Pasar al contenido principal

Los 5 peores platos que puedes comer en un buffet, según varios expertos en seguridad alimentaria

Buffets can be ground zero for a food poisoning outbreak.
Los buffets pueden ser zona de impacto de un brote de intoxicación alimentaria. VictorHuang/Getty Images
  • Los buffets son un caldo de cultivo para gérmenes y bacterias, especialmente cuando la manipulación de alimentos no es higiénica.
  • Los alimentos que han estado aguantando demasiado tiempo, no se mantienen a la temperatura adecuada o pueden haber sido tratados de manera equivocada por otros clientes, pudiendo resultar peligrosos para tu salud.
  • Los expertos en seguridad alimentaria recomiendan darse una vuelta por las instalaciones y elegir los platos de manera inteligente para minimizar las posibilidades de enfermar.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El atractivo de los buffets está claro: ¿por qué elegir un plato del menú cuando puedes tenerlos todos? Pero a medida que aumenta la cantidad a menudo la calidad disminuye. Y, en el caso de los buffets, existe un riesgo potencial para la salud.

Debido a su gran cantidad de alimentos y su servicio de preparación, los buffets pueden ser focos de gérmenes y bacterias que pueden causar enfermedades transmitidas por los alimentos, que afectan a 1 de cada 6 estadounidenses cada año, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades del país.

Eso no significa que nunca puedas volver a comer en un buffet, pero debes tener cuidado. Esto es lo que los expertos en seguridad alimentaria dicen que debes evitar para reducir el riesgo de enfermar después de tu próxima visita al buffet.

Evita todos los platos en buffets que estén desatendidos

Avoid all items at buffets with disengaged management.
La ausencia de personal puede ser tomada como una señal de alerta. Reuters/Luke MacGregor

Lo primero que puedes hacer antes de comenzar a apilar alimentos en tu plato es asegurarte de que la barra de comidas está a la altura. Esto significa dar una vuelta por el restaurante antes de empezar para ver si las estaciones de servicio están limpias, cada uno de los platos tiene sus propios utensilios para servir y el establecimiento en general está limpio.

El personal del restaurante también debería estar presente y ser atento, ha dicho a INSIDER Martin Bucknavage, un educador de seguridad alimentaria en Penn State. El personal debe estar "retirando los alimentos antes de que parezcan poco frescos, asegurándose de que los clientes siguen las reglas, limpiando derrames y retirando los restos de comidas y revisando las temperaturas", ha aconsejado.

Lo que no debería hacerse es tomar alimentos antiguos y echarlos sobre un nuevo lote de comida. Prácticas como esa pueden contaminar los nuevos alimentos y hacer enfermar a los clientes.

Di no a las lechugas pochas y otras comidas de aspecto lamentable de los buffets

Say no to wilted lettuce and other sorry-looking foods at buffets.
Si algo parece en mal estado seguramente lo estará. Shutterstock

Se dice que comemos por los ojos, en un primer momento, y ciertamente deberías hacerlo si comes en un buffet.

En concreto, estate atento a alimentos que hayan perdido integridad, como lechugas que se hayan estropeado, alimentos que se hayan secado, o platos que hayan "exprimido sus líquidos en el recipiente en el que están almacenados", aconseja Bucknavage. Estos suelen ser signos de que los alimentos han estado fuera demasiado tiempo y posiblemente se han convertido en un caldo de cultivo para las bacterias.

Mantente alejado de los platos que no se mantienen a la temperatura adecuada

Steer clear of food that's not kept at the proper temperature.

Uno de los trabajos más importantes del personal del buffet es asegurarse de que la comida caliente se mantenga caliente y la fría se mantenga fría.

"Mantente fuera de la zona de peligro" o en cualquier lugar entre 4 y 60 grados Celsius, ha dicho a INSIDER, Randy Worobo, profesor de ciencias de la alimentación en Cornell. A esas temperaturas, y especialmente cerca de la temperatura corporal (37 grados Celsius), los patógenos transmitidos por los alimentos crecen rápidamente.

Si se supone que algo se come frío y se almacena en hielo, asegúrate de que la comida está realmente en hielo y no en un charco de agua. En el caso de un cóctel de gambas, que se cocina pero se sirve frío, la comida debe enfriarse antes de colocarla en el hielo en lugar de enfriarla con el hielo.

Además, la comida caliente debe servirse caliente  — no tibia. "Si la mesa caliente no se calienta adecuadamente con vapor o con un baño de agua caliente, entonces la comida se enfría hasta la zona de peligro", ha dicho Worobo.

Desconfía de cualquier comida cruda en los buffets

Be wary of anything raw at buffets.
iStock

Un montón de mariscos crudos en tu plato puede parecer una forma efectiva de sacarle valor a tu dinero en un buffet. Pero los alimentos crudos pierden el crucial "paso de la muerte", en el que las bacterias son eliminadas al ser cocinados, ha dicho a INSIDER Shelley Feist, directora ejecutiva de la Alianza para la Educación sobre Seguridad Alimentaria de Estados Unidos.

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) dicta que el pescado que se va a servir crudo debe congelarse para matar a los posibles parásitos de su interior. Pero incluso tras ser congelado, eso no impide que las bacterias externas que de otro modo hubieran muerto durante el proceso de cocción se infiltren en los mariscos.

En España, los establecimientos que sirven co­mida a los consumidores finales deben garanti­zar que los productos de la pesca para consu­mir crudos o tras una preparación in­suficiente para destruir los parásitos han sido previamente congelados en las condiciones establecidas por la legislación, como informa Aecosan.

Además la legislación nacional obliga a informar a los clientes que este tipo de produc­tos han sido sometidos a congelación. Si un local no dispone de esa informa­ción, el consumidor está en su derecho de solicitarla.

No solo debes preocuparte por los mariscos crudos. Incluso los productos frescos como las verduras en la barra de ensaladas o las frutas en rodajas pueden ser peligrosas de ingerir porque también se saltan ese importante "paso de matar bacterias".

Si estás listo para servirte una ensalada u otros alimentos crudos, asegúrate de que se almacenan a la temperatura adecuada. Las personas que tienen sistemas inmunológicos débiles deben evitar los alimentos crudos y atenerse a los alimentos calientes y cocidos, ha aconsejado Feist.

No comas comida del buffet que ha sido tratada de manera inadecuada por otros clientes

Don't eat buffet food that's been mishandled by other patrons.
Shutterstock

El personal del buffet puede hacer todo lo posible para garantizar que la comida que distribuyen es segura y se gestiona adecuadamente, pero no pueden controlar a cada comensal al que sirven. Un cliente puede usar un cucharón para sacar una porción de alimentos y luego usar el mismo cucharón para ponerse una porción de un plato diferente, contaminando así un lote completo de alimentos para otros comensales.

Presta atención a los comensales que usan sus manos para manipular alimentos, usan sus propios utensilios para servirse ellos mismos, reutilizan sus platos sucios para ponerse más comida y devuelven alimentos.

Si observas prácticas insalubres, lo mejor para otros es alertar al personal. Si puedes hacerlo con tacto, Worobo recomienda señalar el error también al agresor. "Me gustaría ver a los clientes educar a otros clientes", ha dicho.

Y además