5 inversiones alternativas que pueden darte beneficios más allá de las acciones y los bonos

Mueble de colección.

Andreas von Einsiedel/Getty Images

Primero en Upday Cintillo

Si se clasificaran los conceptos generales de inversión y los activos en categorías, se necesitarían 4: uno para el efectivo, otro para las acciones, otro para los bonos y otro para todo lo demás

Ese cuarto cubo también podría etiquetarse con razón como "inversiones alternativas". Su contenido, aunque un poco más opaco que el de las demás, tiene mucho que ofrecer al inversor avispado.

Aunque las barreras financieras de entrada pueden ser a menudo bastante altas, las inversiones alternativas proporcionan una diversificación de cartera sin precedentes. 

Facilitan la inversión en sectores como el inmobiliario, el mercado de materias primas e incluso el arte, que pueden servir de cobertura cuando activos como las acciones y los bonos y el resto de los mercados financieros se resienten.

Sin embargo, las inversiones alternativas tampoco están reguladas. Por eso es importante que conozcas los riesgos y las recompensas antes de lanzarte. 

¿Qué define una inversión alternativa?

Como el término es tan amplio, a menudo es más fácil definir los activos alternativos por lo que no son que por lo que son. 

El grupo incluye cualquier activo que no encaje en una de las categorías convencionales, conocidas como inversiones tradicionales y mencionadas con anterioridad: efectivo, acciones y bonos, así como los fondos de inversión o cotizados que los mantienen. 

Puede ser un objeto físico, como una valiosa botella de vino, una obra de arte o un edificio de oficinas. O algo más intangible, como un derivado o una participación en una empresa privada.

Sin embargo, lo que tienen en común todas las inversiones alternativas, y en contraste con las inversiones tradicionales, es que la mayoría de ellas no están reguladas. 

7 consejos útiles para invertir por primera vez

Mientras que las inversiones tradicionales se rigen por estrictas normas de divulgación y protección contra el fraude, las inversiones alternativas hacen recaer la responsabilidad en el inversor. Si compras una obra de arte, por ejemplo, y luego determinas que es una falsificación pero no puedes localizar al vendedor, esa pérdida es tuya.

Por este riesgo y por los elevados mínimos de inversión que suelen acompañarlas, las inversiones alternativas han sido tradicionalmente más populares entre los inversores con un amplio capital e ingresos, además de experiencia en el manejo de activos financieros complejos. 

Pero a medida que las inversiones alternativas se ponen al alcance del inversor medio, a menudo a través de fondos de inversión que las mantienen, es cada vez más importante tener un conocimiento básico de las principales categorías y sus características.

5 inversiones alternativas que pueden diversificar tu cartera

1. Materias primas

Gaseoducto propiedad de Gazprom en Svobodny (Rusia).

Qué son: Las materias primas son materiales físicos y recursos naturales que se negocian en el mercado. Hablamos de artículos como los cereales, el petróleo, el oro, la carne de vacuno y el gas natural, de los que puede ser propietario directamente o poseer acciones.

Cómo funcionan: Cuando los activos de papel (los mercados de acciones y bonos) se mueven en un sentido, las materias primas tienden a moverse en el otro, lo que las convierte en una popular cobertura contra la inflación

Por ejemplo, algunos expertos recomiendan invertir entre el 5% y el 10% de su cartera en oro, porque cuando el mercado sufre, su precio se dispara, proporcionando un colchón contra las pérdidas.

Cómo comprar oro para diversificar tu inversión y protegerte ante las caídas del mercado

Si inviertes en acciones de una determinada materia prima, recibirás dividendos cuando ésta suba de precio. Pero si eres el dueño del artículo en sí —considerado por algunos como una forma más pura de inversión—, sólo podrás beneficiarte de su venta. 

Lo que tienes que saber: Dado que los precios de las materias primas se rigen por la oferta y la demanda, pueden resultar bastante volátiles. Los operadores experimentados suelen comprar y vender contratos a futuro (acuerdos para comprar o vender a un precio determinado dentro de un plazo determinado) en lugar de acciones de la propia materia prima. 

Básicamente, se trata de apostar en qué dirección se moverán los precios y ganar dinero si se acierta. Pero si eres nuevo en la inversión, es una forma bastante compleja de entrar en ella. 

En vez de lanzarte directamente con estos activos, busca una acción que siga o refleje la materia prima que te interesa. Las acciones de empresas mineras de oro, por ejemplo, son mucho más fáciles de comprar que el propio metal precioso, pero suelen moverse en paralelo a él.

