Pasar al contenido principal

5 consejos para construir tu propio gimnasio en casa con un presupuesto limitado

You can set up a gym in your home.
  • El precio promedio mensual de las suscripciones mensuales de los gimnasios en España es de casi 40 euros. 

  • El clima, el horario o los gastos pueden ser razones por las que no vas al gimnasio.

  • Es completamente posible crear un gimnasio en casa con un presupuesto limitado.

Los complicados horarios de trabajo, el aumento de los costes de las suscripciones de los gimnasios y el cada vez más impredecible clima son solo algunas de las cosas que hacen que cumplir con una rutina diaria de ejercicio sea todo un desafío. Por no mencionar que, algunos días, simplemente falta motivación.

Pero no tener que ir al gimnasio puede ayudarte a solucionarlo. Y ahí es donde entra en juego el gimnasio en casa.

El precio promedio mensual de la suscripción a un gimnasio en España es de casi 40 euros. Esto se traduce en 480 euros por año o 1.440 durante tres años; por no incluir el coste del transporte, la ropa deportiva y los gastos aparejados como el alquiler de taquillas.

Montar un gimnasio en casa no tiene por qué arruinarte. Con unos pocos artículos esenciales y un poco de creatividad, puedes conseguir los mismos beneficios que obtienes yendo a tu gimnasio favorito pero en casa.

"Cuando se trata de construir un gimnasio en casa, lo más importante que debes hacer es ser honesto contigo mismo", explica Thomas Boatswain, entrenador personal. "Haz un 'análisis de necesidades' por tu cuenta. Sé realista con tus metas y con lo que es necesario. Esto te ayudará a comenzar con los pasos que necesitas dar primero".

Así que si no estás seguro de por dónde empezar para montar tu propio gimnasio, o necesitas recomendaciones sobre las herramientas básicas necesarias para maximizar el ejercicio en el hogar, deberías seguir leyendo.

Encuentra un sitio adecuado

Encuentra un espacio.

¿Tienes una oficina en casa o un dormitorio vacío? ¿O llevas tiempo queriendo renovar el sótano o la buhardilla? Bueno, todos estos son espacios perfectos para montar un gimnasio casero. Y no te sientas intimidado o desanimado si tienes poco espacio.

Incluso tu salón o el garaje pueden funcionar como un gimnasio cuando quieras hacer un entrenamiento rápido. A la hora de montar un gimnasio en casa todo pasa por maximizar las cosas que ya tienes en lugar de comprar artículos innecesarios que no necesitas.

Compra lo esencial

Compra lo esencial.

"Los mejores artículos que puedes comprar para un gimnasio en casa son los que proporcionan múltiples usos. Una pesa rusa es un gran ejemplo. Puedes hacer levantamientos, sentadillas, entrenamiento con pesas, ejercicios para los bíceps y trabajos básicos con un artículo que apenas ocupa espacio", explica Boatswain.

Las mancuernas también son necesarias para a tu equipo de entrenamiento en casa. Y te costarán menos de 20 euros, incluyendo diferentes modelos con todos los pesos, colores y estilos. También querrás tener bandas elásticas, que son perfectas para usar en casa o llevar donde quieras. 

"Las bandas elásticas son artículos increíbles para comprar", dice Boatswain. "Puedes conseguir varias bandas con diferentes niveles de resistencia por menos de 40 euros. Las bandas aplican mayores niveles de fuerza cuanto más se estiran, lo que puede hacer que el entrenamiento sea más difícil. Pueden combinarse con mancuernas, pesas, etcétera, y lo más importante, se pueden guardar sin mucho esfuerzo".

Asegúrate de que estás comprando unas que sean duraderas (para que puedan resistir más en tu casa) como estas que puedes conseguir por menos de 40 euros.

Por último, una buena cuerda para saltar (9,99€) o un balón medicinal (48,99€); puedes usar ambos para entrenamientos de alta intensidad o de fuerza.

Usa opciones no tradicionales

Usa opciones no tradicionales.
Universal Pictures

No te preocupes, también existe una app para esto. Hay muchísimas clases en vivo y entrenadores personales digitales que pueden ayudarte a dirigir tus entrenamientos sin el alto coste de tener que contar con máquinas de gimnasio.

Un ejemplo podría ser la aplicación Aaptiv, con la que puedes adaptar fácilmente un entrenamiento en casa a tus necesidades personales.

Haz cambios si lo necesitas

Haz sustituciones, si es necesario.

Por supuesto, para los más duros corredores y los amantes del cardio, es posible que quieras golpear el suelo de una superficie consistente. Vale. Y mientras que las cintas de correr, las elípticas y las bicicletas pueden costar cientos de euros, existen otras opciones de máquinas que son mucho más eficientes y rentables.

Por ejemplo la WalkingPad es una cinta de correr compacta y ligera diseñada para caber donde las cintas de correr tradicionales no caben, incluso debajo de una cama o un sofá. O puedes optar por la MaxiClimber, una máquina de escalada virtual que combina resistencia, tonificación muscular y ejercicio aeróbico, todo entu casa y por menos de 200 euros.

Incluso puede seguir una ruta aún más sencilla y utilizar artículos que ya tengas en casa.

Gerald Mayes, un entrenador físico certificado de VShred, dice: "Puedes hacer cualquier ejercicio de tríceps o bíceps en casa usando paquetes o latas pesadas en lugar de las mancuernas que usarías en el gimnasio. Para medir correctamente el peso, no te dejes llevar por la cantidad de contenido que aparece en la lata, ese es el peso líquido. En lugar de eso, pesa las latas en tu báscula para determinar la cantidad de peso que es mejor para ti".

También puedes rebuscar en tu armario en busca de inspiración. "Casi cualquier ejercicio que se pueda hacer con una banda elástica se puede hacer con medias o calcetines viejos", dijo.

Por ejemplo: sentado en el suelo con las piernas rectas, coloca un par de medias alrededor de pelotas colocadas en los pies y tira hacia atrás con ambas manos, como si estuvieras usando una máquina de remo.

 

Constrúyelo paso a paso

When it comes to ab exercises, there are more than just sit-ups.

Roma no se construyó en un día y tu gimnasio tampoco tiene por qué hacerlo.

Al hacer una lista de los elementos necesarios —y descubrir así qué músculos planeas trabajar más— descubrirás los instrumentos que tendrán mayor impacto en tus entrenamientos cotidianos.

La clave para mantener tu presupuesto de gimnasio a raya comienza con unas pocas piezas clave y luego, gradualmente, irlo ampliando. Antes de que te des cuenta, dejarás de pensar que necesitas salir de casa para hacer ejercicio al poner como prioridad tus necesidades físicas. 

Visita la página principal de INSIDER para más.