5 errores que cometes al hacer salmorejo, según los expertos

Salmorejo

Getty Images

Con la llegada del buen tiempo la manera en la que te alimentas cambia casi por completo. Los guisos, las comidas calientes y más copiosas, dan paso a productos más frescos y ligeros. 

Uno de los platos casi esenciales de cada verano es el salmorejo. Una crema fría de tomate, pan, ajo y aceite de oliva. 

7 errores que cometes al hacer gazpacho, según los expertos

Al conocer sus ingredientes puedes pensar que realizarlo es pan comido, pero sin embargo, para que quede un salmorejo de primera, lo mejor es no caer en los 5 errores más comunes al preparar salmorejo:

1. ¡No dar importancia a los ingredientes!

salmorejo

Como en todo plato, la calidad de los ingredientes es primordial, y más en un plato como el salmorejo en el que predomina un sabor sobre el resto. 

En este caso, hay que poner especial atención a los tomates y al aceite de oliva. Los tomates deben estar maduros, sin llegar a estar pasados, y siempre recuerda sacarlos de la nevera al menos media hora antes de hacer tu salmorejo. 

El experto en esta materia por su restaurante la Salmoreteca en Córdoba, Juanjo Ruiz, aconseja en una entrevista para La Vanguardia triturarlo con piel porque tiene fibras naturales altamente fermentables que le aportan espesor. 

2. Que el pan sea de textura poco consistente

pan

Antes, como el salmorejo era una receta de aprovechamiento se utilizaba el pan de días anteriores que no se había consumido, por lo que puedes pensar que lo idóneo es usar pan duro. 

Pero nada que ver, en la actualidad, un buen salmorejo se hace con un pan con miga contundente que empape bien y que aporte sabor al plato. 

3. Temer que el ajo se repita demasiado

ajo

Uno de los errores que se comete al hacer salmorejo es no echarle ajo por miedo a que se repita la comida durante el resto del día, pero hay 2 puntos importantes a destacar. 

El primero es que si eliges bien el tipo de ajo y lo tratas antes, no tiene por qué repetir. 

Ocurría con el gazpacho, y en el mismo artículo de Business Insider España, se explica: puedes cortarlo en 4 trozos y sumergirlo en un vaso con 2 dedos de agua y una cucharadita de vinagre unos 10 minutos, así no será tan fuerte. 

Y lo segundo y más importante, le da un sabor increíble que hace que el salmorejo sepa justo a lo que tiene que saber. ¡Si le quitas el ajo le quitas personalidad al plato! 

4. Triturar como antaño

minipimer

No, no hace falta triturar los ingredientes como se hacía antiguamente, ni en el mortero, ni preocupándote por si queda suficientemente grueso o no. De hecho la densidad del salmorejo dependerá de los ingredientes, no de cómo lo batas. 

Puedes usar batidora de mano o de vaso, y ligar ahí los ingredientes de tu salmorejo, quedará delicioso igualmente.

5. No dejarlo enfriar o servirlo helado

salmorejo

Por último una vez tengas hecho el salmorejo no cometas el error de ser impaciente. Este plato debe reposar mínimo una hora después de hacerlo, y aunque hay que servirlo frío, tampoco debes pasarte. 

Si lo guardas en la nevera asegúrate sacarlo media hora antes de servirlo, y recuerda que cada día que pasa el salmorejo va perdiendo algo de aroma y por tanto, de sabor. Así que ¡prepara y disfruta al momento! 

Otros artículos interesantes:

7 errores que cometes al hacer gazpacho, según los expertos

7 errores que cometes al hacer tortilla de patatas

Frutas y verduras que pueden durarte mucho más si las almacenas como es debido

Te recomendamos