5 consejos para dejar de ser un cliente pesado en una cafetería, según los propios empleados de este tipo de establecimientos

'Friends'.
'Friends'.
  • Pasar una tarde en una cafetería tomando un café delicioso en compañía es un buen pasatiempo como cualquier otro. Ahora bien, ¿te has detenido para pensar si eres un buen cliente o un mal cliente?
  • Toma nota de actitudes o comportamientos que molestan a los dependientes de las cafeterías para facilitarles el día.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Las cafeterías abundan hoy en día en todas las ciudades, sean grandes o pequeñas. No solo encuentras Starbucks o franquicias similares tras doblar una esquina, sino que también puedes optar por entrar en establecimientos más locales o familiares que quieren ofrecer café con su toque personal.

Por desgracia, la aglomeración de clientes con ganas de pasar la tarde tomando un café en lugares así multiplica las molestias e incidentes para sus dependientes. 

Un caso muy típico es el cliente que ralentiza la cola porque no ha echado un vistazo a la carta y hace perder el tiempo preguntando al barista por información que podría haber obtenido mucho antes. 

Pero últimamente ocurren casos más particulares. Hace unos días Business Insider explicaba que los dependientes de los Starbucks empiezan a estar hartos de los clientes que realizan pedidos tan ridículos para sus bebidas que tardan eones en poder ofrecérselos. 

Si no quieres molestar a los dependientes de una cafetería, y formar parte del equipo "Buenos clientes", aquí tienes una serie de consejos o actitudes a evitar. Provienen de baristas con los que ha hablado al respecto el portal Lifehacker.

1. No trates al barista como si fuera tu terapeuta

'Coffee Shop'.
'Coffee Shop'.

Seguro que lo has visto en muchas pelis y series: un cliente llega a un bar o a una cafetería y le empieza a contar sus penas al camarero. Este, después de un rato escuchando, le da la solución a sus problemas y la trama de la historia avanza.

La realidad es otra: "Casi todos los clientes terribles que he tenido han venido por otra cosa", explica Landon, antiguo gerente de un Starbucks que actualmente tiene su propia cafetería. "No vienen a por un café. Vienen a soltarte sus problemas mentales, económicos o matrimoniales".

Landon explica que no pasa nada por explicar que has tenido un mal día, al fin y al cabo eres un ser humano. El problema es creer que un dependiente, barman, barista o encargado debe cargar con toda tu ira y frustración.

2. No ignores la carta

'Miss Agente Especial'.
'Miss Agente Especial'.

Una de las pesadillas reales del encargado de una cafetería es ver entrar a un nuevo cliente que, en lugar de mirar bien la oferta, va directo al mostrador para pedir algo que no está en la carta. Luego viene la segunda parte de la pesadilla: hacer perder el tiempo al encargado al pedirle un resumen de lo que se ofrece.

"Como dueño de una cafetería, he creado una historia con el espacio que tengo", explica Christopher Lewis, dueño del local Scullery en San Francisco. "Todo está puesto de una manera determinada para que sepas inmediatamente qué te ofrezco. Odio cuando la gente no toma atención a esto o a las ofertas bien claras".

Así que si entras en una cafetería nueva, no vayas directo a hacer un pedido. Mira antes qué ofrece exactamente el establecimiento y qué es lo que te apetece tomar. 

3. Pide recomendaciones concretas

'Barista'.
'Barista'.

Si tienes dudas sobre la carta en cuestión o tiene muchas opciones y te cuesta decidir, pregunta sin temores al barista. Al fin y al cabo es un especialista en café así que estará encantado de ayudarte. Ahora bien, un "¿qué me recomiendas?", genérico posiblemente no ayude.

"Dime qué te gusta, o por ejemplo que sabores te encantan", recomienda Naomi, trabajadora de un local en Albuquerque. "O dime lo que sueles tomar en otro establecimiento como un Starbucks. Eso me ayuda a conocerte más".

Otra mejor alternativa a un "¿qué me recomiendas?" es decir "estoy abierto a cualquier cosa nueva, ¿qué has tomado últimamente que te haya gustado? quiero probarlo" si genuinamente has entrado con la mente abierta. 

4. Sé curioso

'Twin Peaks'.
'Twin Peaks'.

Si hay poca clientela, y realmente quieres saber más sobre el café o la bebida que estás tomando, puedes preguntar al encargado si tiene tiempo de responder a algunas de tus inquietudes. Puede que incluso salgas con algún que otro secreto sobre el mundo del café.

"Ser un barista es como ser un barman. Tienes conocimientos o acceso a herramientas que el cliente desconoce. Se agradece la gente que quiere saber más siempre y cuando lo haga desde el respecto y la educación", explica Landon.

5. Un "por favor" y un "gracias" obran milagros

'Frasier'.
'Frasier'.

Puede parecer una obviedad, pero los dependientes de una cafetería, o de cualquier establecimiento, agradecen que los pedidos terminen con un "por favor" y que te despidas con un "gracias".

A nivel general, es importante ser educado y respetuoso. Presta atención a las indicaciones. Si un letrero te pide que traigas la bandeja o el vaso de café de vuelta al mostrador, no cuesta nada hacerlo. Lo mismo con el uso de las mascarillas en tiempos de pandemia. Si tienes dudas al respecto, no pierdes nada con preguntar.

Otros artículos interesantes:

Verduras de hoja verde, pescados de gran tamaño, café y otros alimentos comunes que deberías tomar con precaución

Si tu café de siempre te aburre esta 'influencer' tiene la solución: desde un café azul a los hielos más adorables

3 trucos para reutilizar los restos del café