Pasar al contenido principal

5 lecciones que hemos aprendido del Mobile World Congress

Lecciones MWC
GSMA

Pocas sorpresas en los teléfonos móviles de última generación, muchos coches conectados y novedades sobre todo en la industria 4.0 y internet de las cosas. Este podría ser un balance escueto de lo que ha ocurrido en el Mobile World Congress de este año.

Una edición donde los temas políticos han rodeado en todo momento la feria y en la que las grandes telecos han acabado cerrando filas alrededor de Barcelona para que siga siendo la sede del mayor congreso de móviles.

Eso sí, de momento el Mobile World Congress no se mueve de Barcelona: la organización de la cita (GSMA) ha confirmado que la ciudad volverá a ser sede en 2019.

Los números reflejan la magnitud de un evento que reúne a los principales actores del sector tecnológico. El Mobile World Congress 2018 ha recibido a 107.000 asistentes en su decimotercera edición en Barcelona, cifras similares a las obtenidas en la edición pasada, con visitantes de 205 países y 2.400 empresas.

Además, el congreso para emprendedores 4YFN ha atraído a cerca de 20.000 personas en su quinta edición. 

Más allá de los números hacemos un repaso por las cinco lecciones que hemos aprendido en el MWC 2018, con información de Marta Garijo y Víctor Pérez

Móviles cada vez más potentes pero menos revolucionarios

Moviles MWC
EFE

El Mobile World Congress 2018 viene a confirmar las sospechas de que el mercado de la telefonía móvil ha entrado en una fase de maduración en la que para los fabricantes cada vez resulta más complicado diferenciarse, sobre todo a nivel de dispositivo.

Ninguna de las grandes marcas ha conseguido llegar a tiempo para lanzar un teléfono móvil con el lector de huellas integrado bajo la pantalla, una innovación esperada desde hace mucho tiempo que hasta ahora solo hemos podido ver en un prototipo de Vivo.

El Samsung Galaxy S9 acaparó la mayor parte de los focos durante la feria con una evolución de la generación anterior que ha traído novedades especialmente significativa a nivel de cámara de fotos, al integrar un sensor con apertura mecánica variable que en teoría debería servir para conseguir mejores resultados en situaciones de escasa luz.

La gran novedad del Sony Xperia XZ2 es evidente a primera vista: la empresa nipona ha decidido cambiar el diseño de su smartphone tope de gama después de muchos años de inmovilismo. Ese nuevo diseño sin marcos podría ayudar a plantar cara de una vez por todas a Samsung y Apple, pero no es su único punto fuerte: sus cámaras de fotos incorporan prestaciones en exclusiva y además presume de un innovador sistema de vibración.

Leer más: Los smartphones desaparecerán antes de lo que piensas y el mundo ya no será el mismo

LG no ha presentado el nuevo G7 (aunque algunos afortunados parece que sí lo pudieron ver en privado durante la feria) sino que fue al Mobile World Congress con una evolución del LG V30 denominada LG V30S que incorpora soluciones de inteligencia artificial bajo la plataforma ThinQ que se traducen en mejoras (por ahora) para la cámara de fotos y el asistente inteligente por voz.

Otra de las conclusiones del Mobile World Congress es que los móviles sin marcos alrededor de la pantalla han llegado para quedarse. Pero curiosamente son cada vez más los fabricantes que apuestan por un diseño con "ceja" como la que tiene el iPhone X, a pesar de que en la mayoría de los casos la decisión sea puramente una cuestión de marketing.

En el caso de Apple la inclusión de la ceja viene en cierta medida obligada por la integración del sistema Face ID, pero el resto de fabricantes no han tratado de replicar ese sistema de reconocimiento facial avanzado.

La eliminación del puerto de auriculares también parece haberse consolidado entre los modelos más exclusivos de los fabricantes, una medida abanderada por Apple desde hace tiempo a la que se han sumado también Sony y Nokia en este MWC. Eso sí, la conexión para los auriculares tradicionales se mantiene en los dispositivos estrella de los dos grandes fabricantes surcoreanos, el Samsung Galaxy S9 y el LG V30S ThinQ.

La inteligencia artificial va a inundar los hogares y los móviles

Inteligencia Artificial MWC
EFE

“Aura, ponme el fútbol”. Y el asistente de Telefónica basado en la inteligencia artificial (IA) te cambia de canal. Una de las grandes apuestas de la operadora en este MWC fue cumplir con la promesa hecha el año pasado de lanzar su proyecto Aura. La compañía ha lanzado este servicio en seis países diferentes en los que llegará al usuario por diferentes canales.

"Hace un año dijimos que queríamos que la inteligencia artificial fuera la base de la relación con nuestros clientes y ahora cumplimos con nuestra promesa”, dijo el presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, en la presentación de este año. Aura es el primer paso en la uso de la inteligencia artificial en un momento donde la digitalización es un pilar en la estrategia de Telefónica. 

La inteligencia artificial también ha centrado el discurso de algunas compañías dedicadas a la fabricación de smartphones y otros dispositivos móviles. La IA es por ejemplo la principal novedad del LG V30S ThinQ, que utiliza esta tecnología para adaptar las características de la cámara de fotos a lo que queramos fotografiar en cada momento o permite, por ejemplo, buscar en Amazon y Pinterest lo que tengamos delante en cuestión de segundos.

