están en una buena posición

Según la empresa de investigación de mercados Guidehouse Insights, los líderes de la industria de los coches autónomos no son empresas independientes, sino compañías que combinan los recursos de una compañía de la lista Fortune 500 con los conocimientos técnicos que se ven más a menudo en Silicon Valley que en Detroit. 

Waymo (una subsidiaria de Alphabet que se escindió del proyecto de autoconducción de Google), Ford Autonomous Vehicles y Cruise encabezaban el ranking de Guidehouse 2019 y 2020— de empresas que desarrollan tecnología de conducción autónoma y servicios de movilidad. 

Estas tres, junto con Mobileye y Baidu de Intel, están en las mejores posiciones para capear las consecuencias del coronavirus, asegura Sam Abuelsamid, analista de Guidehouse Insights que se centra en la conducción automatizada y los servicios de movilidad.

Los hilos comunes entre ellos son una tecnología fuerte y modelos de negocio prometedores.

Leer más: Cabify descarta cambiar su sede de Delaware a España como prometió en 2018: "No hay ninguna ventaja fiscal"

"No basta con crear un sistema de conducción automatizada", indica Abuelsamid. "Tienes que averiguar cómo vas a salir al mercado con eso".

Por el contrario, las pequeñas empresas de nueva creación que aún no han progresado mucho se pondrán en una posición difícil, advierte Abuelsamid, ya que ya les estaba resultando más difícil recaudar dinero antes de que el coronavirus se extendiera por todo el mundo. 

En los últimos meses, Zoox (que ha estado en conversaciones para que la compre Amazon), Ike, Velodyne Lidar y Kodiak Robotics han sufrido despidos, mientras que Starsky Robotics ha cerrado.

"Simplemente hay demasiadas compañías haciendo esto ahora mismo", apunta Abuelsamid. "Nunca iba a haber un mercado para 70 compañías diferentes desarrollando sistemas de conducción automatizada".

Uber y Apple podrían tener que abandonar sus proyectos de conducción autónoma

Pero las pequeñas startups no son las únicas compañías de coches autónomos que se pueden ver sobrepasadas por el coronavirus.

Las compañías más grandes y ricas que tienen poco que demostrar aún en este terreno, como Apple y Uber, pueden terminar dejando atrás sus proyectos de coches autónomos, mientras que los fabricantes de coches que están en una posición similar, como BMW, Volvo y Nissan, pueden buscar unirse en lugar de seguir desarrollando su tecnología in-house, puntualiza Abuelsamid.

"Aunque la situación actual, por supuesto, afecta a la industria automotriz, nuestro camino hacia la conducción autónoma permanece inalterado", indica un portavoz de BMW a Business Insider.

Por su parte, un portavoz de Uber destaca los pasos que la empresa ha dado en su programa de conducción autónoma en 2019 y 2020, que incluyen la recolección de datos en Washington, DC y Dallas, las pruebas en San Francisco y la presentación con Volvo un vehículo que podría utilizar tecnología totalmente autónoma, así como la creación de un consejo asesor centrado en la seguridad.

Apple, Volvo y Nissan no han respondido a las preguntas de este medio.

La concentración no es probable que tenga mucho impacto en los plazos de desarrollo de los sistemas de conducción autónoma, indican Arora y Abuelsamid, pero las empresas pueden cambiar su foco hacia modelos de negocio que podrían ser más lucrativos en un mundo postcoronavirus, o que puedan generar beneficios más rápido, como las entregas a domicilio, los transbordadores con rutas fijas y, según Trotter, la logística y el transporte por carretera.

"La línea de avances a largo plazo no debería cambiar", opina Arora. "Solo significará que veremos menos jugadores compitiendo más intensamente, lo que es bueno para el desarrollo de la tecnología".

Este artículo fue publicado originalmente en BI Prime.

Y además