Pasar al contenido principal

5 conductas al volante que ahora te pueden costar una multa y seguramente desconoces

Una mujer retira el hielo de la luna de un coche
Getty Images
  • Existen algunas conductas comunes al volante que están prohibidas por la DGT y pueden costarte una multa de 200 euros.
  • No deberías conducir con el abrigo puesto ni hacerlo en tacones, por muy corto que sea el trayecto.
  • Atento a las conductas al volante que no deberías llevar a cabo.

Hoy vamos a hablar de cinco conductas al volante que son ahora multa y no lo sabías. Hasta la fecha, se rumoreaba con muchas de ellas, pero realmente no traían asociadas una sanción. Por eso, a través de este artículo que hemos hecho con la información facilitada por la app Social Drive (la puedes descargar en este enlace para en Android y en este para iOS), vamos a darte toda la información que necesitas para que no te pillen desprevenido. 

Ya sabes que 2019 trae consigo muchos cambios por parte de la DGT, y muchos de ellos están estrechamente relacionados con las multas; pero, ¿sabes que algunas conductas al volante como dejar restos de hielo en el parabrisas delantero te pueden suponer un desembolso en forma de sanción económica? 

Y esta no es la única... algunas son más comunes de lo que pensamos y pueden parecer tan insignificantes que quizá nunca te hayas parado a intentar averiguar el peligro que hay detrás de ellas.

Pero después de leer este artículo te darás cuenta que la multa de estas conductas al volante puede estar más que justificada. ¡Quítate la pereza! 

Hielo en el parabrisas

Hielo en el parabrisas del coche
Getty Images

A todos nos da pereza, recién levantados, ponernos a rascar el parabrisas para quitar el hielo que se ha formado durante la noche. Frotamos un poco (lo justo) para poder ver la carretera y ya está... nos vamos.

¡Cuidado! Dejar hielo en el parabrisas delantero puede suponerte una multa de 200 euros. ¡Fuera esa pereza!

Conducir con el abrigo puesto

Conducir un coche con el abrigo puesto
Getty Images

Ya te hemos comentado en alguna ocasión que conducir con el abrigo puesto es una conducta al volante muy peligrosa (tanto si eres niño como adulto). Y es que la eficacia del cinturón de seguridad se puede ver reducida en caso de accidente, debido a que se produce el 'efecto submarino'.

Esto se debe a que el cinturón no ajusta lo que debería y, tras un impacto, tu cuerpo puede deslizarse por el asiento.

¿Merece la pena pasar un poco de frío antes de que entre en calor el coche, verdad?

No lo hagas solo por la multa de 200 euros que pueden ponerte, también por seguridad.

Conducir con tacones

Conducir un coche con tacones
Getty Images

Conducir con tacones es una de las conductas al volante que tienen multa más peligrosas, porque pueden limitar la capacidad de reacción a la hora pisar los pedales y, por consiguiente, provocar un accidente o reducir la posibilidad de evitarlo

Ten en cuenta que, en caso de que conduzcas con tacones, puedes recibir una sanción de 200 euros.

Mejor que prepares un calzado un poco más cómodo y te cambies al subir y bajar del coche. 

Llevar las escobillas gastadas

Escobillas del coche
Getty Images

Por descuido, puede que tengas las escobillas del limpiaparabrisas gastadas y es algo normal... es un elemento del coche sometido a un gran desgaste y sometidas a las inclemencias del tiempo.

También es fácil darse cuenta de que no están en buenas condiciones, así que si crees que ya es el momento de jubilarlas, hazlo; de lo contrario, podrás recibir una multa de 80 euros.

Y es que la visibilidad depende en buena parte de ellas y por tanto, también tu seguridad y la de los demás.

Por cierto, ¿sabes para qué sirven los puntitos negros del parabrisas?

Salpicar a un peatón

Coche salpica en un charco
Getty Images

Puede que quede muy gracioso cuando vemos un vídeo en las redes sociales: dos personas andan plácidamente por la acera, llueve, hay grandes charcos y, de repente, una furgoneta pasa a propósito por su lado levantando un 'tsunami' y dejándolos empapados.

Pero esta conducta al volante no es ni segura ni respetuosa... Si por algún motivo que no entendemos te apetece salpicar a un peatón y te pillan, tendrás que pagar una multa de 600 euros.

¿A qué no es tan gracioso?

 

Y además