Uno de los grandes ausentes del MWC, el Huawei P20 que se presentará a finales de marzo, también llevará por bandera la tecnología de inteligencia artificial como ya lo ha hecho el último producto de la división de smartphones de la compañía. El Huawei Mate 10 está equipado con una unidad de procesamiento neural (NPU) capaz de aprender de los hábitos del usuario para adaptar y optimizar su rendimiento o batería, además de ofrecer respuestas inteligentes en tiempo real.

El 5G ya está aquí (o casi) 

5G MWC
EFE

Cuando todavía casi estamos asimilando que hemos pasado del 3G al 4G, las conversaciones en el Mobile World Congress ya giran alrededor del 5G. Mientras que en ediciones anteriores se veía como algo a largo plazo, las subastas del espectro han hecho que los operadores ya hablen de estas redes en presente. Las primeras licencias que se sacarán a subasta son las de la banda de 3,5 GHz que se licitará próximamente dentro de las acciones del Plan Nacional 5G.

Telefónica aprovechó el MWC para decir que va a ir a por todas en el 5G. “Lideraremos el despliegue del 5G en España, sin duda, como ya lo hacemos con la fibra”, dijo Enrique Blanco, director global de Tecnología de Telefónica. Se espera así una lucha entre las grandes telecos para lograr el mayor espectro posible.

Leer más: La llegada del 5G va a rebajar tu factura telefónica y transformar por completo tu vida

El Ministerio de Energía ha puesto un límite de 120 MHz como el máximo de frecuencias que podrá disponer un mismo operador o grupo empresarial en esta banda. Algo que no convence a todas las operadoras. El consejero delegado de Vodafone España, Antonio Coimbra, en un encuentro con la prensa comentó que este límite está dando “prioridad a maximizar los precios en la subasta”.

Por su parte, el consejero delegado delegado de MásMóvil, Meinrad Spiegel, explicó que ultima la compra de las frecuencias de 3,5 Ghz para 5G sobre las que tiene derecho de uso hasta 2030. El directivo apuntó en la presentación de resultados de la firma que las adquirirá antes incluso antes de la primera subasta prevista.

Otra historia es cuando llegarán los primeros móviles donde ya se pueda utilizar el 5G. Los más optimistas como Qualcomm apuntan a 2019 aunque la sensación general va más en la línea de 2020.

La industria 4.0: fábricas cada vez más conectadas

Insurtech
Getty Images

El internet de las cosas no solo conectará tu nevera o tu coche, también servirá para automatizar las fábricas o mejorar la trazabilidad de los productos . Las innovaciones en la llamada industria 4.0. han llegado este año a la feria de la mano de empresas de telecomunicaciones y tecnológicas.

Telefónica presentó un acuerdo con Seat (en el que también participa Ficosa) donde se utiliza la tecnología blockchain para aportar trazabilidad, transparencia, y veracidad de la información en la cadena de suministro desde la provisión de piezas de los proveedores (por ejemplo, los espejos retrovisores fabricados por Ficosa en Soria) hasta la compra del vehículo SEAT por parte del cliente final en diversos países.

En el caso de Vodafone, la empresa mostró en su stand un casco conectado mediante NB-Iot para prevenir riesgos laborales. Este dispositivo sirve para localizar al trabajador, saber si ha sufrido un golpe e incluso saber su exposición a los rayos ultravioletas.

Además, Acciona, Mobile World Capital y Orange aprovecharon el congreso para presentar un acuerdo por el que la constructora utilizará las redes 5G en el sector industrial. La idea es que Acciona aplique estas redes a sus distintas áreas: construcción, energías renovables, agua y servicios. La duración inicial del acuerdo es de tres años en los que Acciona tendrá acceso a redes 5G que no estarán disponibles hasta la próxima década.

Los coches ganan peso en el MWC

Coche Seat MWC
GSMA

Otra de las lecciones del Mobile World Congress 2018 es que la industria de la automoción ha decidido dar un paso adelante en la carrera tecnológica. Ya no se trata de facilitar la vida a los amantes de los dispositivos electrónicos o de llenar el coche de pantallas sino de utilizar la tecnología de última generación para revolucionar tanto la experiencia al volante como, a medio y largo plazo, toda la industria.

Los stands de BMW, SEAT, Ford o Mercedes-Benz han sido de los más visitados de esta feria, sin mucho que envidiar a lo que se movía en la moqueta de las compañías tecnológicas más tradicionales. Todo un síntoma de que los coches han robado el protagonismo este año a los smartphones en el MWC.

Leer más: Todo el mundo comete el mismo error con los coches eléctricos

BMW montó un circuito de pruebas en Barcelona para mostrar su concepto de coche autónomo del futuro. Mercedes, por su parte, exhibía las últimas novedades de su tecnología de a bordo, que incluye elementos de inteligencia artificial o realidad aumentada con el objetivo de ofrecer una mejor experiencia al conductor o pasajero del coche.

Seat aprovechó el evento para presentar la integración de los servicios de Shazam y Amazon Alexa en el sistema de entretenimiento de sus vehículos, mientras que Ford aprovechó la cita para exhibir músculo a nivel de software.

Y el coche no ha sido protagonista únicamente de la mano de los fabricantes de automóviles sino también de las propias marcas tecnológicas: una de las experiencias estelares del Mobile World Congress ha sido la de viajar en un coche autónomo conducido por un móvil, un proyecto desarrollado conjuntamente entre Porsche y Huawei.

Te puede interesar