Pasar al contenido principal

5 factores que determinan el comportamiento de los activos en bolsa, según los expertos

Trader atento a las pantallas de Wall Street
Reuters
  • Los expertos de WisdomTree explican en un informe cuáles son los factores que pueden provocar que un activo suba más en los mercados.
  • Entre los conceptos más destacados influyen el valor, el tamaño o la calidad de los vehículos de inversión
  • Además, el momentum que atraviesan o la baja volatilidad pueden determinar que ese activo pueda seguir subiendo en la bolsa. 

Uno de los temas más comunes en el entorno de la inversión es el describir cuáles son los factores que pesan más para el comportamiento al alza o a la baja de cualquier vehículo. En pocas palabras, estos, a los que a veces se hace referencia como primas de riesgo, representan ciertos atributos que pueden asociarse a la obtención de mayores rentabilidades y que trascienden de la seguridad para invertir

Por ejemplo, es probable que se tenga en cuenta que, a largo plazo, la inversión value –filosofía que genera rentabilidades positivas de manera consistente en el largo plazo– tiende a superar a la inversión growth –estrategia de inversión que consiste en comprar empresas que tengan un fuerte potencial de crecimiento de sus beneficios–.

Sin embargo, estos no son los únicos catalizadores que pueden impulsar el rendimiento de los activos en los mercados.¿Cuántos factores hay? Actualmente, según señalan desde WisdomTree habría cinco conceptos que se asocian al potencial de crecimiento en las bolsas para los activos.

Estos serían:

  • Valor
  • Tamaño
  • Calidad
  • Momentum
  • Baja volatilidad

Ahora, es fundamental no solo saber que existen estos factores, sino también tener al menos una idea inicial de por qué se han desarrollado. 

Valor

Muchos inversores asocian el concepto de comprar acciones que el mercado ha infravalorado como una gran oportunidad para generar retornos a las carteras. Benjamin Graham, profesor de la Universidad de Columbia que enseñó a Warren Buffett, entre otros, fue el precursor de esta idea. 

Con el tiempo, la bolsa finalmente reconoce estos títulos mal valorados y comienza a apreciarlas, impulsando sus beneficios. Lo que se conoce como “comprar bajo y vender alto”.

Tamaño

Este factor tiende a estar entre los más debatidos por los expertos. La preocupación es que las empresas más pequeñas solo inducen a mayor riesgo riesgo, por lo que, aunque las rentabilidades pueden ser más altas, se torna más complejo establecer una prima debido al nivel de peligrosidad en la inversión. 

Por el contrario, en general, la intuición de seleccionar empresas conocidas y exitosas en vez de apostar por compañías de pequeña capitalización para verlas crecer es atractiva. Pero la imagen se despeja aún más cuando en la selección de estas empresas en una cartera se combina una estrategia de calidad o valor

Leer más: Los gestores se preparan para las caídas en bolsa y apuestan por valores defensivos en sus carteras

Calidad

Warren Buffett, uno de los inversores multimillonarios de más éxito en Wall Street, ha demostrado una increíble trayectoria que, en su mayor medida, proviene de la adquisición de negocios. En algunas de sus cartas anuales, el oráculo de Omaha explicaba claramente algunos de sus criterios de compra más importantes, como la demostración de que la firma que quiere absorber tiene una gran capacidad de generar ingresos y beneficios recurrentes

El concepto principal se resume con la calidad. En un documento escrito en 2004, la gestora GMO escribió sobre este tipo de firmas que a pesar de que muchas de estas corporaciones tienden a generar grandes ganancias año tras año, son sistemáticamente infravaloradas porque “carecen de volatilidad”.

Momentum

Numerosos operadores aprecian estrategias a través del seguimiento de la tendencia. En esta línea, los activos que impulsan su precio tienen una buena probabilidad de seguir manteniendo esa dinámica. Eso es lo que se conoce como momentum

Todo se basa en conceptos no centrados en riesgos como aquellos que toman inversores que tienden a reaccionar negativamente a la presentación de beneficios corporativos o a los anuncios de dividendos. Más bien lo contrario. Las acciones tienden a subir más cuándo se disfruta de vientos de cola.

Si bien las causas se pueden debatir, es posible que todos hayamos escuchado eso de “la tendencia es tu amiga” en el mundo de la inversión.

Baja volatilidad

Este es un aspecto importante a considerar, porque la creencia común es que a mayor riesgo se debe obtener una rentabilidad más elevada. Y no es así.

Si los inversores no creyeran en este potencial, ¿por qué tomarían un riesgo más fuerte? La consecuencia lógica es que las acciones de menor riesgo deberían, por lo tanto, ofrecer rendimientos más bajos

Los datos sugieren lo contrario, y los analistas de WisdomTree creen que eso realmente habla de la importancia de "perder menos" durante las caídas en bolsa. Es posible que muchos inversores no puedan seguir estas estrategias porque, en los mercados con tendencia alcista, mirar sistemáticamente una estrategia que “gane menos” podría no ser muy atractiva.

Te puede interesar