Pasar al contenido principal

5 curiosidades de la historia de los coches que seguramente desconoces

Jóvenes dentro de una furgoneta antigua
Getty Images

Con el coche eléctrico cada vez más presente en nuestras carreteras, y el autónomo a un paso de ser una realidad rodante, recordar de dónde venimos, y lo que nos ha hecho llegar aquí no viene nada mal.

Y es que los coches han cambiado mucho. Muchísimo. Y elementos (como el cinturón de seguridad, o el volante) que damos por hecho fueron toda una novedad en su momento. Las velocidades punta de los albores del automóvil apenas superaban los de una bicicleta, y hubo marcas (que siguen entre nosotros hoy en día) que marcaron profundamente el curso de la historia del automóvil.

Hoy queremos rendirle un merecido tributo al automóvil; y, por ello, vamos a recordarte cinco curiosidades de su historia que quizás no conocías. ¡Atento!

1. ¿Cuánto corría el primer coche de la historia?

Coche de vapor de Nicolas-Joseph Cugnot
El vehículo de vapor creado por Nicolas-Joseph Cugnot, en el Museo de las Artes y Oficios de París. Flickr / Joe deSousa

El primer automóvil de la historia data de 1770, obra del ingeniero militar Nicolas Cugnot, y se movía gracias al vapor. Solo tenía tres ruedas, y su velocidad punta era de 11 km/h.

Si lo que queremos es hablar del primer automóvil con motor de combustión, nos tenemos que ir al que inventó Karl Benz. El que para muchos fue el primer automóvil del mundo tenía una velocidad punta de 16 km/h.

2. El origen del volante

Al volante del nuevo Porsche Cayenne
Porsche

Aunque un elemento tan básico en el coche actual como el volante nos parezca imprescindible, lo cierto es que no siempre ha estado en el automóvil. Los primeros conductores de vehículos utilizaban palancas o manivelas. 

La primera vez que se usó un volante redondo fue en 1894, en una carrera en París; el piloto era Alfred Vacheron. Eso sí, aún pasarían años (ya entrado el siglo XX) hasta que el volante redondo se viese en la mayoría de los coches.

Leer más: 8 cosas de conducir un Tesla que la mayoría de la gente desconoce

3. El coche que acaparó más de la mitad del mercado

Ford Model T
Un Ford Model T de 1925. Wikimedia / ModelTMitch

Una curiosidad relacionada con la historia del coche está relacionada con las ventas de un modelo concreto. A principios de siglo, hubo un modelo que se hizo con más de la mitad del mercado. Hablamos del Ford T, un modelo que, en 1908 se hizo con el título de ser el primer coche en producción en cadena de la historia. 

Sus logros no se paran aquí; en 1916, tan solo ocho años después de que empezaran sus ventas, el Ford T suponía el 55% del parque automovilístico mundial. Este hito no se ha vuelto a repetir en toda la historia del automóvil.

4. El primer cinturón de seguridad de tres puntos del mundo

Cinturón de seguridad
Getty Images

Una de las curiosidades relacionadas con la historia del automóvil tiene que ver con el cinturón de seguridad. Elemento de seguridad pasiva imprescindible, el cinturón de seguridad no siempre estuvo ahí.

De hecho, el nacimiento del cinturón de seguridad de tres puntos tuvo lugar en 1959, cuando Volvo introdujo el primer cinturón de seguridad de tres puntos de serie en el modelo Volvo Amazon. Era muy similar al que usamos hoy en día. 

La patente del cinturón de seguridad de tres puntos estuvo en manos de Volvo hasta 1962, año en que la marca la liberó para que las demás marcas pudieran incorporarlo. 

5. La opción más limpia

Coche de caballos Sevilla
Pixabay

Aunque a día de hoy pueda parecer mentira, hubo una época en la que el coche era la opción más limpia para moverse. Hay que remontarse al nacimiento del automóvil para enmarcar este momento. En aquella época, la gente se movía principalmente con coches de caballos, algo que muchos consideraban algo sucio y contaminante por culpa de las heces de los animales.

Por ello, muchos consideraban el automóvil un transporte limpio y menos contaminantes. Quién se lo iba a decir…

Y además