Los 5 gastos que si presentas a Hacienda será un milagro que desgraven en la declaración de la renta

Oficina de Hacienda en España
  • Como autónomo siempre confías en desgravar por todo lo posible e igual con razón, pero Hacienda no suele opinar lo mismo.
  • Son 5 casos que podrías presentarlo, pero que Hacienda mira con lupa y suele echar para atrás por lo difuso entre uso personal y profesional. 

La campaña de la Renta está en pleno apogeo y como autónomo estás obligado a presentar tu declaración anual de IRPF. Si lo haces con optimismo pensando en que te vas a desgravar por tal o cual gasto, como pasa con las deducciones, cuidado porque hay 5 casos que si presentas a Hacienda será un milagro que te lo acepten para desgravar.

Este año, se estima que alrededor de 3,3 millones de trabajadores por cuenta propia saldarán sus cuentas con Hacienda y debido a ello es probable que algunos de ellos enfrenten una regularización posterior, así que mejor saber qué incluir y en qué no hay que perder el tiempo, aunque muchos lo incluyan sabiendo que es complicado, pero que igual suena la flauta y logras una devolución o una mayor.

1. El vehículo, un gasto controvertido

Uno de los gastos más comunes que los autónomos intentan desgravar es el relacionado con el vehículo. Sin embargo, este es uno de los más difíciles de justificar ante Hacienda. El uso del vehículo puede ser tanto personal como profesional, lo que complica demostrar que su utilización es exclusivamente para actividades empresariales.

Los transportistas y otros profesionales cuyo vehículo es una herramienta esencial para su trabajo tienen más posibilidades de éxito. Para el resto de los autónomos, Hacienda suele denegar este tipo de deducción en la mayoría de los casos.

2. El teléfono móvil, una línea difusa entre lo personal y lo profesional

El teléfono móvil es otro gasto recurrente en las declaraciones de los autónomos. Sin embargo, como pasa con el coche, la línea entre el uso personal y profesional es muy difusa. A menos que el autónomo utilice dos móviles distintos, uno para el negocio y otro para uso personal, justificar que todas las llamadas son para clientes puede ser extremadamente complicado.

Los expertos aconsejan mantener registros detallados y facturas que puedan demostrar que las llamadas realizadas desde el teléfono móvil son exclusivamente para actividades profesionales, aunque esto no siempre garantiza la aceptación por parte de Hacienda.

3. Ropa y complementos, un gasto aún más difícil de justificar

El intento de desgravar la compra de ropa y complementos es otro punto de conflicto. Muchos autónomos consideran necesario vestir de cierta manera para mantener una buena imagen ante sus clientes, pero Hacienda no siempre lo ve de la misma forma. Los trajes pueden ser aceptados en algunos casos, pero los complementos como relojes o joyas suelen ser rechazados casi automáticamente.

En general, cualquier gasto en vestimenta que no sea claramente identificable como uniforme de trabajo es susceptible de ser cuestionado por Hacienda.

Business Insider te muestra todo lo que tienes que saber sobre la Renta

4. Viajes de negocios, entre la necesidad y el lujo

Más aún en la era de la comunicación, con la opción de reuniones virtuales y videollamadas. Skype o Google Meet igual te están quitando dinero en ese sentido. 

Los viajes de negocios también pueden generar problemas a la hora de desgravar. Aunque son necesarios para muchas actividades profesionales, la dificultad radica en justificar que los gastos son exclusivamente empresariales. Hacienda examina con detalle los gastos en vuelos, hoteles y comidas, y cualquier exceso puede ser motivo de denegación.

Para mejorar las posibilidades de aceptación, conserva todas las facturas y documentos que prueben que el viaje estaba directamente relacionado con el negocio y que los gastos fueron razonables.

5. Gastos de atención a clientes, otro terreno resbaladizo

Finalmente, los gastos de atención a clientes, como comidas en restaurantes, regalos o invitaciones a eventos, son otro terreno de mucha incertidumbre y debate. Aunque estas prácticas son comunes en el ámbito empresarial, Hacienda puede cuestionar su necesidad y relación directa con la actividad profesional.

Incluso con las recientes sentencias del Tribunal Supremo que favorecen a los autónomos en algunos casos, Hacienda sigue siendo estricta en la aceptación de estos gastos. La clave está en la justificación detallada y en que los gastos sean proporcionales y claramente relacionados con la actividad profesional.

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.