5 hábitos del día a día que están envejeciendo tu piel a velocidad de vértigo

Perrito caliente

The BlackRabbit/Unsplash

  • Beber agua en abundancia, utilizar protección solar o hacer ejercicio son buenos para la piel, mientras que otros hábitos nocivos y alimentos perjudiciales la deterioran.
  • Dermatólogos y estudios advierten sobre 5 hábitos que envejecen tu piel antes de tiempo y que deberías reducir o eliminar. 
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

Lavarte la cara a diario, utilizar protector solar o incluir en tu dieta alimentos como los pescados grasos, las legumbres, las verduras de hoja verde, los frutos secos o los aguacates son pasos para una piel más sana y protegida. 

En el reverso contrario, factores de estrés, alimentación o hábitos de vida pueden hacer que tu piel envejezca rápidamente, luzca un aspecto deteriorado y pierda elasticidad, brillo, firmeza o suavidad. 

Recuerda que la piel es el órgano más grande del cuerpo. Según Medline Plus entre sus principales funciones destaca la protección del organismo de factores externos como bacterias, sustancias químicas y rayos ultravioleta. También ayuda a regular la temperatura corporal. 

Vigila lo que pones en tu plato, no te pases con determinados ingredientes nocivos para el organismo y huye del tabaco y otras costumbres para tener una piel joven y saludable. Tampoco deberías olvidarte de nutrientes como el colágeno o los ácidos grasos omega-3

Estos son los malos hábitos para la piel que debes evitar, según dermatólogos y nutricionistas. No es solo una cuestión estética, sino de salud. 

Pasarte de la raya con el consumo de azúcar

Donut

El exceso de azúcar en la dieta es sumamente nocivo para la salud, también para la de tu piel. Está ligado a obesidad, enfermedades cardiovasculares, diabetes y caries dentales.

Varios estudios subrayan su vínculo con el envejecimiento de la piel. Los responsables son los AGE (productos finales de glicación avanzada), formados cuando una molécula de azúcar se adhiere a una proteína o lípido. 

Según un estudio de Skin Therapy Letter, envejecen la piel al reducir su capacidad para curar las heridas y su resistencia al estrés.

Una dieta demasiado alta en grasas

Barbacoa

La grasa es un macronutriente indispensable en una dieta saludable, pero consumirla en exceso, especialmente la saturada, puede acarrear daños capilares y un envejecimiento prematuro. 

Según un informe de 2020 publicado en Nutrients, una dieta alta en grasas puede aumentar el riesgo de inflamación de la piel, impidiendo que se recupere adecuadamente del estrés y contribuyendo a que parezcas mayor de lo que eres. 

Hamburguesas, patatas fritas y demás comida rápida

Hamburguesa

Demasiados perritos calientes, hamburguesas y patatas fritas con kétchup pueden llevarte por el camino de la amargura: la comida rápida se ha asociado a enfermedades crónicas, hipertensión, obesidad, cáncer, problemas respiratorios, depresión e infertilidad. 

En cuanto a las consecuencias para tu piel, la comida rápida es realmente nociva, tal y como refleja la evidencia disponible. En los procesos de fritura se liberan radicales libres, provocando que las células de tu cuerpo envejezcan más rápidamente. 

Además, la comida chatarra es rica en sal. De acuerdo a la American Heart Association, demasiado sodio puede ocasionar presión arterial alta, lo que también debilita la piel al afectar el colágeno. 

No beber la suficiente agua

Vaso de agua

Grábatelo a fuego: no hay nada mejor para la hidratación de la piel que beber mucha agua.

En este sentido, un interesante estudio halló que las personas que consumen más de 2 litros de agua por día tenían una hidratación más profunda en la piel, lo que también afectaba positivamente otras funciones capilares.

El agua sirve para mantener el equilibrio interno y la función de los tejidos de la piel. 

Fumar

Fumar también es muy dañino para los dientes

Según explican desde WebMD, la nicotina reduce el flujo sanguíneo a la piel, lo que impide que reciba oxígeno y los nutrientes indispensables.

Además, las sustancias químicas del tabaco dañan las proteínas de colágeno y elastina que le dan estructura a la piel, explica dermatóloga Yoon-Soo Cindy Bae, del Laser and Skin Surgery Center de Nueva York. 

"La piel de un fumador es delgada, opaca, más arrugada y menos capaz de sanar", anota la especialista. 

Aunque antioxidantes como las vitaminas A y C contribuyen a reparar parte del daño, lo idóneo es dejar de fumar para siempre.

Otros artículos interesantes:

4 de los trucos de cuidado de la piel más peligrosos de TikTok, según uno de los dermatólogos estrella de la aplicación

6 problemas en la piel que puede causarte el estrés

Alimentos ricos en colágeno, según la responsable de nutrición de uno de los hospitales más importantes de España

Te recomendamos