2. Coleccionables

Un mercadillo con muebles

Qué son: Las posibilidades de los objetos de colección son prácticamente infinitas. La gente valora, busca y acumula casi cualquier cosa. Pero, en general, son artículos tangibles en posesión que se disfrutan, aunque se espera que se revaloricen con el tiempo

Puede tratarse de casi cualquier cosa, desde joyas antiguas hasta alfombras con motivos de cebra. Los más reconocidos son las obras de arte o decorativas (incluidas las joyas), las monedas o sellos, los coches de época y otros vehículos, los libros raros y los vinos de calidad.

Cómo funcionan: El valor de los objetos de colección proviene de su antigüedad y rareza, de lo completa que sea una colección o del cuidado que se haya tenido para conservarlos en su estado original. 

Pero, independientemente del objeto o de su estado, no hay forma de ganar dinero directamente con él hasta el momento de la venta, aunque podrías utilizarlo como garantía para pedir un préstamo o conseguir dinero.

19 cosas que puedes vender por mucho más dinero del que esperabas

Tu capacidad para obtener beneficios depende de tu capacidad para encontrar un comprador que valore los objetos al mismo nivel que tú. Y ahí radica el problema.

Lo que tienes que saber: Como los objetos de colección no se negocian en bolsas públicas, no hay transparencia en los precios ni un mecanismo oficial para determinar el valor del mercado. De hecho, aparte de los resultados de las subastas, no hay ningún precio publicado. Muchos comerciantes mantienen la confidencialidad de las ventas. 

Esto significa que a menudo no hay datos para determinar si los artículos se revalorizan o se deprecian con el tiempo. Los distintos tipos de objetos de colección entran y salen de moda. Por ello, intenta no dejarte llevar por las modas, que rara vez son sostenibles durante largos periodos de tiempo.

Por qué las falsificaciones encuentran en la moda una ciudad sin ley: de la propia naturaleza del 'fast fashion' a la esperanza de que el Gobierno les ponga coto

Además, basta con que veas un episodio de un programa de antigüedades o subastas para darte cuenta de lo útil que es consultar a un experto cuando se trata de objetos de colección. Por muy preciada que sea tu posesión, no hay garantía de que su valor sentimental se traduzca en valor monetario. 

Asegúrate de saber lo que tienes y trata de conseguir documentación que lo demuestre. Ambas cosas resultarán muy valiosas cuando llegue el momento de encontrar un comprador.

3. Bienes inmuebles 

Una pareja reforma su casa.

Qué es: Probablemente la más conocida de las inversiones alternativas, la propiedad inmobiliaria es exactamente lo que parece: un terreno o una propiedad en manos de alguien para obtener un beneficio económico. Eso puede significar cualquier cosa, desde un edificio de apartamentos hasta un centro comercial, o desde tierras de cultivo hasta un terreno urbano. 

La propiedad puede estar destinada únicamente a aumentar el capital, como una casa o una unidad de alquiler. Pero no tiene por qué serlo. Si es dueño de su residencia, o incluso alquila y subalquila partes de ella, ya es un inversor inmobiliario.

Cómo funciona: Las inversiones inmobiliarias pueden producir beneficios principalmente de 3 formas: a través de los ingresos por alquiler, el aumento del valor de la propiedad o, lo que es más inusual, las regalías por cualquier descubrimiento realizado en su terreno, como minerales o petróleo. 

Si no entiendes esta frase, no deberías comprar casa para alquilar

Lo que tienes que saber: El cobro de alquileres suele ser la más fiable y accesible de las 3. Los beneficios de la venta de la propiedad también son habituales, aunque para aprovechar la revalorización hay que estar atento al mercado inmobiliario

El valor de la propiedad puede aumentar debido al desarrollo de los alrededores, a sus propias mejoras o al aumento de la conveniencia de la ubicación. Pero también pueden caer si las tendencias van en otra dirección, dejando tu propiedad a la deriva en el mercado, o forzándote a asumir una pérdida. 

A menudo, todo se reduce a estar en el lugar adecuado en el momento adecuado, o viceversa, como nos enseñó la crisis inmobiliaria de 2008. Ten cuidado de no excederte. Si quieres diversificar tu cartera sin tener que hipotecarte o convertirte en propietario, existen alternativas a la propiedad directa.

4. El capital privado

Traducción unicornio BI

Qué es: El capital privado se refiere al capital que se introduce en empresas o sociedades privadas, ya sea como una inversión en su éxito futuro o como una táctica de reorganización, con el objetivo de realizar cambios y luego revender la empresa (o la propia participación) con un beneficio.

