Los 5 errores que cometes al redactar tu currículum y que jugarán en tu contra

Errores que cometes al redactar tu currículum

La primera impresión que los reclutadores de talento tienen de los candidatos es el currículum. Este documento que resume tu vida se enfrenta a la primera barrera para conseguir trabajo y puede ser la última si no pones especial cuidado en esta carta de presentación. 

Destacar tus logros y resultados debe ser tu prioridad, enfatizando habilidades relacionadas con el liderazgo e inspiración a otras personas y dedicando tiempo a analizar la descripción de la vacante que vas a solicitar. Estas son las t3 claves que, según los expertos, tienes que resaltar para potencializar tus oportunidades. 

Sin embargo, a la hora de querer hacer un buen currículum se suelen caer en otros vicios que los reclutadores suelen tener por banderas rojas. 

1. Un resumen personal excesivo

Un "sobre mí" junto a unos datos de contacto minimalistas, son una buena forma de introducción. Si bien es necesario mencionar hobbies y pasiones (si puede ser relacionado con el área profesional), además del voluntariado, hay que evitar el exceso en este sentido.

Los responsables de equipo suelen pasar por alto lo superficial. Intentar evitar los tópicos de fútbol, cine, viajar y estar con los amigos. Es importe aprovechar el poco espacio del currículum para hablar de las cosas que le interesan a los reclutadores y no se pierdan nada de todo lo que tienes que ofrecer.  

2. Llenar el CV de falsas palabras clave 

Aunque las empresas cada vez más usan inteligencia artificial para ayudarles a discriminar los currículums entre buenos y malos, es importante tener en cuenta que siempre hay una persona detrás de todo el proceso de selección. 

Llenar el CV con palabras clave sin que tenga realmente un sentido para que pase el filtro de la IA no es una buena estrategia. Si tienes las cualidades y el conocimiento para el puesto, las palabras claves saldrán sin esfuerzo y la carta de presentación será más natural y más cercana. 

6 habilidades sociales que no pueden faltar en tu currículum, según 3 expertos en talento

3. Añadir experiencia obsoleta y de relleno

El mundo tecnológico cambia velozmente, por lo que es fundamental no mencionar procesos o herramientas que ya no se utilizan. El avance de la tecnología no es el único campo en el que el mundo gira deprisa. 

Explicar responsabilidades que ya no se siguen implementando es una pérdida de tiempo y espacio. Desarrollar las antiguas tareas en cada puesto de trabajo solo hará que el CV sea más largo sin que aporte realmente información valiosa, es mejor centrarse en los dos últimos puestos y las habilidades que te harán encajar en el nuevo puesto. 

No hay necesidad de enumerar todos los trabajos que se han tenido, si además son muchos años de experiencias laborales. La mejor forma de impactar con el currículum es contextualizar y apoyar los logros mediante números y resultados. 

4. Elegir una mala foto o demasiadas

La primera impresión que los reclutadores se tienen que llevar de la foto es que eres una persona seria y responsable. Se dice que una imagen vale más que mil palabras y ese dicho se aplica en este caso. 

Es importante que la imagen de la foto no se centre en tu aspecto o estilo personal. Cualquier foto no vale. Debe ser un primer plano y tener un fondo blanco en la que los rasgos faciales transmitan seguridad, pero también cercanía. 

También es común la tentación de poner más fotos, incluso gráficos en los que se quiera demostrar las habilidades, sin embargo, puede jugar a la contra, pues los gráficos a veces no son intuitivos y pueden malinterpretarse. 

Si se buscan currículums para un puesto creativo, la mejor solución es enlazar un porfolio o un blog donde poder destacar esta clase de habilidades. 

El tipo de letra que eliges para redactar tu currículum importa: estas son las 7 mejores fuentes, según un experto en recursos humanos

5. Enlazar a tus redes sociales

Este es un gran error. A no ser que los perfiles en las redes sociales sean puramente profesionales, la mayoría de las veces juega a tu contra. 

Los reclutadores no niegan la vida personal de los empleados más allá de la oficina, así que no es necesario ponérselo en tu carta de presentación para que descubran cómo eres antes incluso de conocerte. 


Otros artículos interesantes:

11 cosas que tienes que llevar a una entrevista de trabajo para sorprender a tu reclutador

3 trucos para que tu currículum impresione a las empresas en solo 6 segundos, según una antigua reclutadora de Amazon

Sin un perfil en redes sociales reduces a la mitad las probabilidades de que te llamen para un trabajo: 4 consejos sobre cómo usar las redes de manera efectiva

Te recomendamos