5 sencillos cambios en tu día a día con los que dejarás de procrastinar de una vez

Una chica trabaja desde casa mientras mira el móvil.

Getty

  • Luchar contra la procrastinación es una batalla ardua, peo no imposible de ganar.
  • En Inc. explican un sencillo método de 5 pasos con los que aumentar la calidad de tu trabajo, reducir el estrés y dejar atrás tu hábito de procrastinar, de una vez por todas.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Justin Bariso era un "maestro" de la procrastinación. Así se define a sí mismo en un artículo en Inc. donde además de su confesión da a conocer las técnicas con las que ha logrado vencer su tendencia a dejar todo para después.

"Estoy muy ocupado, me decía a mí mismo. Y como tengo tantas cosas que hacer, dejaré de lado estas cosas importantes para poder concentrarme en las urgentes (también importantes)", explica.

¿Te suena? La excusa perfecta para no afrontar lo que tienes que hacer, dejarlo para más tarde y esperar a que el efecto de la presión después impulse tu motivación.

Pero así no se consigue nada.  Bueno, sí pero casi todo cosas negativas.

Seguramente si tienes tendencia a procrastinar te habrás dado cuenta que eso solo conduce a estrés, pensamientos negativos y un montón de tareas pendientes mordiéndote los talones.

Pero acabar con ese hábito es posible.

Aquí los 5 sencillos cambios que llevó a cabo para dejar de procrastinar, acabar con su estrés y mejorar la calidad de su trabajo.

Reconoce la necesidad de cambiar

Una persona leyendo en el móvil

Como en todo problema, para solucionarlo debes primero asumir que está ahí.

Con la procrastinación, lo mismo. Deja de poner excusas y reconoce las razones por las que deberías dejar de hacerlo

"De lo contrario, no estarás convencido de que es necesario cambiar", enfatiza.

Para hacerte esta tarea un poco más fácil, aquí unos datos que quizá te interese tener en cuenta: procrastinar te llevará a un pozo de improductividad, falta de motivación, pero también de estrés y depresión.

Identifica y comprende tus sentimientos

Un señor trata de trabajar con su hija encima.

Procrastinar un día, es normal. Todo el mundo alguna vez se ha dejado vencer por la pereza.

Pero si es algo frecuente, puede que seas un procrastinador crónico. Y que tras esa tendencia a aplazar las obligaciones se escondan motivos ocultos más complejos que las ganas de ver un nuevo capítulo de tu serie en lugar de trabajar.

Según Bariso, el miedo o la ansiedad son algunas de las emociones y sentimientos que podrían contribuir a tu hábito de procrastinar.

Comienza a implicarte en las tareas con antelación

trabajar desde casa, teletrabajo

Muchos de los procrastinadores pueden sentir que al hacer algo con demasiada antelación, el saber que hay tiempo de sobra les lleva a ser menos efectivos. 

Por decirlo de otra manera, necesitan el empujón extra que da la presión.

Pero como remarca el autor, "el hecho de que empieces a trabajar en algo no significa que tengas que terminar".

Al comenzar seguramente termines entrando en un flujo que te permita avanzar más de lo que creías. Por otro lado,  aumentarás la calidad de tu trabajo, porque cada vez que revisas lo que haces, mejora.

Por lo que empieza a trabajar con antelación. 

Apunta tus tareas en el calendario

Día 4: Prepara una agenda para planificar lo que harás en los próximos meses.

Las listas de tareas pendientes son una de las herramientas de gestión más populares. Y pude que recurras a ellas cuando decides postergar una obligación.

Sin embargo, en la mayoría de casos enfrentarte después a una ristra de cosas por hacer puede generar estrés y desmotivación.

Por lo que Bariso aconseja en su lugar programar en tu calendario las tareas importantes que debes realizar.

Asegúrate de programar con el tiempo suficiente para realizar las tareas, o al menos lograr un progreso significativo", recomienda.

"Si eres razonable acerca de tus expectativas y te das tiempo para respirar, harás más y mejor trabajo a largo plazo".

Utiliza la regla de los 5 minutos

Apps y herramientas de productividad

Servirte de la regla de los 5 minutos te ayudará a convencerte de empezar eso que debes dejar de postergar.

Según el autor consiste simplemente en obligarte a enfrentar esa tarea durante 5 minutos. La idea es que después de ese tiempo puedes continuar o parar, como quieras.

"Este simple truco mental generalmente es solo para eliminar la barrera de comenzar por lo que a menudo terminarás implicado mucho más tiempo", asegura.

Pero incluso si no es así, y decides terminar a los 5 minutos, ya habrás hecho un gran logro: empezar.

Otros artículos interesantes:

Los efectos de procrastrinar demasiado van más allá de provocarte infelicidad, afecta también a tu cerebro

6 cosas buenas que te ocurrirán si decides dejar de lado Facebook en este 2021

La estrategia para que tu cerebro pare de procrastinar en 5 segundos

Te recomendamos