Cómo funciona: A lo largo de la vida de una empresa, hay múltiples momentos en los que ésta podría beneficiarse de una inyección de efectivo, y el objetivo de las empresas de capital riesgo es estar presentes en esas oportunidades. 

Se pueden comprar partes de la empresa en sus primeras etapas de alto riesgo (inversión ángel), para ayudar a la expansión o reestructuración (capital riesgo), o en una compra en una etapa más madura. 

Estos son los inversores españoles en startups que destacan en el exterior: quiénes son, cómo llegaron hasta allí y por qué compañías apuestan

Una vez adquirida la propiedad, la empresa utilizará su experiencia para reestructurar o reconvertir la empresa o una de sus ramas, y luego tratará de recuperar su inversión, ya sea revendiendo su participación o sacando la empresa a bolsa. 

Lo que tienes que saber: Estas oportunidades no suelen estar al alcance del inversor medio porque requieren una gran cantidad de capital. 

Eso pone el mecanismo fuera del alcance de la mayoría de la gente, aunque ahora hay opciones para los que ganan más, como los fondos de fondos —fondos agrupados que invierten en fondos de cobertura o de inversión— y los ETF que hacen un seguimiento de las empresas que cotizan en bolsa. Ambos tienen importes mínimos de inversión mucho más bajos. 

El mundo del crowdfunding también ha bajado los mínimos de inversión en las operaciones privadas.

5. Derivados

Hombre y mujer en la oficina durante una reunión.

Qué son: Los derivados son contratos entre 2 o más partes que se basan en la especulación sobre el valor cambiante de un activo subyacente. Pueden utilizarse para la gestión del riesgo, la especulación pura o el apalancamiento.

Cómo funcionan: Básicamente es una forma de fijar un precio y posicionar a cada parte en uno de sus lados. Si tu lado del precio gana, obtienes un beneficio. 

Por ejemplo, si estamos en abril y eres un agricultor que espera vender su cosecha de trigo en octubre, podrías comprar lo que se conoce como un contrato de futuros para vender trigo a 5 dólares. Si el precio del trigo sube a 7 en octubre, sería prudente dejar que el contrato venciera y vender al nuevo precio. Pero si baja a 4, puedes utilizar tu contrato o venderlo para obtener un buen beneficio.

CFD, opciones y futuros: cuidado al invertir en derivados financieros si eres un inversor novato

Lo que tienes que saber: La descripción anterior es la forma en que se diseñaron inicialmente los derivados. Pero ya rara vez funcionan así, comprando y vendiendo activos reales. En su lugar, funcionan de forma más especulativa. En lugar de que un agricultor aísle su cosecha de grano y apuntale sus ingresos, se han hecho mucho más populares entre los operadores que cubren sus carteras.

Este distanciamiento hace que los derivados sean sensibles al movimiento del mercado, lo que a menudo provoca un movimiento no relacionado con el precio real del activo. Esto puede inflar el precio de un derivado cuando se intenta comprar, y hundirlo cuando se intenta vender, haciéndolo sorprendentemente ilíquido.

En resumen

Aunque las inversiones alternativas ofrecen ventajas convincentes —diversificación de la cartera, contrapeso a los activos financieros tradicionales—, no están exentas de inconvenientes. Incluso cuando las compras están al alcance de la mano, la falta de liquidez y transparencia es un riesgo importante.

Adquirir una de estas inversiones supone adentrarse en un territorio opaco por la falta de regulación y de precios abiertos. Es posible que el inversor sofisticado gane mucho dinero en este entorno. Pero se requieren sentidos agudos, un estómago fuerte y una paciencia infinita para todas las tediosas complejidades que conllevan las inversiones alternativas.

Sin esas habilidades bien afinadas —y una buena dosis de suerte— las inversiones alternativas podrían ser demasiado arriesgadas para el inversor novato. Como alternativa (a las alternativas), valora la posibilidad de mojarte con productos que cotizan en bolsa, como acciones individuales o fondos que invierten en clases de activos alternativos.

Esto te permite mantener un pie en tierra firme con las inversiones tradicionales, y posiblemente sin comprometer tanto dinero. Si todo va bien, habrá tiempo de sobra para pasar más directamente a las inversiones alternativas más adelante.

Otros artículos interesantes:

La fórmula para saltarte la 'regla de los 2 meses' sin recomprar tus acciones y compensar pérdidas y ganancias en bolsa

Volver al barro cuando otros todavía están empezando: 5 emprendedores de éxito explican qué les llevó a empezar a invertir en otros proyectos antes de cumplir los 35 años

5 errores que los inversores novatos suelen cometer y cómo solucionarlos

Te recomendamos